Ventiladores de techo: prepárate para el verano

7 julio, 2018
¿Aire acondicionado o ventilador de techo? Te contamos todo sobre éstos últimos como la alternativa más eficiente, ecológica y sana de ventilación.

Aunque parezca mentira el verano está a la vuelta de la esquina y es el momento de plantearnos si queremos el típico aire acondicionado o si nos decantamos por los ventiladores de techo.

Éstos últimos o son amados u odiados, pero a nadie dejan indiferente. Para muchos aportan estilo y mucha personalidad a una estancia. Para otros es un vestigio del pasado que no debería volver.

Sin embargo, y pese a los detractores de este elemento, los ventiladores de techo tienen mucho que ofrecer. Es verdad que estuvo de moda hace muchos años, pero en la actualidad han vuelto renovados y con múltiples diseños.

En el artículo de hoy hablaremos sobre los ventiladores de techo, cuáles son sus ventajas e inconvenientes y los diferentes tipos que puedes encontrar en la actualidad.

Ventilador de techo vs aire acondicionado.

Son muchas las formas de mitigar el calor en verano. Por ejemplo, abriendo las ventanas muy temprano para dejar que entre la brisa y cerrarlas después. También bajando las persianas o estores o colocando un aire acondicionado.

Son muchas las personas que no pueden disponer de un aire acondicionado en sus casas ya que son costosos, requieren de una pequeña obra y, en ocasiones, su instalación se convierte en una odisea.

Ventilador de techo para dormitorio.

Por ello, una muy buena alternativa son los ventiladores de de techo. 

Veamos las ventajas que tienen.

Ventajas de los ventiladores de techo:

Una de las primeras ventajas que encontramos en estos elementos es que son más saludables. 

Los aires acondicionados están relacionados con numerosos problemas de salud.  Por ejemplo, problemas de piel, resfriados, irritación en los ojos o lumbalgias.

En segundo lugar, el factor económico es clave. Los ventiladores de techo son más baratos que las máquinas de aire acondicionado.

Además, gastan un 90% menos de energía que el aire acondicionado con lo cual estamos ante un sistema de ventilación ecológico.

Por otro lado, los ventiladores de techo no requieren obra. Basta tener un punto de luz lo suficientemente potente y listo.

Otra de las ventajas de este elemento es su estética. En el mercado actual podemos encontrar cualquier diseño, tamaño, color y material que podamos imaginarnos.

Encontramos desde los más clásicos hasta los más sofisticados y futuristas. Lamentablemente la estética de los aire acondicionado no es tan decorativa.

La última ventaja de los ventiladores de techo está relacionada con los insectos. Sí, los ventiladores de techo son perfectos para ahuyentar a los incómodos mosquitos de verano. 

El sonido que produce el girar de sus aspas es insoportable para los insectos, así te aseguras que tu estancia esté libre de ellos.

Desventajas de los ventiladores de techo:

Uno de los principales inconvenientes que presenta este elemento es que sólo mueve el aire, no lo enfría como sucede con el aire acondicionado.

Por otro lado, si no se encuentra instalado a la altura del suelo adecuada puede suponer un peligro para los niños. 

Tipos:

Siguiendo diferentes criterios, podemos encontrar los siguientes tipos de ventiladores de techo:

El número de aspas:

El mínimo de aspas que tiene un ventilador de techo son 2. A partir de ahí pueden llegar hasta las 10, llamados multiaspa.

Sin embargo, lo más efectivo son 3 aspas porque tiene mayor eficiencia aerodinámica que uno de 5.  Lo más común es encontrar ventiladores de techo con 4 y 5 aspas.

El material:

Los más clásicos son de madera, aunque también hay metálicos para estilos más industriales o de mimbre. Los más singulares son los metacrilato que son perfectos para ambientes más modernos y minimalistas.

La forma de sus palas:

Siguiendo este criterio podemos encontrar básicamente tres tipos de ventiladores de techo.

  • Forma clásica: las aspas son alargadas y rectangulares.
  • Palas: esta forma es bastante exótica y recuerda a los abanicos utilizados en las selvas tropicales.
  • Ergonómicos: son formas menos definidas y más orgánicas. También son los ventiladores con diseños mas futuristas y modernos. Esta forma es perfecta para decoraciones nórdicas.

Consejos para elegir el ventilador de techo adecuado

Ventilador de techo para el salón.

Si te decantas por este sistema de ventilación, tendrás que tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • El tamaño del ventilador de techo depende del tamaño de la habitación. No sólo es cuestión de proporcionalidad y de que visualmente el espacio esté equilibrado. Si no que para habitaciones pequeñas no necesitarás mucha ventilación como si la habitación fuera grande. Por ello, para habitaciones de entre 25 y 30 m² lo aconsejable es utilizar ventiladores de 132 cm o más. Por otra parte, para habitaciones de más de 30 m² puedes utilizar más de un ventilador de techo. 
  • La altura a la que se pone el ventilador también es importante. Un ventilador demasiado bajo puede suponer un peligro. Por ello, si tienes techos bajos este tipo de ventilador no es la mejor opción. La altura recomendada de techo es de 2,4 metros, aunque si éste es más alto puedes colocar un alargador y que el ventilador cuelgue.
  • El ventilador de techo debe estar en el centro de la habitación para que reparta el aire uniformemente. Por otro lado, es importante que no se encuentre obstáculos en los laterales.
  • Si te preocupa el ruido, elige aspas de madera o metacrilato. 

Conclusión:

Como hemos visto los ventiladores de techo son una alternativa barata, saludable y ecológica para refrescarnos en verano.

Además, también es un elemento decorativo y no sólo un sistema de ventilación como ocurre con el aire acondicionado. Por lo tanto su diseño, color o forma deberá encajar con la decoración que ya tenemos en la estancia.

Te puede gustar