Dimensiones en la cocina para disfrutar mejor del espacio

7 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Te has preguntado alguna vez cuáles son las dimensiones ideales de una cocina para que podamos trabajar en ella con comodidad? Continúa leyendo y te darás cuenta de que algunas medidas sí son importantes.

Para que esta estancia resulte cómoda, tenemos que tener en cuenta las dimensiones en la cocina. Conviene respetar varias distancias y alturas estandarizadas, lo que facilitará notablemente las tareas y contribuirá a evitar que sus usuarios sufran accidentes, golpes y dolores de espalda innecesarios.

La altura de las encimeras es una de las medidas cruciales de esta estancia, ya que la actividad que más tiempo toma en la cocina es la preparación de los alimentos.

Dimensiones en la cocina para una mejor ergonomía

En una estancia tan funcional y abarrotada de utensilios como la cocina, no tienen cabida solamente los elementos decorativos, cualquier rincón debe ser aprovechado. Las zonas de trabajo tienen que calcularse al milímetro y cumplir los requisitos básicos de la ergonomía.

Los módulos principales

Materiales para encimeras de cocina.

Las superficies de trabajo se hallan normalmente a 90 cm del suelo, pero la altura mínima es de 85 cm, y, en algunos casos, alcanza los 95 cm. La profundidad estándar de las encimeras es de 60 cm, y su longitud depende del espacio disponible y de las preferencias.

La distancia entre los frentes de una cocina debe ser al menos de 90 cm si es muy estrecha, pero lo recomendable para poder moverse con mayor comodidad es de 120 cm.

El ancho de los armarios, tanto superiores como inferiores, oscila entre los 30 cm de los más estrechos y los 120 cm en el caso de los más espaciosos.

La distancia recomendada entre la encimera y los módulos superiores es de unos 55-60 cm, para evitar que el mueble moleste y, a su vez, no quede demasiado alto.

Las zonas de agua y las de cocción

Encimera de gas segura.

Para evitar el riesgo de golpearse la cabeza entre la campana y la placa de cocción, tiene que haber una distancia de 65-70 cm. Cuanto más sobresalga el extractor, más alto conviene que esté situado.

Por su parte, las dimensiones de los fregaderos son muy variables. Con dos senos y un escurridor alcanzan los 130 cm de ancho y los 200 cm si se incorporan más complementos.

Las medidas ideales de un fregadero para poder lavar grandes calderos con comodidad son 50 cm de diagonal y 22 cm de fondo. Si la pila se halla junto a una ventana de hoja corredera, basta que entre ambas haya 20 cm.

Dimensiones en la cocina: barra de bar

Barra de bar para una casa.

Las prácticas barras para desayunos y comidas rápidas suelen ocupar solo unos 40 cm de anchura y encontrarse a unos 110-115 cm de altura. El asiento de los taburetes se halla a unos 85-90 cm del suelo.

Para calcular la capacidad de las barras, basta con tener en cuenta unos 60 cm de anchura por persona. Por tanto, si tiene 120 cm de longitud, cabrán dos personas; si alcanzan los 180 cm, tres; y así sucesivamente.

Mesas exentas para comer con comodidad

Iluminación de una cocina rústica.

Para disfrutar de las comidas con holgura, cada persona necesita una superficie de mesa de 60 cm de anchura y 40 cm de profundidad. Estas medidas contemplan tanto el espacio para un cubierto completo como la distancia entre los comensales.

Por esta razón, en una mesa exenta, ya sea cuadrada, rectangular o redonda, la profundidad mínima para que dos personas puedan comer frente a frente cómodamente es de 80 cm. Las mesas redondas con un diámetro de entre 90 y 120 cm están pensadas para cuatro comensales.

Por otro lado, no hay que olvidar que es necesario un espacio alrededor de la mesa para que puedan abrirse sin problemas las puertas y los cajones del mobiliario cercano.

Mesas auxiliares para mejorar las dimensiones en la cocina

Mobiliario de cocina en escaparate.

Generalmente, una mesa del tipo extraíble o abatible dentro de la cocina suele tener entre 70-75 cm de altura, igual que una exenta. El tablero que se extiende o se abate es de longitud variable dependiendo de las medidas de la estancia.

Para que haya suficiente espacio para comer o trabajar en una mesa auxiliar, debería tener como mínimo 100×50 cm, ya que este tipo de mesas tiene una mera función secundaria. La altura de una silla para esta mesa es de 45 cm desde el suelo al asiento, y deberá tener un respaldo de 30 cm.

Incluir un banco corrido

Banco y mesa para cocina.
Banco / pinterest.es

Son muy indicados para cocinas distribuidas en forma de L y familias con hijos pequeños, los bancos corridos se ubican en el ángulo que forman las paredes libres de la estancia, ya que de esta forma permite sacar mucho rendimiento a la cocina.

Un banco que ocupa un espacio de 220×220 cm puede dar cabida a bastantes personas más que si se rodease la mesa con sillas convencionales. Con el banco corrido, en una mesa para cuatro personas pueden llegar a sentarse hasta ocho comensales. La altura del banco es la misma que la de una silla cualquiera.

¡Así que ya sabes! Planifica tu cocina dándole importancia a las medidas para que puedas sacarle el mayor rendimiento a esta estancia.