Lo que debes saber sobre las islas de cocina

Las islas de cocina se convierten en un elemento decorativo más, con un montón de funciones

El sueño de todo amante de la decoración de interiores es tener una gran cocina con una isla estilo americano. No paramos de ver este tipo de cocinas en blogs y revistas de decoración y, por supuesto, deseamos tener una en nuestra propia cocina.

Además de ser un elemento decorativo más, es una práctico mueble central sobre el que recaen muchas funciones. Entre ellas, preparar alimentos, ampliar tu espacio de trabajo e incluso supone un espacio para comer. Además, nos posibilita cocinar de cara a los comensales, generando un divertido ambiente de diálogo.

En el post de hoy te contamos todo sobre islas de cocina y te damos algunos consejos sobre cuál es la mejor elección en cuanto a tamaño, función y estilo.

El tamaño y espacio que ocupa

Antes de nada y para planificar bien el diseño de tu cocina, tendrás que tener en cuenta si tienes suficiente espacio para instalar una isla. Es esencial que dispongas de 1,10 metros mínimo para que no moleste y quedé muy apretado

Los tres elementos básicos que debería tener son: placa de cocción, grifo de agua y encimera para la preparación de alimentos. También es importante dejar un espacio lateral para poder dejar las herramientas de cocina que usamos mientras cocinamos.

Si dispones de una cocina con grandes dimensiones, lo ideal sería que instalaras una isla con un tamaño de al menos 2,5 metros. Esto te proporcionará comodidad a la hora de cocinar y gestionar el espacio.

Tener una isla de cocina.

Funciones de las islas de cocina

Lo primero que deberás pensar es el uso que le vas a dar a la isla de cocina: si vas a usarla como encimera para la preparación de alimentos, si la vas a utilizar como mesa para comer o si quieres que sea un elemento multifuncional. Has de tener esto en cuenta, ya que será importante para decidir una altura u otra. A continuación te contamos algunas de las funciones que puedes encontrar en este tipo de módulo.

Como separadora de ambientes

Si quieres instalar un isla de cocina para separar ambientes, tendrás que escoger muy bien su ubicación en el espacio. Esto es muy común en las viviendas diáfanas o en cocinas donde están integrados la cocina y el salón en un mismo espacio. Para este tipo de cocinas necesitarás tener un espacio de fácil acceso para poder moverte cómodamente.

Para comer

Si vas a dar a la isla esta función, deberás dar prioridad a la zona de asientos. Puedes incorporar taburetes y una la encimera que te permita situar tus piernas debajo cómodamente. La altura también deberá ser mayor. De esta forma, quedará como si fuese una barra de bar.

Para cocinar

Si quieres que la isla se convierta en tu sitio de trabajo para preparar alimentos, tendrás que instalar una placa de cocina y un fregadero. Es muy útil también disponer de una campana extractora. Eso sí, deberá ir colgada del techo.

Como sistema de almacenaje

Si eres de los que tiene mil cosas en la cocina y necesitas más la encimera, la isla también te puede resultar una muy buena opción para guardar cosas. Este módulo tiene cuatro lados que ofrecen una flexibilidad única, ya que se pueden aprovechar todos sus huecos.

Podrás diseñarla con los compartimentos que más te gusten: cajones, puertas, botelleros o baldas para situar cestas y tener todo más a mano.

Isla para la cocina.

Categorías: Cocina Etiquetas:
Te puede gustar