Maderas recicladas: su uso en decoración

Sofía Sangrador · 13 febrero, 2018

Maderas recicladas: su uso en decoración muestra claramente que actualmente el mundo del interiorismo está cambiando. 

Hace algunos años hubiera sido imposible pensar en el uso de maderas recicladas fuera de las casas de los okupas. En cambio, en lo últimos años encontramos distintos colectivos que realmente están ganando mucho dinero al diseñar muebles con este tipo de material.

Gracias a estas iniciativas se pueden lograr diseños llamativos e interesantes sin tener que talar más árboles.

Además, cada vez estos materiales son sometidos a procesos de reciclaje más sofisticados. Esto deriva en que el material finalmente tiene un aspecto óptimo, perfecto.

Por eso, aunque es posible, no es muy usual que encontremos después de esos procesos maderas podridas, con polvo o, simplemente, defectuosas. Tras esto, darán pie a obras realmente innovadoras y bonitas.

Si una obra es intensa, válida y tiene una idea potente hará que las imperfecciones queden en un segundo plano

-Alberto Campo Baeza-

No debemos olvidar que este tipo de nuevas sugerencias afectan también a otros materiales, como los tejidos.

Maderas recicladas: su uso en decoración de dormitorios

A continuación te dejamos algunas ideas sobre la utilidad de las maderas recicladas: su uso en decoración en habitaciones de todo tipo.

Recuerda que tampoco hace falta que el material sea excesivamente viejo o anticuado, simplemente vale con que sea reutilizado.

Cabeceros de cama

Puedes construirlos fácilmente usando palés, biombos, puertas o contraventanas.

Además, siempre es posible colocar sobre ellas algún tipo de aplicador con el que sujetar pequeñas lamparillas para leer por las noches. Si la cama es de matrimonio, puedes poner una en cada extremo.

También puedes decorar el cabecero con una guirnalda de lucecitas.

Si has escogido ventanas con varios vanos, es recomendable retirar el cristal, si es que hay. En los huecos que queden puedes colocar distintas telas estampadas.

Elegir dejar la madera con sus colores o repintarla es algo que solo depende de tus gustos. Puede quedar bien un toque desgastado o alternar colores, dando mayor dinamismo al conjunto. Esto se puede aplicar a cualquier mueble.

Escritorios

Una de las opciones consiste simplemente en colocar un palé sobre una estructura, por ejemplo dos caballetes.

Escritorio con caballetes y tablón de madera en blanco

También puedes usar  las típicas cajas de madera para guardar frutas. Colocas dos superpuestas en cada lado, dejando las bases de cara a la pared, pudiendo usar el espacio libre como pequeños estantes o cajones abiertos. Sobre ellas colocas, por ejemplo, un tablero de aglomerado reciclado.

Estanterías

Se puede lograr una estructura muy sencilla mediante la superposición de cajas de fruta, hasta lograr cierta altura. Si alternas la orientación y tamaño de dichas cajas, lograrás un resultado más dinámico, más movido.

Si quieres colocarla en una esquina, solo necesitas coger parcial o totalmente dos puertas, dos ventanas o un biombo formado por dos panales. Coloca las dos piezas de madera formando un ángulo de 90º. En esa zona libre entre ambas piezas, se añadirán estantes de forma triangular, abarcando así todo el espacio disponible.

Una última opción consiste en colgar dos pares de cuerdas desde el techo y sujetar a ellas tablones a modo de estantes. Podrás colocar libros, revistas, plantas, figuritas…

Estantería a modo de balda con cuerdas colgando, a modo de columpio.

Maderas recicladas: su uso en decoración de recibidores y salones

  • Mueble para recibidor: la opción más sencilla consiste en poner una puerta colocada contra la pared de tu recibidor y añadirle una barra en la parte superior y, debajo, una serie de ganchos. Es un sustituto perfecto de un perchero tradicional.

En cambio, para dejar las llaves y colocar algunos objetos para decorar, puedes coger un palé y colocarlo verticalmente contra la pared. Podrás colocar dichos objetos tanto en la parte superior como en los travesaños sobresalientes que, normalmente, encontraríamos dispuestos hacia abajo.

  • Estantería para tu salón: en realidad, la estantería tan original de la que vamos a hablar puede quedar bien en cualquier espacio de la casa. Coges una barquita o un bote y, eliminando una de la parte de los extremos, colocas la pieza de manera vertical. Si es necesario se añade alguna balda más y listo.
Estantería reutilizando una antigua barca.

  • Juego de mesa y sillas/sillones: conseguirás un rincón maravillosamente confortable. Puedes escoger estructuras sencillas conseguidas a base de palés, sobre ellos puedes colocar cojines o telas sobre los respaldos, para dar mayor colorido. Si colocas ruedas bajo la mesa será más fácil su transporte.

 

Quizás la próxima vez que hagas reformas en casa te plantearás no desechar puertas, ventanas… Acabas de ver una nueva posibilidad de las maderas recicladas: su uso en decoración. No olvides que la originalidad y la innovación no tiene ningún tipo de límites.