5 consejos para decorar tu habitación

Teresa Montes · 22 enero, 2018

Decorar tu habitación es una tarea difícil. Todos soñamos con que nuestra habitación se parezca a los idílicos cuartos que vemos en los catálogos de tiendas o en las series ambientadas en áticos en pleno centro de Manhattan. Esas camas con miles de capas de cojines, libros apilados en las mesillas y pequeños focos de luz distribuidos por todo el cuarto que dan un plus a la decoración.

Quizá tu cuarto no se encuentre en pleno corazón de una gran ciudad. Lo que seguro que tiene son muchos recuerdos acumulados en esas cuatro paredes. Porque dar ese toque de personalidad cuando comenzamos a vivir ahí no es tarea fácil. Sin embargo, eso es lo que le hace especial.

Y sí, es cierto, es difícil levantarse por las mañanas, y más aun cuando estás cómodo en tu cama. Con el nórdico encima y con los primeros rayos de sol matutinos. Pero es más complicado aún cuando sientes que tienes todo en orden y la decoración está en pleno equilibrio con tus gustos.

Si quieres que tu habitación se parezca a una de las que salen en los catálogos, quédate leyendo este post, ¡quizá la próxima que veamos sea la tuya!

Lo primero que tenemos que hacer es pensar que nuestra habitación es un lugar sagrado para nosotros. Es nuestro templo, nuestro espacio de relax y de evasión del mundo. Es por eso que tiene que ser un lugar muy tuyo para sacarle el máximo partido a cada rincón, pero sin llegar a recargarlo. Encontrar ese punto intermedio que nos haga sentir a gusto al 100%.

Consejo 1: decorar la pared de la habitación

Las paredes crean un ambiente concreto y marcan el espacio que o bien queremos resaltar u ocultar. Es por eso, que el color de la pared es muy importante para el ambiente que le quieras dar a la estancia.  

Los colores claros harán que tu habitación se vea más espaciosa y gane en profundidad. Además, se recomienda pintar las paredes con tonos neutros ya que inspiran tranquilidad y calma, y eso, al fin y al cabo es lo que buscamos en una habitación.

No obstante, puedes pintar una pared oscura y resaltar esa zona de la estancia. Dar pequeños toques de color hará que tu cuarto gane en personalidad.

Otra idea es poner en una de las paredes papel pintado con el estampado que más te gusta o, si te atreves, empapelar todo el cuarto.

Consejo 2: pequeños rincones de luz

Incluir pequeñas luces en determinados sitios de tu cuarto hace que, aparte de dar un toque cálido, agrande el espacio.

Hay muchos tipos de luces dependiendo la intensidad y del tamaño del foco que queremos poner. Por ejemplo, podemos poner una enredadera de luces en el cabecero de la cama y en estanterías, o simplemente en la pared sobre rebordeando fotos.

También puedes poner lámparas tanto de pie como para mesilla. Con ambas conseguirás más intensidad de luz en el espacio y se dará una sensación de profundidad.

Despierta tu estilo y atrévete con la iluminación decorativa.

Luces sobre cabecero de la cama

Luces de cabecero / eslamoda.com

Consejo 3: aprovecha los espacios

Para aprovechar bien tu habitación puedes poner varías estanterías y colocarlas en un sitio donde el espacio esté menos recargado. Por ejemplo, cerca del escritorio o al lado de la puerta de entrada al cuarto.

A parte de que es un recurso decorativo, ganarás espacio de almacenaje sin que el volumen del mueble dé sensación de agobio.

Colocar varias baldas o módulos encima de tu cómoda también hará que aproveches más aun tu espacio. Además de aprovechar huecos muertos, es un muy buen lugar para colocar tus libros preferidos.

Para darle más protagonismo, puedes colocar cajas del mismo material para almacenar cosas que no queremos que se vean. Ahora está en tendencia poner varias cajas iguales de madera o mimbre encima para dar ese toque rústico y acogedor al ambiente.

Estantería modular con cajas para dormitorio

Estantería modular / decoracion.facilisimo.com

Consejo 4: no te olvides de la cama

Uno de los elementos más importantes y, obviamente,  imprescindible en una habitación, es la cama, el mueble por excelencia. A parte de que de él depende tu descanso y estado de ánimo, puede llegar a ser un recurso que dé otro toque a tu cuarto.

Ya sea de 90 cm, de matrimonio o nido, un recurso que te ayudará a ver tu cama de otra forma es con el cabecero ya que es una parte muy visible, y expresará tu personalidad.

Aquí puedes jugar con muchos tamaños de cabeceros, grosores y texturas. De esta forma, podrás dar un toque minimalista, boho, elegante, o lo que tú quieras transmitir.

Sin duda, es un must que está totalmente en tendencia. Si estás dudoso de cual elegir, un cabecero de madera rústica siempre será un acierto.

Consejo 5: decorar con marcos

Todos tenemos imágenes o fotos que nos inspiran y que no nos cansamos de ver. Y que mejor forma de verlas todos los días que enmarcándolas.

Un tip que te ayudará a ver tu cuarto de otra forma es crear tu propia exposición de recuerdos.

En decoración, una tendencia que está muy de moda es hacer galerías de cuadros en la pared creando un bonito collage. De esta forma, puedes crear un mural con láminas, fotos, dibujos y cualquier tipo de material que te guste e inspire.

Una forma diferente de combinar marcos es atreverse a poner diferentes tamaños de marcos. Con esto conseguirás dar dinamismo a tu dormitorio y dar otro toque más al ambiente.

Marcos vacíos sobre el cabecero de la cama

Marcos sobre cabecero / ikea.com

La simetría puede ser otra gran idea para este tipo de murales ya que consigues un resultado muy original. Puedes utilizar marcos con las mismas medidas, consiguiendo una apariencia de orden y control

También, la combinación de marcos e imágenes en blanco y negro es otra muy buena opción. Elegir dos o tres colores puede ser muy útil a la hora de crear un collage.

Esa pared escondida y vacía en tu dormitorio ya no será la misma.

¡Pon en marcha todos estos consejos y consigue una habitación nueva, sin necesidad de invertir mucho dinero en ella!