Decoración Montessori en habitaciones infantiles

Estefany Hurtado · 22 enero, 2018

La decoración Montessori es un tipo de decoración que está en auge en la actualidad. Cada vez es más común que los padres se preocupen por la educación de sus hijos, como realmente debe ser, y su desarrollo a nivel cognitivo y motriz.

A la hora de decorar una habitación infantil es importante que no solo la estética juegue un papel importante, sino, como siempre recalcamos en nuestros artículos, que sean también funcionales.

La decoración Montessori, como es obvio, se fundamenta en los principios básicos del método Montessori. 

Un método pedagógico con los siguientes principios

  • El aprendizaje es un proceso natural y espontáneo de todo ser humano.
  • Este aprendizaje se logra a través de experiencias generadas por la interacción con el entorno. 
  • El proceso es más importante que el conocimiento en sí. 
  • El descubrimiento provoca felicidad, satisfacción y alegría. Lo cual contribuye a una autoestima positiva. 
  • El método Montessori entiende que los niños deben ser autónomos no sólo en su movilidad sino también en su aprendizaje.

Considera importante el ambiente y el entorno en el que el niño va a descubrir y posteriormente aprender

Decoración Montessori: ¿en qué consiste?

La decoración Montessori tiene su propia seña de identidad. 

Es una decoración con una estética muy bonita, así que visualmente está muy bien. Además, el coste de decorar siguiendo este método, a menudo, es mucho más barato que otros. 

Esto se debe a que los materiales y elementos más característicos no suponen una gran inversión para la familia.

Cabe destacar, que este tipo de decoración no es para una edad determinada y se puede aplicar desde bebés recién nacidos en adelante. 

A continuación te damos las 3 claves de este tipo de decoración.

Ambiente

Como hemos mencionado anteriormente, el ambiente es muy importante en el proceso enseñanza/aprendizaje. Es en la interacción con el medio donde se producen descubrimientos que llevan al aprendizaje.

Por esto, el ambiente debe  estar preparado para que las necesidades sean prácticas y cognitivas.

La decoración Montessori propone que el ambiente sea relajado, en el que, en ocasiones, encontramos diferentes rincones:

  • El área de descanso.
  • Realizar actividades de cuidado (baño, ropa, etc.).
  • Lactancia o alimentación. 

Evidentemente estos rincones pueden estar en la misma habitación o no, eso depende del tamaño de la estancia.

Decoración de habitación infantil con el método Montessori

Decoración Montessori / listspirit.com

Los colores

El color tiene mucho que ver con que el ambiente sea relajado y cómodo. Para ello, la paleta de colores por la que se decanta esta decoración es la gama de los suaves. 

Esto no quiere decir que los colores más llamativos no tengan cabida, como siempre, es cuestión de gustos.

Luz

Las habitaciones decoradas con el estilo Montessori, son luminosas. Predominan los ventanales por los que entran luz natural. Cuando la luz natural es escasa se opta por luz artificial blanca.

Las pequeñas luces como las de navidad también son muy usuales en este tipo de decoración.

Suelo

El suelo debe estar despejado para que los niños circulen por él sin encontrar obstáculos. 

Alfombras de pelo artificial, o con las letras del abecedario o animales son perfectas. Utilizar este tipo de alfombras ayuda a que los niños descubran y aprendan.

Muebles

La decoración Montessori respecto a los muebles es bastante drástica y es quizás lo más característico y lo que más puede chocar a la gente.

Si queremos decorar según este método debemos olvidarnos de las cunas con barrotes. La razón es por que los barrotes impide que los niños puedan observar su entorno sin obstáculos. 

Lo que se propone es colocar camas a ras de suelo, bien con una estructura muy bajita o directamente el colchón en el suelo. Y sí, para los bebés también. 

Cama infantil a ras de suelo

Cama infantil a ras de suelo / listspirit.com

La base de todo esto es que los niños no dependan de los adultos para salir de la cama o para meterse en ella, sino que lo puedan hacer solitos. Además, si se caen de la cama no se hacen daño.

Tener muebles adecuados a su altura promueve en ellos la autonomía y la independencia. 

El material más utilizado es la madera en color natural.

Otros elementos

No sólo los que hemos citado anteriormente son característicos de la decoración Montessori.

Los espejos colocados a la altura de los niños también es un elemento fundamental en esta decoración. 

La importancia que se le otorga a este objeto es porque a partir de los 6 meses lo niños comienzan a reconocerse en superficies reflejantes.

Colocar espejos donde se puedan mirar supone promover el reconocimiento y exploración de su propio cuerpo. 

Láminas

Colocar láminas de letras, animales, números, etc. promueve la curiosidad en los niños y también el aprendizaje.

Son perfectas para trabajar la memoria y el reconocimiento visual.

Arte

Para nadie es un secreto que el arte y los niños son, o deberían ser, inseparables pues promueve la curiosidad y el descubrimiento así como la creatividad. 

Colocar algunos cuentos en una estantería a la que tengan acceso es perfecto.

Además puedes colocar cuadros u obras de arte adaptados a los niños para que vayan adentrándose en este mundo.

La pizarra no puede faltar, es un instrumento que los niños utilizan mucho. El uso de pizarras o superficies en las que los niños pueden escribir supone el desarrollo de la grafomotricidad. 

Pared con pizarra para dibujar

Pared con pizarra / nicolasito.es

La música también es una herramienta fundamental para el aprendizaje. Tener un rincón musical, con algunos instrumentos, una cadena de música, etc. siempre trae buenos resultados.

Juguetes

Elige juguetes didácticos, a través de los cuales los niños aprendan algo. 

Ten en cuenta la edad y sus necesidades a la hora de elegirlos. También es importante fijarte en las destrezas propias de la edad para que busques juguetes, actividades, etc. que promuevan el desarrollo de dichas destrezas.

Conclusión

La decoración Montessori supone una decoración teniendo en cuenta el desarrollo cognitivo y motriz de los niños. 

Es una forma de crear un ambiente propicio para el aprendizaje de los más pequeños.

Tener una habitación funcional, adaptada a las necesidades reales y prácticas de los niños y que fomente el aprendizaje ayudará a que los niños sean más autónomos e independientes desde su infancia.