¿Cómo elegir tu cabecero ideal?

Francisco 4 febrero, 2018

A la hora de elegir tu cabecero ideal para la cama hay que tener en cuenta diferentes factores; el estilo de cualquier dormitorio dependerá del tipo de mobiliario que queramos aplicarle.

La combinación del cabecero con el edredón de la cama, almohadas y con el resto de decoración puede resultar un proceso complejo. A continuación presentamos algunos consejos interesantes para poder acertar con tu elección.

Forma y línea

Existen diferentes tipos de formas para los cabeceros. En muchas ocasiones el tipo y la estética dependerá del material que se emplee. En realidad, el objetivo fundamental es generar armonía para un momento de confort como es el descanso.

Los cabeceros de poca altura, que simplemente sobresalgan por encima de la cama con poca dimensión, son los apropiados para ganar sencillez. Este tipo es el más recurrido en el mundo de la decoración de interior.

Las líneas rectas horizontales transmiten una sensación de estabilidad y control. Normalmente los diseños curvos o las líneas de los cabeceros se ven enmarcadas por dos pilares verticales laterales que cierran y sustentan el cabecero.

El minimalismo se abre paso en este campo. Las líneas sencillas y fáciles de unir generan una atmósfera segura y con sentido apacible, es decir, sin complicaciones de estética.

Soy un minimalista. Me gusta decir lo máximo con lo mínimo

-Bob Newhart-

¿Cuál sería un factor a evitar? El exceso de líneas verticales produce una estricta sensación de tensión y perpendicularidad; atrae más la mirada y no se complementa con otras líneas horizontales como las de la cama, es decir, se produce un choque de segmentos.

Muchos cabeceros que se conforman por líneas únicamente verticales no se complementan con el resto de la decoración; resultan muy atrevidos. En cambio, los diseños curvos unidos a otros rectos son originales.

Cabeceros tradicionales

Normalmente un cabecero tradicional suele ser aquél que no tiene grandes dimensiones y que se encuentra en proporción con la cama. La madera suele ser el material más recurrente en este tipo, con líneas sencillas y de fácil resultado.

No obstante, otros tipos de cabeceros tradicionales son aquellos que están hechos con hierro forjado, con diseños más decorativos (combinación de líneas rectas y curvas). Qué colores son los más apropiados para estos cabeceros:

  •  Blanco.
  • Negro.
  • Dorado.
  • Verde cazador.
  • Verde veronés.
Cabecero de hierro en negro

Cabecero de hierro / decoracionbeltran.com

Cabeceros acolchados

En la actualidad, numerosos hoteles de alta gama invierten en este tipo de cabeceros. Su estilo galante y clásico nos transporta a la moda de la primera mitad del siglo XX.

El factor positivo de este tipo de diseño es la sensación de comodidad. Por así decirlo, sería como una prolongación de la cama y la almohada. De hecho, y aunque resulte baladí, los golpes contra el cabecero se solucionan con este tipo.

Cabecero acolchado en azul marino

Estos cabeceros se pueden revestir de tela (de color liso o con estampados) o con cuero sintético (estilo más atrevido). Pueden llegar a combinar los mismos tonos que el edredón y las almohadas.

A la hora de determinar el color se deben escoger aquellos que sean neutros, que no obtengan el protagonismo de la habitación pero sí que tengan un papel destacable en el conjunto.

Nuevas tendencias

Un cabecero con un material innovador y original como el latón o el cristal puede encontrarse en el mercado. No son habituales en los hogares, ya que la población prefiere un dormitorio tradicional y sin recursos extravagantes.

El latón se abre paso entre los nuevos diseñadores. Transmite una sensación de estilo industrial. La combinación con otros recursos de la habitación puede ser complejo; sin duda, es un material atrevido que, probablemente, tenga posibilidades de futuro.

El ladrillo puede llegar a simular paredes callejeras, de estilo urbano e informal. Este estilo tiene un toque juvenil y de carácter improvisado. Normalmente suelen ser ladrillos desgastados, con un toque de soltura y originalidad.

Los espejos también son un nuevo recurso que innova con una nueva idea estética. Se pueden encontrar diseños con diferentes cuadrados de espejos o simplemente un espejo amplio. Por supuesto, es un estilo muy poco utilizado en los diseños de interior.

El bambú es otro material que, combinado con madera, transmite un ambiente natural y no simétrico, ya que los nudos y manchas de las cañas del bambú se combinan sin guardar un orden. Se considera que tiene buenas posibilidades de relación con el resto de decoración.

Cabecero de bambú / foter.com

Por supuesto existen otros tipos de diseño; no obstante, se han destacado aquí solamente algunos ejemplos que pueden resultar más interesantes y que se encuentran acutalmente en el mercado.

A nivel general, la sociedad busca espacios de comodidad y las nuevas tendencias pueden abrir inspiración en las personas, pero, sobre todo, hay que tratar de buscar el confort y sentirse agusto en el hogar.

 

Te puede gustar