Ideas para hacer una cama con palés

¿Te gustaría darle a tu dormitorio un toque original e innovador? Te presentamos algunas ideas para hacer una cama con palés.

En numerosas ocasiones sentimos la necesidad de cambiar la decoración o atribuirle a nuestro hogar un nuevo estilo. No resulta fácil, puesto que combinar novedad y comodidad puede resultar al alcance de muy pocos.

Sin embargo, se pueden aplicar nuevas técnicas utilizando materiales que se asocian a las nuevas tendencias; entre ellos se encuentran los palés.

Primer paso: medidas y número de palés

Bien es cierto que el palé suele utilizarse en el mundo de los transportes, la construcción, la industria y otros trabajos de resistencia; por eso, puede ser complicado conseguirlos y que, además, se encuentren en buen estado.

Por tanto, hay que buscar la forma de obtener unos palés que no estén deteriorados, ya que, si no es así, puede repercutir en nuestro descanso, ya sea por roturas, astillas o desniveles para el colchón.

Evidentemente, el número de palés dependerá de la anchura y longitud de la cama. Así, para una cama cuyas medidas sean de 0,90 x 1,90 metros, se deben emplear al menos dos palés.

En cambio, para una cama de matrimonio cuyas medidas son de 1,35 x 1,90 ó 1,50 x 1,90 metros, deben emplearse cuatro, puesto que no debe quedar ningún lado de la cama fuera del área de las maderas.

A su vez, hay que tener en cuenta que si se quiere que la cama sea más alta hay que situar dos filas de palés; de esta manera, se produce una elevación y no queda tan pegado al suelo.

Tratamiento de la madera

Una vez que se tienen claras las medidas y el número de palés, hay que limpiar la madera y aplicarle un tratamiento; el palé no se puede disponer así como así en nuestra habitación y menos aún colocarle el colchón encima.

Con el fin de garantizar la higiene en nuestro descanso, el tratamiento consiste en la prevención de moho y hongos que puedan dañar la madera.

Mediante este fungicida se obtendrá mayor longevidad del material, resistencia y limpieza. Nos interesa que no solamente aguante el peso de nuestro cuerpo, sino que pueda crear una atmósfera sana en la habitación.

Si la casa se encuentra en zonas costeras o donde haya mucha humedad, es muy importante no saltarse este paso. Por otro lado, si se encuentra en una zona seca también se recomienda aplicarle el tratamiento.

Palés ya tratados listos para su uso como estructura de la cama

Trabajo de la madera

A continuación, se debe lijar la madera, para que quede lisa y no existan astillas o salientes que puedan ocasionar daños tanto a las personas como al colchón.

Tras realizar este procedimiento, es importante sellar los poros mediante la técnica de la imprimación. Quedará la madera completamente pulida y limpia, lista para que pueda ser pintada o dejada así, ya que ofrece un acabado perfecto y reluciente.

A la hora de pintar la madera, pueden aplicarse los tonos que se deseen. Si se prefiere dar un toque más rural, el propio color del material o un tono marrón pueden generar ese carácter campestre.

Cama con palés pintados de doble altura

Cama con palés pintados / pinterest.es

Por el contrario, si se aplican otros pigmentos, estos pueden dejarse intactos teniendo en cuenta que tendrán un gran protagonismo, especialmente por el atractivo que supone el impacto del color a los ojos de las personas.

Como sugerencia, existe una técnica muy interesante que es el desgaste del color. Una vez pintada la madera, se pasa una lija que la desgaste y, así, proporcione un efecto diferente e informal, como si el paso del tiempo hubiese afectado.

¿Cómo hacer la cama?

Una vez que ya están listos los palés, con sus tratamientos y el color, pueden colocarse en el espacio que se desee de la habitación. Se recomienda situarlos en una zona central, no en la esquina, para que sean más vistosos.

Por supuesto, no deben ocupar demasiado espacio ni obstaculizar el paso de las personas. La función principal es soportar el colchón y que ofrezcan un toque decorativo y diferente al lugar.

Para unir los palés hay que hacerlo mediante pletinas o escuadras de unión. Es la forma más eficiente de encaje. Procúrese no mostrarlas al exterior, ya que pueden romper la estética del conjunto.

Finalmente, hay que asegurarse que las medidas de los palés se ajustan bien a la cama. No debería sobrar colchón; al revés, debe sobrar un poco más de soporte para que la cama sea cómoda y no haya desajustes.

Estructura de la cama hecha con palés y con iluminación por debajo

Cama con palés / pinterest.es

Conclusión

Esta es la manera más práctica de realizar una cama con palés. Además del procedimiento, hemos ofrecido algunas ideas innovadoras. Trae a tu hogar este tipo de mobiliario original.

 

 

 

Categorías: Dormitorio Etiquetas:
Te puede gustar