Nuestra selección de cortinas infantiles

16 febrero, 2018
Las cortinas infantiles tienen que tener un toque de fantasía y ensueño para que nuestros más pequeños se sientan como en un cuento, sin dejar de lado la decoración y armonía con el resto del espacio.

Las cortinas son un complemento para decorar los interiores. En este caso, nos centraremos en las cortinas infantiles, lo que veréis con algunos ejemplos.

Toda cortina tiene como función proteger los espacios de las corrientes, preservar el calor y tamizar la luz que penetra desde el exterior.

En algunos casos, para dotar de mayor unidad a la habitación, podemos escogerlas a juego con la colcha y la almohada y/o cojines. Es algo bastante recurrente.

Qué tener en cuenta a la hora de elegir unas cortinas infantiles

  • Ante todo, debemos reflexionar sobre el tipo de material y el color que nos interesa.

Para ello hemos de fijarnos en el color de las paredes y muebles, para encontrar unas cortinas acordes al entorno.

  • Los niños crecen, cambian, y con ellos la decoración de sus habitaciones.

Cuando tienen ocho años, los gustos de los niños son muy diferentes en comparación a cuando tenían cuatro. Por ello debes elegir las cortinas con vistas de futuro, para no tener que cambiarlas cada año.

Intenta descartar aquellas decoradas con  dibujos animados, quizás meses después ya no les gusten esos y los tengan totalmente olvidados.

  • Es recomendable tener en cuenta el tamaño de la habitación.

De esta manera elegiremos cortinas más cortas o más largas y con mayor o menor peso visual, es decir, con más o menos motivos decorativos.

  • Deben ser resistentes a las manchas.

Por eso es necesario que el tejido aguante los numerosos lavados, sobre todo cuando los niños son más pequeños. Sería ideal que pudieran lavarse en la lavadora, que no sea necesario lavarlas a mano o aplicarles algún tratamiento específico.

Lo bueno de que las cortinas estén decoradas es que así se pueden disimular un poco las manchas.

  • Si es posible, intenta que durante los primeros años las cortinas no lleguen hasta el suelo.

De esta manera, evitarás que los niños tropiecen o se enganchen con ellas, así, tendrán un obstáculo menos en su habitación.

  • La cantidad de luz que penetra en la habitación.

Dependiendo de eso elegiremos un tejido más o menos traslúcido, para regular la iluminación natural de ese espacio.

Algunos ejemplos de cortinas infantiles

A continuación te planteamos algunas opciones para que puedas inspirar a la hora de escoger las cortinas.

  • Si quieres algo muy sencillo puedes elegir unas cortinas blancas, simplemente dándoles algo de color.

En este caso puedes usar para sujetarlas dos cintas de muchos colores.

Otra posible solución es usar pequeñas pinzas para engancharlas a distintas alturas de los pliegues de las cortinas. Estas pinzas pueden tener pegadas pequeñas mariposas de colores (si no puedes hacerlas con papeles coloreados), botones de distintos tamaños y formas, pompones…

Cortinas con mariposas colgadas mediante pinzas
Cortinas de mariposas / decoracionbebes.es

 

  • Puedes escoger cada cortina de un tono distinto.

Si tiene cuidado para que no quede recargado, esto provocará un resultado original. Preferiblemente escógelas de colores complementarios entre sí, así seguirás teniendo un interior discreto.

  • Otra opción consiste en cortinas formadas por hilos colgantes, no por telas.

El inconveniente es que los niños se engancharán con ellas fácilmente, por eso no es recomendable en habitaciones para niños muy pequeños.

Pueden estar decoradas con pequeños pompones (blancos o de colores), borlas, hojas de árboles de fieltro, círculos, corazones…

Cortinas infantiles con pompones de colores.

Los hilos pueden ser de esos u otros colores y presentar distintos grosores. Otra posibilidad consiste en dejar los hilos sin ningún tipo de complemento, dando mayor sensación de sencillez.

  • Siguiendo con la línea de lo elegante y discreto, puedes elegir cortinas de un solo tono (quizás mejor si es claro) y poner los enganches superiores y el dobladillo inferior a juego, con el motivo que más te guste.
  • Cortinas decoradas con motivos animales.

En este caso hay dos variantes principales: una primera opción consiste en elegir un motivo en pequeño tamaño a lo largo de todas las cortinas

La otra solución consiste en que aparezca una sola vez en tamaño grande, dividido entre las dos piezas de la cortina, por lo que la figura solo se vería completa al estar las cortinas totalmente corridas.

Alternativas a las cortinas infantiles: los estores

Los estores constituyen otra opción igual de eficaz. Tienen un mecanismo para ser desplegados o enrollados, que es lo que marca su principal diferencia con las cortinas.

Estor infantil de animales.

Estor infantil / leroymerlin.es

Como has podido comprobar, existen tantísimas variedades en cuanto decoración, tejidos y formas que es imposible hablar de todos. Además, tienen una función decorativa bastante importante, influyen en la concepción de nuestro entorno y bienestar.

Todo es diseño, y la calidad del diseño afecta a la calidad de nuestras vidas

-Norman Foster-

 

Te puede gustar