Fachadas de casas rústicas, diseños y materiales

María Pilar Gimeno Landa · 11 febrero, 2019
Echa un vistazo a estas fachadas de casas rústicas para descubrir el amplio abanico de opciones que hay disponibles. Elige la que más se adapte a tus gustos y presupuesto.

Las fachadas son uno de los elementos más importantes de la vivienda. Además de protegerla de las inclemencias del tiempo, son la imagen que proyectamos de nuestra vivienda. Es por ello que no solo hay que escoger un material de calidad, sino también uno que sea estético. Para que encuentres inspiración, te mostramos diferentes fachadas de casas rústicas, diseños y materiales.

Recuerda que la fachada es uno de los elementos que más dice de tu casa. Es la imagen que muestras a tu vecindario, amigos, familiares e invitados. Es importante que esté cuidada, cuente con materiales de calidad y diseños atractivos. Una fachada poco estética, sin apenas decoración, o en la que no realizas trabajos de mantenimiento, no hablará bien de ti. Haz de tu vivienda un lugar agradable y acogedor comenzado por la fachada.

1. Casa de campo con fachada de piedra

Fachada de piedra.

La primera de las fachadas de casas rústicas que mostramos es un clásico que no podía faltar en esta lista. Se trata de una fachada de piedra. Un material costoso pero muy resistente. Es cierto que si decides construir la fachada de tu casa rústica en piedra, tendrás que desembolsar una cantidad considerable de dinero. También tienes que tener en cuenta que podrás disfrutar de tu vivienda con total tranquilidad, ya que no hay material más resistente que este.

Las fachadas de piedra son perfectas para mantener la temperatura correcta en la vivienda. Durante el verano logran que el calor no penetre, y durante los meses de invierno la protegen del frío.

Además, debes saber que existe una amplia gama de piedras con las que poder construir tu fachada. Las hay en diferentes precios, tamaños y colores. De este modo, podrás lograr el aspecto que deseas. En el caso de la imagen superior se ha optado por una piedra resistente y simple.

El resultado no es para nada aburrido, ya que se han plantado diferentes plantas trepadoras que le dan a la vivienda un aspecto muy acogedor, agradable y estético. Si quieres trasladar esta idea a tu vivienda, aquí te mostramos varias plantas que trepan fácilmente y que con el paso del tiempo ofrecen un aspecto como el de la imagen.

2. Revestimiento de madera, perfecto para casas rústicas

Fachada de madera para una casa rústica.

Pocos materiales son tan cálidos y acogedores como la madera. Es por ello que este material es muy popular entre las viviendas rústicas. Además, es una forma muy sencilla de integrar nuestra vivienda en la naturaleza.

Respecto a este tipo de recubrimientos, hay que destacar que se encuentran en una gran variedad de formas, tamaños y colores. El precio depende de la calidad de la madera que vayamos a utilizar y del grosor de la misma. Por lo general, son bastante más económicas que las fachadas de piedra.

A pesar de que las técnicas aplicadas a las láminas de madera han mejorado notablemente la resistencia de este material, todavía queda mucho por hacer. Debes saber que las fachadas de madera necesitan un mantenimiento con el paso de los años para evitar que se deterioren.

En el caso de la imagen, se ha optado por unas láminas de madera en color claro que combinan muy bien con la puerta y ventanas que se han instalado. Al predominar los colores claros, la vivienda queda totalmente integrada en el ambiente natural que la rodea.

El jardín que la vivienda posee en su parte delantera es suficiente para crear ese ambiente agradable y acogedor al que anteriormente hacíamos mención.

3. Fachadas de cemento, un material que no pasa de moda

Fachada para casa de cemento.

Sí, es cierto que el cemento no es la opción más estética del mundo. Pese a ello, es un revestimiento que nunca pasa de moda. Las fachadas de casas rústicas de cemento están presentes tanto en viviendas rústicas, como en las más modernas.

El cemento es un revestimiento económico y muy duradero. De hecho, no necesita ningún tipo de mantenimiento y permanece intacto con el paso del tiempo. Es por ello que se ha utilizado mucho en las fachadas de numerosos pueblos.

En la imagen superior puedes ver como se puede solucionar el problema de la estética de este revestimiento. Si eres un amante de la jardinería, la fachada de tu vivienda será el lugar perfecto donde puedas exponer tu mejores macetas. Puedes crear composiciones a diferentes alturas u optar por grandes maceteros que decoren la parte inferior.

Si de todos modos el cemento te sigue pareciendo aburrido, debes saber que existen alternativas. Una muy común es rodear puertas y ventanas con ladrillos u otros elementos para que el resultado sea más estético. En la imagen puedes comprobar lo estético de esta combinación, creando así, una idea de fachadas de casas rústicas.