Realiza una pista de fútbol para el jardín

Francisco · 10 febrero, 2019
El jardín es un espacio que ofrece muchas posibilidades. Parece que siempre se utiliza con fines de relajación y desconexión, pero ¿por qué no utilizarlo para practicar deporte?

Si quieres tener en casa un espacio deportivo donde poder jugar con los más pequeños, y hacer de ese momento un rato divertido, te mostramos la siguiente idea: realiza una pista de fútbol para el jardín. El procedimiento es sencillo y no te supondrá demasiado tiempo.

El jardín es un espacio que, por norma general, dejamos sin aprovechar. En el fondo, nos ofrece múltiples posibilidades. Al estar al aire libre, en épocas de buen tiempo puede ser un recinto muy interesante para hacer actividades, ya sea de astronomía, decoración, jardinería, lectura, arte, etc.

Por eso, la idea de realizar un espacio de deporte puede ser realmente interesante. Bien es cierto que va a hacer falta una superficie bastante amplia como para poder ejecutar la obra que queremos hacer. No obstante, existen diferentes formatos que se pueden adaptar a cualquier tamaño.

¿Por qué aprovechar de esta manera el jardín?

Aprovechar jardín para hacer una pista de fútbol.

Lo primero de todo es preguntarse a sí mismo: ¿estoy aprovechando bien el jardín? Por norma general suelen ser amplios, especialmente en viviendas como chalés, los cuales ocupan un gran terreno y suelen incluir un espacio verde que, en realidad, forma parte de la casa.

Disponer una pista de fútbol sobre esta superficie requiere unos cuantos metros cuadrados, pero tampoco es necesario hacer un campo de dos porterías; simplemente hay que pensar que con tener una y otro pequeño terreno donde poder jugar con el balón es más que suficiente.

Estéticamente, ¿qué nos aporta este recurso al hogar? Contribuye en las relaciones familiares, le da al jardín un toque original y alternativo y, por último, podríamos decir que nos ayuda a mantener una vida saludable sin necesidad de salir de casa.

Hacer tu propio espacio de deporte en el jardín te obligará a mantenerte activo.

Pista de fútbol de cemento

Pista de fútbol de cemento.

Todos conocemos las pistas de cemento de fútbol sala. En todos los colegios hay una y suelen tener una portería cuadrangular. Tal y como dijimos anteriormente, no es necesario hacer un campo de grandes dimensiones. Veamos cómo podemos hacerlo:

  • Estudia bien las dimensiones del jardín, su situación y qué superficie vamos a utilizar. Es recomendable apartarlo de la zona del porche o de la pared de la casa.
  • Una vez que has comprobado dónde puede colocarse, es hora de acotar el recinto y allanar el terreno. Investiga si es una zona muy húmeda, ya que si es así, es preferible cambiar de sitio con tal de no tener problemas.
  • Las dimensiones más recomendables deben ser de 15 x 15 metros.
  • A continuación, se dispone el cemento sobre la superficie y se trata de alisarlo para que no quede ningún tipo de sobresalto ni hendidura. Este proceso realízalo en un día soleado para que pueda secar bien el producto.
  • Llegados a este punto, y tras haber comprobado que está seco, podemos pintar unas líneas en la superficie y colocar la portería. Esta puede comprarse por internet y te la llevan a casa; no intentes buscarla en tiendas de la calle porque no es fácil de encontrar.

Campo de hierba

Pista de fútbol para el jardín.

Este caso es diferente al anterior. Aquí vamos a utilizar el propio suelo del jardín como campo de fútbol. De esta manera, podríamos llegar a la conclusión de que esta tipología es más fácil de realizar y no supondrá un esfuerzo tan grande como el anterior.

  • Busca el espacio idóneo dentro del jardín. Es recomendable utilizar el máximo espacio posible para que pueda haber posibilidad de movimiento y jugabilidad con el balón.
  • Pueden dibujarse una líneas blancas con cal sobre la hierba y simular, así, un campo de fútbol profesional.
  • La portería puede ser del tamaño que se desee; las hay anchas y de tamaño infantil. Para que pueda ser visible, se recomienda que sea de color blanca.
  • Es importante que tras la portería no haya nada que pueda romperse. Además, conviene que haya alguna verja que pueda detener el balón cada vez que se utilice.

En definitiva, si lo que quieres es utilizar más el jardín, pero desde un punto de vista deportivo y obligarte, así, a jugar con tus hijos e inculcarles los valores de la actividad física, no dudes en realizar una pista de fútbol en el jardín. ¡Seguro que le darás mucho provecho!