Consejos para quitar las malas hierbas de tu jardín

Estefany 9 marzo, 2018
Hoy te traemos dos formas de quitar las malas hierbas de tu jardín. Eso sí, no son una poción mágica. Debes tener paciencia y ser constante.

Para tener un jardín bonito y cuidado es importante quitar las malas hierbas de tu jardín.

Esto puede parecer un proceso agotador, sobre todo porque las malas hierbas aunque las quites tienden a seguir saliendo.

Lo cierto es que con algunos consejos y siendo muy persistentes puedes tener un jardín sin malas hierbas.

Aunque algunas sean bonitas y no parezcan malas hierbas, debes tener en cuenta que por lo general son especies invasoras y que si no las quitas crecerán sin límites y pueden ahogar tus plantas ornamentales. 

Recuerda que las plantas necesitan nutrientes y luz y si hay especies invasoras éstas compiten con tus plantas para sobrevivir.

En el artículo de hoy hablaremos sobre cómo quitar las malas hierbas de tu jardín. Principalmente hay dos formas, te enseñamos las dos para que tú elijas.

¿Qué son las malas hierbas?

Evidentemente para quitar las malas hierbas, primero debemos saber qué son.

Pues bien, se trata de plantas que germinan a partir de semillas que han sido transportadas por los pájaros o por el viento. 

Además, no son deseadas, aunque algunas sean bonitas. Por ejemplo el diente de león o la amapola, entre otras.

Quitar las malas hierbas es fundamental para tener un jardín cuidado y bonito ya que éstas crecen con mucha facilidad y rapidez.

Como dato curioso, muchas malas hierbas son comestibles y pueden ser utilizadas en ensaladas, tortillas o para dar un sabor diferente a la carne.

Cómo quitar las malas hierbas: diente de león.

¿Cómo quitar las malas hierbas?

Principalmente existen dos formas de quitar las malas hierbas. Por un lado, encontramos la manera más natural que es sin herbicidas. La otra forma es con herbicidas.

A continuación veremos las dos para que puedas elegir la que más te parezca adecuada. 

Natural

Quitar las hierbas malas de forma natural tiene sus pros y sus contras.

Por ejemplo, necesitarás más tiempo para ver resultados. Por otro lado es más sano para las demás plantas que tengas, para tus mascotas y en general para el Medio Ambiente ya que no estarás usando químicos.

Lo único que necesitarás serán ingredientes cotidianos o que son muy fáciles de encontrar.

Los métodos naturales más comunes para quitar las malas hierbas son:

  • Agua hirviendo: sí, algo tan simple como esto. Echa agua hirviendo sobre las malas hierbas y verás como cada vez van creciendo menos hasta el punto de desaparecer. Eso sí, ten paciencia porque los milagros, en este caso, no son inmediatos.
  • Vinagre: coloca un poco de este elemento en un difusor. Puedes hacer una mezcla 50-50 con agua o simplemente solo y rociarlo sobre las malas hierbas. 
  • Sal: otro elemento cotidiano que tenemos en casa nos servirá para quitar las malas hierbas. Puedes colocar la sal directamente en la zona afectada o disolver sal en agua en un difusor y rociar las plantas que no quieres con esto. Eso sí, si vas a utilizar este método debe ser en lugares en los que no vayas a querer plantas en un futuro. Pues la sal deja infértil el suelo. Por ejemplo es recomendable para las malas hierbas que crecen en el pavimento.
  • Bicarbonato de sodio con agua: realiza una mezcla y rocíalo sobre las malas hierbas.
  • Plantas de cobertura: por último, esta es la solución más estética y transformadora. Consiste en colocar plantas que te ayuden a eliminar las malas hierbas por la competición que se produce por los nutrientes, luz y agua. Al ser de cobertura, es decir estar encima de las malas hierbas, quienes reciben los nutrientes, la luz y el agua son ellas, eliminando así las otras.
Cómo quitar las malas hierbas: de manera natural.

Con herbicidas

La segunda forma para quitar las malas hierbas es a través del uso de herbicidas. La ventaja que tiene el uso de este tipo de productos es que los resultados son más rápidos. No obstante también requiere de paciencia y constancia.

La desventaja es que al tener químicos, puede afectar a tus demás plantas e incluso a tus mascotas. 

Los expertos recomiendan que para quitar las malas hierbas de esta forma se haga en dos partes:

  • En primer lugar, una fase de prevención. Si tu jardín es nuevo y quieres evitar la aparición de las malas hierbas se recomienda que  se utilice un fertilizante con herbicida una vez al año.
  • En segundo lugar, si ya tienes malas hierbas en tu jardín debes comenzar la fase de curación. Consiste simplemente en aplicar directamente herbicida sobre la zona a tratar.
Cómo quitar las malas hierbas: con herbicidas.

El uso de herbicidas siempre debe ser bajo el consejo de expertos. Ellos te aconsejarán y te dirán todas las precauciones que debes tener para evitar inconvenientes.

La más importante es que debe haber una distancia de seguridad para que el herbicida no afecte a tus demás plantas. 

Conclusión

Como hemos visto en este artículo podemos quitar las malas hierbas de dos formas, eso sí, ambas incluyen tener mucha paciencia y perseverancia. 

Todos queremos un jardín bonito y bien cuidado, por ello debemos prestar atención a las malas hierbas que crecen en él y actuar para evitar que nuestro jardín se vea descuidado y feo.

Te puede gustar