3 consejos para decorar tu jardín

22 enero, 2018

Cualquier época del año es buena para utilizar el jardín. Bien es cierto que cuando llega el buen tiempo apetece más su uso; no obstante, en otras épocas del año también puede emplearse teniendo en cuenta el tipo de uso que se haga. Aquí te damos 3 consejos para decorar tu jardín.

El jardín se asocia a un espacio de relajación, ocio y desconexión con la realidad. Se puede disfrutar desde un punto de vista útil y sencillo. El tiempo que se emplee en decorarlo debe ser un momento de entretenimiento y descanso.

También es un espacio en el que podemos estar en contacto con la naturaleza y aprovechar esta oportunidad para incluirla en nuestra decoración.

Diseño rústico

La disposición de espacios debe estar bien disgregada. Una parte del suelo puede estar enlosado con piedra, mientras que otra parte del jardín se situarán plantas y césped.

El empleo de materiales de madera combina muy bien con plantas y mobiliario de tonos neutros. La disposición de mesas y sillas debe ser un elemento fundamental; no hay que olvidar que el jardín es un lugar apropiado para las celebraciones y comidas.

La pérgola es un elemento recurrente para proporcionar sombra o cubrir los muebles. La madera de teca es un material muy interesante para este tipo de decoración. En la actualidad cada vez se utilizan más estos recursos en jardines privados.

Para refrescar el ambiente en verano, existen nebulizadores de agua que pueden colocarse en la pérgola. Este aparato es muy útil para uso doméstico, ya que permite ahorrar energía, agua y ayuda a refrescar la atmósfera.

Por otro lado, existe la posibilidad de decorar el jardín mediante franjas de piedras, grava o guijarros. El sentido que se pretende lograr es el carácter natural. Así, se mezclan texturas y se convierte el lugar en un ambiente interesante con gusto estético.

Por supuesto, si se quiere lograr un ambiente de relax y acogedor, los camastros y las hamacas son muy buenos aliados para combinar con el ambiente rústico del sitio.

Pérgola en el jardín

Pérgola en el jardín / stekmagazine.nl

Jadrín con piscina

El agua se convierte en un elemento indispensable si se quiere dar un ambiente fresco al jardín. Las piscinas son el recurso más recurrido para el verano y épocas de calor.

¿Cuál podría considerarse la ubicación de la piscina? Principalmente en un lugar agradable, alejado del viento, a poder con orientación hacia el sur y que pueda tener zonas próximas de sombra.

Resulta muy útil colocar árboles y plantas altas en las proximidades de la piscina; de esta manera, se combina el agua y la vegetación ofreciendo un ambiente natural, distendido, relajado y estéticamente bien elaborado.

Tanto en el caso de tener un amplio jardín u otro de dimensiones más reducidas, es importante no excederse en el tamaño de la piscina. Quitarle protagonismo al jardín rompe con la armonía general del hogar. Se debe buscar el equilibrio.

Una piscina apropiada para refrescarse, poder nadar y tener césped para tomar el sol es el principal objetivo, pero también el uso de pasarelas con tumbonas puede ser muy decorativo y atrevido. Se aconsejan materiales como la piedra, madera o cemento.

No hay que olvidar que existen tendencias originales para combinar jardín y piscina. Es el caso del estilo cottage. Puede parecer recargado de vegetación pero, si está bien combinado, puede desarrollarse un espacio natural a la puerta del hogar.

Decoración de la piscina en el jardín

Piscina en jardín / letmebeinspired.com

Estilo minimalista

La contraposición al estilo rústico es el minimalismo. Éste se emplea para espacios que no son demasiado amplios. Se busca la simpleza, lo sencillo, con líneas definidas y bien estructurado cada elemento que se aplique.

La combinación de formas y colores debe ser ordenada, es decir, para el minimalisto es importante emplear colores neutros (blanco, negro, gris…), formas simples y no generar tensión con ningún elemento que rompa la armonía.

Con respecto a las plantas, éstas suelen ser de tamaño reducido, sin dimensiones extraordinarias; así, se logra el diálogo entre lo natural y lo estructural. Esta decoración genera diafanidad.

La decoración no debe ser desmesurada. Mobiliario simple, sin colores fuertes, generando ángulos rectos y buscando la horizontalidad, la cual proporcionará a su vez profundidad.

En cuanto a las luces, debe situarse escondidas tras otros elementos, que se encuentren atenuadas y no obtengan protagonismo, es decir, que ambienten el espacio sin que se proyecte luz directa.

El minimalismo no es una cuestión de perfección, sino de diseñar a través de la sencillez y la proporción, manteniendo los elementos a escala y transmitiendo una sensación de control sobre el jardín. Este estilo transmite sensibilidad espacial.

En este caso, el mobiliario puede ser sillas, butacones, sillones y mesas bajas; no interesa hacer un lugar de diseño cuando no se va a explotar desde un punto de vista “zen”.

Es importante tener las cosas claras a la hora de emplear el jardín; el estilo debe estar acorde con el uso que se haga. De nada sirve combinar estilos o explotar el jardín para distintos usos. Que el estilo permita el disfrute de él.

Decoración de jardín minimalista

Jardín minimalista / dominguezarquitectos.blogspot.com

 

Te puede gustar