8 plantas de interior que tienes que conocer

Sofía Sangrador · 29 enero, 2018

Ya no es necesario tener una terraza o jardín para poder disfrutar de tus plantas. Existen muchas variedades de plantas de interior para colocarlas en tu hogar, algunas de ellas además casi no necesitan cuidados, por lo que tu vida ajetreada o tu poca mano ya no serán excusas válidas.

Eso sí, hay que controlar el espacio del que disponemos, para comprar plantas a su medida, ya que cada una requiere  un espacio o amplitud concreto.

Si en tu casa tienes espacio de sobra, puedes formar un pequeño jardín. Otra posible opción consiste en aprovechar el hueco de debajo de la escalera para colocar tus plantas.

Ventajas de tener plantas en casa

Aquí te dejamos algunas de las principales ventajas de tener plantas de interior:

  • Aumentan el oxígeno del espacio interior, absorbiendo el dióxido de carbono. Este proceso se conoce como fotosíntesis. Recuerda que este proceso se invierte por las noches. Así, mejora la calidad del aire dentro de casa.
  • Humidifican el aire, esto ayuda a que tengamos la piel más hidratada y las vías respiratorias más despejadas.
  • Aportan sensación de vitalidad

Las flores parecen destinadas a ser el consuelo de la humanidad ordinaria

-John Ruskin-

  • Su cultivo y cuidado reduce el estrés, es decir, son propicias para tener un ambiente relajante.
  • Algunas plantas, como los cactus, absorben radiaciones.
  • Electromagnéticas, evitándonos efectos secundarios de estas ondas, como alteraciones en el sueño, una mayor irascibilidad o dolores de cabeza.
  • Contribuyen a decorar los interiores, dando un toque original y muchas veces de color.
  • Aromatizan el ambiente, pudiendo sustituir a las velas aromáticas, incienso…

Características y cuidados de algunas plantas de interior

A continuación os presentamos algunos ejemplos para que tus plantas brillen en todo su esplendor. No debemos olvidar que las plantas aguantan mejor la falta de agua antes que su exceso. Aún así, veréis que su cuidado no es muy complicado.

  • Ficus

Es una de las plantas de interior de uso más generalizado. Encontramos cientos de variedades de esa misma especie.

Se adaptan con muchísima facilidad a entornos con altas temperaturas, además, no necesitan mucho riego: con un par de veces por semana es suficiente.

Planta ficus en maceta blanca

Planta ficus / img1.cgtrader.com

  • Potho

Es una planta muy resistente que necesita mucho la luz, pero nunca de forma directa, debemos atenuarla a través de las cortinas.

Un consejo: deja que se seque la capa superficial de la tierra entre cada riego.

  • Bonsai

No todos son aptos para vivir en interiores. Son pequeños árboles y arbustos que han sido tratados para mantener ese tamaño siempre

Debido a su estilo inalterable, es difícil conocer su edad.

Lo ideal para un bonsai sería una habitación en la que haya mucha luz natural y ningún tipo de corriente. Puedes transplantarlo cada dos años aproximadamente.

  • Cactus

Realmente son plantas de exterior, pero pueden vivir en interiores sin ningún problema, se adaptan con facilidad.

Destaca su resistencia, apenas necesitan agua. Es en invierno cuando pueden necesitar más agua: el ambiente puede estar más seco debido al uso de la calefacción.

Macetas blancas con cactus

Planta cactus / i.pinimg.com

Es muy recomendable hacer agujeros en la parte baja de la maceta para facilitar el drenaje. Encontramos dos variedades: los cactus del desierto y los cactus tropicales. En ambos tipos florecen flores preciosas que nos dejarán con ganas de tener más ejemplares.

  • Costilla de Adán

Necesita un riego y luz moderados. Aunque soporta muy bien los ambientes secos, es bueno pulverizarla con agua con relativa frecuencia. Es muy decorativa.

Otras plantas de interior: las suculentas o plantas crasas

En general, destacan por tener hojas muy carnosas, en las que se almacena el agua (también en el tallo). La mayoría necesitan una exposición directa al sol.

Algunas de las más conocidas son las siguientes:

  • Aloe vera

Destaca porque apenas necesita cuidados y por sus propiedades curativas. No debemos exponerla a espacios fríos o con mucha humedad. Recuerda: puede pasar temporadas medianamente largas sin ser regada.

Hay que tener cuidado con las espinas que salen a los lados de las hojas.

  • Sansevieria (conocida también como lengua de tigre)

Es muy resistente, apenas necesita atención. Se adapta con facilidad a las características del entorno. Necesita poca luz y poca agua.

Con esta imagen podemos ver cómo las sansivierias crecen totalmente en vertical, alcanzando los 50 cm

Planta sansivieria / i.pinimg.com

  • Rosa de alabastro 

Suele tener un tamaño pequeño. Sus hojas forman una apretada roseta. No aguanta demasiado bien el exceso de humedad.

Algo muy importante y curioso: tiene mucha tolerancia a la contaminación. 

 

Por tanto, lánzate a decorar tu casa y a llenarla de color. Además, como hemos dicho, contribuyen al bienestar.