Decora con el estilo boho chic tu mesa de comedor

Sofía Sangrador · 10 octubre, 2018
Si te gusta el colorido y la mezcla de estampados, atrévete a decorar la mesa de tu comedor con estilo boho chic. ¡Te encantará el resultado!

El estilo boho chic (cuyo origen se encuentra en el estilo bohemio) está cada vez más de moda. Caracterizado por un carácter soñador, gran libertad, flexibilidad y muchos colores, se integra en espacios muy variados. En el artículo de hoy, te enseñamos cómo usarlo para decorar tu mesa de comedor. 

En primer lugar, debemos tener en cuenta que este estilo se dio a conocer por los bohemios, cuyo estilo de vida era muy libre, con un rechazo de las normas. Además, es un estilo “viajero“, por eso, es muy frecuente encontrar objetos o accesorios de todas las partes del mundo.

Aunque claramente toma como base las ideas del estilo bohemio, el boho chic incorpora elementos más elegantes y sofisticados. Por tanto, las tendencias actuales no tienen por qué dejar de estar presentes en este bonito estilo.

Los colores, estampados y materiales del estilo boho.

Los espacios decorados con este estilo tienen un aire bohemio, exótico, étnico y hippie muy fácil de reconocer con solo un vistazo. Puedes mezclar muebles y complementos de estilos y culturas diferentes (dentro del estilo bohemio encontramos diferentes tendencias), siempre que lo hagas con buen gusto y criterio estético.

Como ya te adelantábamos al comienzo del post, es un estilo válido para cualquier espacio de la casa, como por ejemplo los dormitorios o salones. A continuación, te dejamos algunas ideas para que uses este estilo para decorar la mesa de comedor.

¿Cómo debe ser la mesa de comedor?

Las de madera serán perfectas. Además, hay dos opciones fundamentales, que son las siguientes:

  1. Una mesa baja: para comer directamente sobre alfombras, almohadones grandes, cojines o puffs, o una mezcla de todo ello. Quedará muy hippie, sobre todo si puedes colocarla en un jardín o zona verde, más cerca de la naturaleza.
  2. Una mesa alta: si no te atrae la idea de comer en el suelo, puedes adquirir una mesa de acuerdo a las pautas de este estilo. Nosotros te recomendamos que tengan un aspecto envejecido y natural. También pueden estar pintadas, pero siempre con ese toque desgastado. Aunque puedes comprarlas con ese aspecto ya en tiendas vintage o de antigüedades, también puedes envejecerla aposta, con la técnica del decapado, por ejemplo.
Mesa boho chic.

Los textiles más adecuados

A la hora de escoger un mantel con este estilo, lo más importante es que sea muy colorido y que tenga algunos motivos decorativos mezclados, independientemente del estilo al que pertenezcan. Es un estilo sin reglas, así que atrévete a dar rienda suelta a tu creatividad.

También puedes optar por mantelitos individuales. Para este caso, te recomendamos que, para darle un toque más boho chic, los escojas de tela y no de plástico. Recuerda que las texturas tienen también importancia en este estilo, al igual que los motivos decorativos (preferiblemente étnicos). De este modo, parte de la mesa quedará a la vista, aportando un toque de calidez inigualable.

Ya te hemos hablado del macramé, pues bien, puedes hacer (o comprar) o un mantel o pequeños tapetes individuales, para crear una bonita composición con ellos. Si optas por uno solo, quedará genial que sobresalga un poco por ambos lados, sin llegar a tocar el suelo para que no se manche.

Esto mismo puedes aplicarlo a las servilletas: mejor si son de tela y no de papel. Si quieres un resultado más dinámico, escógelas de diferentes colores o motivos decorativos.

Presta atención a los detalles

Obviamente, en primer lugar hay que comenzar por la vajilla. Al igual que con los textiles, no pasa nada si mezclas estampados, colores o incluso diseños. Si los colocas con un poco de cuidado y buen gusto, el aspecto final resultará muy estético.

En función del estilo que busques, deberás optar por colores más claros o más estridentes. Y algo similar ocurre con los materiales: aunque son muy habituales las vajillas de cerámica o cristal, también hemos visto a veces cuencos o platos de madera, aportando un toque natural al espacio. En el caso de los vasos o copas, son frecuentes los de vidrio coloreado y con un poco de textura. A la hora de adquirir los cubiertos, muchas personas optan por los que tienen reflejos dorados o metálicos, como los que venden en Zara Home.

Vasos de colores y con textura.

Un resultado ideal

A todo lo anterior hay que sumar los arreglos florales, velas, farolillos, pequeños cactus, minimacetas, piedras o conchas en tarritos de cristal o reposavasos de madera, por ejemplo.

Este estilo es precioso y nos ofrece muchísimas posibilidades a la hora de decorar, de ahí que sea muy utilizado en la decoración de eventos, como por ejemplo, las bodas.

Aunque a simple vista parezca que los elementos no combinan entre sí, verás que, en conjunto, todo tendrá cierta armonía, además de muchísima alegría, libertad y vivacidad. Aunque en este post solo te hemos hablado de decorar así tu mesa de comedor, piensa que puedes decorar el resto de la estancia del mismo modo.