5 clases de espejos para el cuarto de baño

31 julio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Agrega personalidad y estilo a tu baño utilizando un recurso que ofrece múltiples posibilidades estéticas.

Cuando pensamos en planificar la reforma de nuestro cuarto de baño, no podemos evitar prestar especial atención al espejo, el cual posee la capacidad de aportar luz y personalidad a cualquier espacio. Por este motivo, te presentamos 5 clases de espejos para el cuarto de baño.

Este recurso aporta una estética determinada a la hora de decorar cualquier estancia de la casa. Se trata de uno de los recursos más utilizados en nuestra rutina diaria. Por lo tanto, debemos estudiar detenidamente su tipología antes de elegirlo.

A la hora de escoger el espejo perfecto, debemos tener en cuenta tanto nuestra personalidad como el estilo de nuestro cuarto de baño. Esta tarea puede resultar algo abrumadora. Sin embargo, gracias a la gran variedad de estilos, formas y clases de espejos, es imposible que no encontremos nuestro espejo perfecto.

1. Espejos para el cuarto de baño: redondos

Espejo redondo en el baño.

Los espejos cuadrados y los rectangulares pueden resultar un poco anticuados. Una alternativa original a ellos son los espejos en forma de círculos u oblongos. Este tipo de espejo ayuda a suavizar los ángulos agudos, lo que genera una apariencia minimalista.

Gracias a la gran popularidad que han alcanzado los espejos redondeados, podemos encontrar opciones prácticamente ilimitadas. No importa el estilo decorativo en el que se sitúe, un espejo redondo aportará una luminosidad muy especial a la estancia.

Dentro de la categoría de espejos redondos, tenemos la opción de incorporar múltiples espejos circulares pequeños salpicando la pared. De este modo, combinamos la elegancia de las formas redondeadas con el dinamismo de la combinación de varias piezas.

Un espejo es el toque perfecto para rematar la decoración del baño.

2. Espejos iluminados: innovación muy atractiva

Espejo iluminado de baño.

En lugar de colocar luces superiores sobre el espejo o agregar lámparas de baño, podemos eliminar el exceso de objetos decorativos con la instalación de un espejo iluminado. Este recurso no solo mantiene las paredes con un aspecto limpio, sino que también genera iluminación ambiental.

Esta tipología es ideal para ver tu rostro de manera detallada. Son perfectos para baños con poca luz natural, pero debemos asegurarnos de que su iluminación sea suave, no áspera o fluorescente.

3. Espejos dorados: glamur y elegancia

Espejo dorado para el baño.

Resalta el brillo plateado de la superficie espejada con un marco dorado. El oro también agregará un poco de calidez y elegancia, tanto a los baños informales como vintage. Por fortuna para nosotros, podemos encontrar una infinidad de modelos dentro de esta tipología.

A la hora de escoger nuestro espejo dorado, debemos tener en cuenta tanto la línea decorativa de nuestro baño como sus dimensiones. En el caso de los baños pequeños con muchos elemento dorados, un marco grueso dorado puede resultar intimidante y excesivamente llamativo.

Sin embargo, los espejos dorados son perfectos para baños suaves y simples. De hecho, combinados con colores sólidos y líneas limpias y rectas, crean un efecto inigualable. Para complementar la integración de este espejo, podemos agregar pequeños detalles en dorados, como un toallero o los pomos del tocador.

4. Espejos trípticos: reflejos múltiples

Espejo tríptico para el baño.

Los espejos a modo de tríptico son una opción fantástica si queremos dar un toque de glamur a nuestro baño. Un espejo tríptico es uno de esos viejos espejos estilo vestidor de Hollywood de los años 80. Este tipo de espejos son el complemento ideal para conseguir un efecto vintage en tu baño.

  • Los espejos trípticos están compuestos por tres piezas.
  • La pieza más grande, por lo general, va en el medio, y está flanqueada en ambos lados por otras dos de la misma altura, anchura, forma, etc.
  • Esta fue una elección popular entre los actores porque les permitió ver todos los ángulos de su rostro.

Dale a tu baño un toque de los años 80 con un antiguo espejo tríptico

5. Espejos para el cuarto de baño: conjuntos dobles

Espejos dobles para el baño.

Si tienes un tocador o un lavabo muy amplio, la elección perfecta para ti son los espejos dobles. Este tipo de instalación agrega un gran impacto visual a la pared. Una forma de dar más profundidad al diseño es colocando accesorios de luz, como un aplique dentro del espacio entre los dos espejos.

Esta opción funciona especialmente bien para una encimera de lavabo doble, donde puedes colocar un espejo sobre cada lavabo. Pero también puedes colgarlos sobre un solo lavabo. El objetivo es enfatizar la pared sin tener que cubrirla completamente con espejos. Solo hay que asegurarse de que el segundo sea paralelo al primero.

No estás limitado a una forma o tamaño de espejo; incluso podemos mezclar y combinar diferentes tipologías sobre la pared para darle un poco de personalidad y mayor ritmo a tu cuarto de baño.

  • Margolius, M.: Espacios paravivir, Barcelona, CEAC, 2009.