La mejor distribución de los baños

Estefany Hurtado · 25 abril, 2018
¿Necesitas reformar tu baño pero no sabes cómo puedes distribuirlo? En este artículo hablamos sobre cuál es la mejor distribución para cada tipo de baño.

Una de las dudas más comunes a la hora de diseñar los baños es qué distribución utilizar.

Existen varias formas de organizar el baño pero ninguna es una receta mágica ya que lo que puede funcionar en un baño en otro no. 

Son varios los factores que debemos tener en cuenta a la hora de realizar la distribución de los baños. Por ejemplo, es importante saber muy bien con qué espacio contamos.

Otros factores importantes son las necesidades de los usuarios, el número de personas que habitualmente van a utilizar el baño, entre otros. 

Sin duda alguna, la mejor distribución es aquella que es la adecuada para las dimensiones del baño y que se adapta a los movimientos de los usuarios. 

En el artículo de hoy hablamos sobre las mejores distribuciones de baños según su forma y también te damos tres consejos básicos para una perfecta distribución. 

Para baños anchos

Para los baños anchos, la mejor distribución es la de en forma de U ya que el espacio se aprovecha bastante bien. 

Lo mejor de esta distribución es que elementos como el bidé o el sanitario pueden quedar prácticamente ocultos tras el lavamanos que se encuentra enfrentado a la bañera o a la ducha.

Uso del mármol en baños.

Para baños amplios

Los baños amplios prácticamente no suponen problemas ya que podemos organizar los elementos como más nos guste. 

Una forma muy acertada de aprovechar el espacio es crear dos zonas separadas por una puerta o un muro. 

Una zona para los sanitarios y bidé y otra para la ducha y lavamanos.

Baño amplio.

Baños rectangulares

Este tipo de baños suelen ser estrechos y alargados.

La mejor organización es la llamada “en batería”. Consiste en situar todos los elementos alineados dejando la bañera o ducha al fondo. Sanitario, bidé y lavamanos en la misma linea.

Baño rectangular.

Baños pequeños

Hoy en día la mayoría de pisos de las grandes ciudades tienen los metros cuadrados justos.

El tamaño de los pisos, cada vez más pequeños, también influye en el tamaño del cuarto de baño siendo este también pequeño.

Para este tipo de baño la mejor distribución es aquella en la que los elementos están dispuestos de forma paralela  y en la que se separan los elementos con transparencias.

Por ejemplo, la mampara de la ducha o bañera es de cristal transparente porque esto da sensación de amplitud. 

Además, se recomienda que la puerta sea corredera ya que así nos ahorramos más espacio.

Baño correctamente iluminado.

Consejos para distribuir bien los baños

Antes de finalizar con este artículo nos gustaría darte algunos consejos básicos para que la distribución de tu baño sea todo un éxito. 

En primer lugar es fundamental que, cada vez que puedas, alinees los elementos. Esto es un gran truco y funciona muy bien en todo tipo de baños.

En segundo lugar, las piezas grandes siempre déjalas para el fondo. De esta manera no entorpecerán para nada el paso.

Eso sí, en algunas ocasiones quedará mejor la bañera frente al lavabo para “esconder” el retrete y el bidé.

Por último, es importante que tengas en cuenta la importancia de dar continuidad a los planos. 

Por ejemplo, puedes colocar el mismo piso en la ducha y en el resto del baño. De esta forma daremos sensación de unidad y de amplitud.

Distribución del baño.

Conclusión

Para realizar una buena distribución del baño lo más importante es tener las cosas claras.

Algunas preguntas que pueden ayudarte a tener un panorama general y claro son:

  • El retrete: ¿de cisterna o no?, ¿es necesario un modelo compacto?, ¿con la cisterna empotrada y escondida?
  • Respecto al lavamanos: ¿puedo permitirme uno de varios senos?, ¿debido al espacio debe ser reducido?, ¿puedo colocar una encimera o es mejor un lavamanos flotante?
  • ¿Ducha o bañera?
  • ¿Necesitó bidé o no?

Recuerda que un baño debe ser, ante todo, un lugar que supla tus necesidades y las de tu familia, es decir debe ser práctico.

Por ello es importante que pienses en cómo es tu familia, qué dinámica lleváis por las mañanas o si tenéis más de un baño en casa quién usará cuál. 

Como hemos dicho al principio, no existe una fórmula mágica porque cada baño, cada familia y cada estilo es diferente. Pero estamos seguros que con estos consejos distribuir el baño será mucho más fácil.