5 fallos que no debes tener al reformar tu baño

arantza · 12 marzo, 2019
A nadie le gusta tener que pasar por una obra en su casa. Pero si sabemos hacerlo bien desde el principio, esta durará menos y no nos cansaremos tan rápido de ella.

Siempre que se realiza una reforma se debe planificar y organizar todo el procedimiento de la manera más rigurosa posible, y más cuando se trata de reformar un espacio de la casa tan importante como es el baño.

Una reforma del baño puede alterar mucho nuestras rutinas, porque se trata de un espacio indispensable para nuestras necesidades. Para que esta reforma altere lo menos posible el orden tanto de tu vida, como de tu casa, a continuación te ofrecemos los errores más comunes que existen y en los cuales no debes caer.

1. Busca la funcionalidad para reformar tu baño

Combinación de colores para el baño.

Las tendencias en decoración de baños cambian constantemente. Si piensas reformar también los muebles de tu baño, debes ser consciente de las tres características principales que debe tener este espacio:

  • Un lugar cómodo
  • Un espacio accesible
  • Que sea práctico

Con esto queremos decir que no debes escoger los muebles porque sean tendencia o porque estéticamente queden mejor, sino porque realmente cumplan con tus necesidades. Los muebles del baño los utilizaremos diariamente y, por este motivo, debemos tener todo a mano.

2. La seguridad antes que la decoración

Electricidad en el baño.

La iluminación es un elemento muy importante en un baño, pero todavía lo es más la colocación de los focos de luz. Esto se debe a la peligrosidad que puede tener la corriente de luz al contacto con el agua.

Por eso, debes planificar muy bien donde colocar estos puntos de luz para que estén lo más alejados de las zonas de agua. Recuerda que lo más importante es tu seguridad y la de tu familia, la decoración es secundaria.

3. Busca la accesibilidad

Azulejos amarillos para el baño.

Con buscar la accesibilidad a la hora de reformar tu baño nos referimos a buscar la mayor comodidad posible a la hora de utilizar los elementos de este espacio. Un claro ejemplo de esto es la ducha.

Si antes de la reforma tenías bañera, te aconsejamos que aproveches para cambiar esta por un plato de ducha a ras del suelo que no tenga obstáculos para acceder a ella.

Este simple cambio lo agradecerás, en primer lugar, porque este tipo de ducha dará más espacio y amplitud a tu baño y, en segundo lugar, porque con el paso del tiempo en muchas ocasiones perdemos movilidad, y acciones tan sencillas como acceder a la bañera resultan complicadas.

4. Elección de materiales

Baño pequeño.

Una de las grandes elecciones a la hora de reformar tu baño será la de escoger los nuevos materiales que conformarán este espacio. El abanico de posibilidades es muy amplio, pero no debes dejarte guiar tan solo por el estilo de la decoración o por la novedad de los materiales.

Lo importante es elegir materiales que resistan la humedad. En cuanto a las paredes, utilizar papel pintado es tendencia, pero debes tener en cuenta que por mucha resistencia a la humedad que este tenga, con el paso de los años el papel se deteriora. Por eso, es aconsejable que no lo utilices en las zonas del baño donde más humedad se puede concentrar, como alrededor de la ducha.

Otro material que se está utilizando mucho en la decoración en baños es la madera. Esta aporta calidez al espacio, pero se debe tener especial cuidado a la hora de elegir el tipo de madera que se va a instalar. No todas son especiales para los baños y no todas ofrecen la misma resistencia a la humedad.

Como consejo, los suelos vinílicos son una buena opción a la hora de reformar el baño. Podrás colocarlos encima del que quieres eliminar, por lo que la obra será menor. Se trata, además, de un material muy resistente a la humedad.

5. La elección del lavabo al reformar tu baño

lavabo de porcelana curvada

El lavabo se trata de uno de los elementos esenciales en el baño, junto con la ducha y el inodoro. Por este motivo, se debe tener especial cuidado a la hora de elegirlo. Las tendencias y las formas de los lavabos han ido evolucionando hasta crear espacios muy llamativos para decorar el baño.

Pero en ocasiones, estas formas no son realmente todo lo prácticas que deben ser para el uso que se le da diariamente al lavabo. Escoge uno con el que creas que vas a sentirte cómodo, puedes arrepentirte de tu elección con el paso del tiempo.