2 trucos baratos para renovar la casa fácilmente

No hará falta hacer una reforma para cambiar tu casa. Con estos consejos podrás transformarla de una forma muy sencilla.

Sabemos que para renovar la casa suele ser necesario hacer obra y es algo complicado y sobre todo, costoso. Nunca sabemos cuando es el momento de hacerlo. Bien sea por unas cosas u otras, da pereza. Y eso de tener la casa empantanada, es algo que no suele hacer mucha gracia.

No obstante, no hace falta hacer una reforma o un retoque en alguna de las habitaciones para dar un cambio de aires a tu casa. No necesitas gastar una millonada para hacer que parezca otra. Solo hay que tener en cuenta algunos detalles que, normalmente, pasamos desapercibidos y que pueden hacer que tu casa luzca totalmente diferente.

En el post de hoy os contamos algunas ideas para renovar la casa fácilmente. No tendrás que tirar tabiques, quitar suelos o cambiar puertas. Bastará con echarle imaginación y ganas. ¿Te animas a hacer un cambio en tu casa?

1. Renueva todos los textiles

Aunque parezca que no, renovar todos los textiles de tu casa hará que parezca totalmente diferente. Estos tienen gran peso en la decoración de la casa. Los encontramos en todas las estancias. El dormitorio, el salón, el baño… Si decidimos cambiarlos, cambiará también el color de tu casa. Podemos jugar con un montón de tonalidades. Bien sean colores más apagados, más alegres o tonos pasteles. Sin duda, será uno de los cambios más económicos que podrás hacer.

En el dormitorio podemos transformar nuestra cama, comprando una nueva funda nórdica con un nuevo conjunto de sábanas. Además, ¿a quién no le gusta estrenar ropa de cama? Escoge un tono totalmente diferente al que tenías y que combine bien con los elementos de tu cuarto. También podrás dar otro toque más, innovando con los cojines y las almohadas. En el caso de que optes por un funda blanca, estos podrán ser la chispa de color de la cama. A medida que vayamos cambiando de estación, podrás cambiar también los complementos. ¿Qué mejor excusa para cambiarlos?

Otra idea es renovar también las cortinas. Tanto en el dormitorio como en el resto de las estancias. Esto si que hará cambiar sustancialmente tu casa. Opta por otro tipo de cortinas. Si tenías estores prueba con cortinas largas, y viceversa.

En el baño también podrás cambiar varias cosas. Las toallas pueden ser un elemento que cambie la tonalidad de tu baño. Escoge un color que case bien con el resto de muebles y ¡listo! Con este tip tan sencillo, darás un cambio bastante grande a cada uno de los cuartos.

Textiles dormitorio.

2. Dale un nuevo color para renovar la casa

Otra gran idea que, sin duda hará que tu casa se transforme es pintarla. Podemos escoger colores que no tengan nada que ver con los que teníamos para que así, el cambio sea más drástico. Llamamos a un pintor de confianza y ¡ya lo tenemos!

Si no quieres gastarte mucho presupuesto en pintar, puedes hacerlo tú mismo. En el mercado puedes encontrar pinturas de calidad para hacerlo tú mismo. Además, el movimiento Do it yourself, no puede estar más en auge ahora mismo. Encontrarás todo tipo de materiales e ideas para poder llevarlo a cabo sin ningún tipo de problema. ¿Te atreves?

En aquellas estancias en las que nos guste el color y no queremos que el cambio se note tanto, podemos innovar. Escoge un color diferente y prueba a ponerlo en uno de los lados de la pared. En el caso del salón, por ejemplo, donde se sitúa el sofá principal, en el dormitorio donde está el cabecero, etc. Eso sí, escojas el que escojas que combine bien con el resto. Nosotros te recomendamos que en estas partes de la pared te salgas un poco de lo convencional y arriesgues más. No te arrepentirás.

Otra gran opción es incluir papel pintado. Es relativamente fácil de poner y aportará más dinamismo a tu hogar. En el mercado podemos encontrar gran variedad de ellos sin necesidad de gastarnos mucho.

Para aquellas estancias que tengan azulejos, como es el caso del baño y la cocina, normalmente, también existen diferentes alternativas sin necesidad de gastarnos una millonada. En vez de hacer obra y quitar todos y cada uno de los azulejos, podemos pintarlos. Sí, leíste bien, pintarlos. Esta es una nueva tendencia que se viene observando desde hace unas temporadas. Hay una pintura especial para azulejos que permite cubrirlos sin estropearlos y dejando un resultado espectacular. Rápido, bonito y barato.

Cuadros contemporáneos para el salón.

¿Y si pintamos las puertas?

Esta es, sin duda, una de las ideas que más nos gustan. Pintar las puertas, aparte de suponer un gran cambio en la casa, también es una tendencia que viene pisando fuerte. Salirte de los colores más estandarizados de las puertas, como son el madera, blanco o beige, ¡no nos puede gustar más!

No obstante, si tus puertas son de pino o roble, puedes lacarlas y pintarlas de un color distinto. El blanco sigue siendo una de las mejores opciones para puertas ya que aporta mucha luminosidad y genera amplitud. 

Si quieres arriesgarte un poco más, algo que se está empezando a ver en muchos sitios son las casas en tonos neutros y blancos con puertas azules. Sí, azules. Este tipo de ambientes da un rollo ibicenco muy peculiar que sin duda, aportará mucho encanto a tu hogar. Además, puede dar mucho juego en la decoración.

Otro detalle que podemos incluir en las puertas son los tiradores para renovar la casa. Tanto en armarios, cajones como en puertas se convierten en un pequeño complemento que puede hacer cambiar en gran medida tu casa. Si no quieres que destaquen mucho, opta por tiradores pequeños y sutiles. El acero es uno de los materiales que más vemos. Para los que quieran arriesgar un poco más, otra buena opción es el cuero, aluminio o cobre.

¿Qué tal incluir vinilos?

Los vinilos es algo que no paramos de ver en casi todas las casas. Da un toque muy especial a las paredes y puertas donde lo queremos incluir. Va genial tanto en las habitaciones infantiles de la casa como en salones o dormitorios de matrimonio. Es importante lo que queramos transmitir con él. Si queremos un mensaje, un dibujo o algo más abstracto. También ayudará a cambiar la ambientación de tu casa.

Vinilo decorativo en pared.

Como vemos, renovar la casa no tiene por qué ser algo costoso. Con estos trucos, cambiarla será algo fácil y rápido. 

Te puede gustar