3 alarmas que debe tener tu casa para una mayor seguridad

Pilar · 2 agosto, 2018
¿Tu casa está bien protegida? Las alarmas son fundamentales para vivir tranquilo. Te contamos cuáles son las mejores para vivir con una mayor seguridad.

¿Conoces los diferentes tipos de alarmas? ¿Tu casa está bien protegida? Aquí te contamos todo sobre ellas para que escojas un sistema completo que garantice la mayor seguridad en tu vivienda.

Las alarmas son fundamentales para vivir tranquilo. Sigue leyendo y descubre todas las ventajas de tener instalado un sistema de alarma en casa.

Ventajas de tener una alarma en casa

En los últimos años las alarmas se han popularizado y son un básico en la mayoría de las viviendas. Esto es debido a que ofrecen muchas ventajas y a que cada vez tienen un precio más competitivo. Si todavía estás dudando sobre instalar o no un sistema de seguridad de este tipo en tu vivienda, a continuación te damos varios motivos:

  • Tranquilidad. Tener una alarma instalada aporta tranquilidad tanto en tu día a día como cuando te marchas y la vivienda queda vacía. Saber que todo va a seguir igual cuando vuelvas a tu casa hace que vivas más tranquilo y con menos preocupaciones.
  • Seguridad. Sobre todo para aquellas personas que tienen hijos u objetos de especial valor en casa. Instalar un dispositivo de seguridad garantiza que tu familia y tus bienes están a salvo.

Respecto a los inconvenientes, el principal es el precio tanto de la instalación como del mantenimiento de las alarmas. Nuestra recomendación es que utilices uno de los muchos comparadores que hay en internet. Después de responder varias preguntas sobre tu vivienda y el sistema de seguridad que deseas instalar recibirás varias ofertas y podrás escoger la más competitiva.

De todos modos, hay que destacar que en los últimos años las alarmas han bajado bastante su precio y actualmente se pueden adquirir sistemas completos de seguridad por un precio bastante económico.

¿Cómo funciona una alarma?

Una alarma está formada principalmente por 4 elementos. Todos ellos forman un sistema de seguridad que garantiza que la vivienda esté protegida frente a cualquier tipo de robo.

  1. Caja de control. Se puede decir que la caja de control es el cerebro de toda la instalación. A ella están conectados todos los dispositivos que a continuación explicamos.
  2. Teclado. Dispositivo que el usuario manipula cuando entra y sale de la vivienda para activar o desactivar la alarma. Es importante adquirir siempre la rutina de marcar el código de seguridad, de lo contrario la alarma no será eficaz y estaremos malgastando el dinero. Suele estar instalado en el recibidor.
  3. Alarma o sirena. Es la parte más conocida de las alarmas. Se trata de una sirena que emite ruido cuando detecta un robo. Es la forma que tiene el dispositivo de seguridad de dar la voz de aviso de que algo extraño está sucediendo en la vivienda.
  4. Detector. Pueden ser de diferentes tipos, tal y como explicamos a continuación. Se encuentran repartidos por la casa y a través de distintos métodos son capaces de detectar cualquier movimiento extraño.

Ahora que ya sabes cómo funciona una alarma, vamos a enseñarte los diferentes tipos de detectores que deben estar presentes en la vivienda para garantizar el nivel más alto de seguridad posible.

1. Cámaras de videovigilancia

Son uno de los detectores más eficaces y se pueden instalar en cualquier punto de la vivienda, tanto en el exterior como en el interior. Graban todo aquellos que ocurre en la vivienda y lo almacenan para poderlo consultar posteriormente en caso de robo.

Además, algunos modelos permiten una conexión con el teléfono móvil. Así, el usuario puede ver en tiempo real el estado de su casa cuando está vacía.

2. Detectores de movimiento

Son un básico de cualquier instalación de seguridad. Son económicos, se instalan muy fácilmente y además son muy efectivos. Se instalan en puntos estratégicos de la vivienda y cuando detectan cualquier movimiento ajeno a los miembros de la unidad familiar mandan una señal.

Para una mayor seguridad, lo más recomendable es instalar un detector de movimiento en cada estancia o, al menos, en aquellas más transitadas, como son la cocina, el salón o el recibidor.

3. Detectores de sonido

Al igual que los detectores de movimiento, se instalan con mucha facilidad. Se colocan cerca de puertas y ventanas para que reaccionen ante una rotura de cristal o algún otro tipo de golpe para forzar los sistemas de acceso. Envían posteriormente la señal a la caja de control y dan aviso a la central para evitar el robo.

La mejor opción para crear un sistema de seguridad eficaz es combinar los diferentes tipos de detectores. De este modo se garantiza que la casa esté protegida frente a cualquier movimiento, ruido o cualquier otro comportamiento extraño.