5 tipos de grifos de cocina

Pilar · 17 julio, 2018
¿Qué grifo se adapta mejor a tu cocina? ¿Quizá uno anclado a la pared? ¿O mejor uno de manguera? A continuación te explicamos cuáles son los diferentes tipos

Si estas pensando en renovar los el grifo de tu cocina, seguro que te has encontrado con tantos tipos que te resulta difícil escoger uno. Para que tu elección sea más simple te proponemos 5 tipos de grifos de cocina y explicamos cada uno de ellos. Seguro que después de leer este artículo tienes mucho más claro cuál escoger, o al menos has descartado algunas de las opciones.

En lo que respecta a grifos, podemos escoger una gran variedad. Dependiendo del estilo, color y material podremos tener un grifo muy común que pase desapercibido o uno llamativo que sea el protagonista de la cocina. Desde aquí, te contamos cuáles son los tipos principales de grifos de cocina para que elijas el que mejor se adapta a tus gustos y necesidades.

Una vez que hayas escogido el tipo tan solo te quedará por elegir el material y el color. Puede ser de la misma gama cromática que la cocina o en un tono totalmente diferente para que sea más llamativo.

1. Grifo clásico

El grifo clásico de cocina es aquel que se encuentra anclado en la base de la parte superior de la fregadera. Normalmente, las metálicas traen incorporada una silueta que indica dónde hay que perforar para instalarlo. Este tipo de grifos no suelen ser muy vistosos porque son metálicos y de líneas simples. En cambio, destacan por su funcionalidad, durabilidad y porque nunca pasan de moda.

El grifo clásico es móvil, por lo que se puede girar sobre su base. Esto es muy práctico si tu fregadera está dividida en dos. Si usamos las dos partes a la vez o tan solo una, podemos girar el grifo y trabajar con comodidad en cualquiera de los dos lados. Se puede decir que este grifo es el más utilizado, y esto es debido a que es muy práctico y económico. Así que, si buscas un grifo que cumpla con su función y que no tenga un diseño que llame la atención, este es el tuyo. 

 2. Grifo con manguera extensible

Los grifos con manguera extensible son de lo más prácticos. Aparecieron en el mercado hace unos años y podemos decir que han llegado para quedarse. Tienen un precio más elevado que el resto y es razonable, ya que son más complejos en cuanto a estructura.

Si quieres tener un grifo con doble función, este es el tuyo

Estos grifos de cocina son un 2 en 1. Hacen la función de un grifo clásico, por lo que son muy cómodos y tienen cierto movimiento. Por otro lado, la parte final del grifo -aquella por la que sale el agua- se extrae como si se tratara de una manguera. Es perfecto para lavar recipientes grandes o para llenar el cubo de la fregona.

grifo de cocina con manguera extensible

3. Grifo anclado a la pared

Los grifos anclados a la pared son los más clásicos. Han pasado de ser los más usados a prácticamente desaparecer. Son más estáticos que el resto, por lo que no son tan versátiles, aunque no podemos moverlos de un lado para otro, ya que su movimiento está limitado por su anclaje a la pared

Si, como es habitual, lo vas a usar con frecuencia, te recomendamos que descartes esta opción. Hoy en día en el mercado están disponibles otros muchos tipos, como los que te presentamos. Adquiriendo uno de ellos, nuestro día a día será más cómodo.

4. Grifo flexible

Los grifos de cocina flexibles se parecen mucho a los de manguera. La diferencia es que solo tienen la función de manguera, por lo que son más largos y flexibles. El cabezal de los grifos flexibles suele ser similar al de la ducha, por o que el agua sale por una superficie mayor y mejor repartida.

5. Grifo con accionamiento automático

Los grifos de accionamiento automático son la última novedad del mercado. Permiten accionarlos sin necesidad de tener un mando que regule la salida del agua. Son perfectos si tenemos las manos sucias y no queremos manchar el grifo. Esto es algo que pasa muchas veces en la cocina y después es necesario limpiar el grifo. Aunque hay de varios tipos, la mayoría se accionan al acercar la muñeca a la parte superior del grifo. Saldrá agua mientras la muñeca esté cerca y dejará de salir cuando la alejemos.