3 soluciones para hacer tu hogar impermeable

3 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Una fórmula eficaz para acabar con los problemas de humedades en tu casa es a través de un sistema de impermeabilización de calidad.

La primavera es una estación llena de contrastes. Durante este periodo, las temperaturas suben y las horas de sol aumentan. Pero también trae consigo un tiempo inestable, como las lluvias torrenciales. Todo este agua puede ocasionar daños irreversibles en nuestra casa. Afortunadamente, hoy te dejamos 3 soluciones para hacer tu hogar impermeable.

Los daños ocasionados por el agua en época primaveral genera severas complicaciones. A la larga, el agua puede ocasionar problemas de humedades que, a su vez, generan la pérdida de calor, condensación e, incluso, la aparición de hongos.

No obstante, podemos frenar todos estos daños, siempre que tomemos las precauciones necesarias para evitar que las humedades causen males mayores.

La fachada en un hogar impermeable

Humedad en las fachadas de casas.

Los muros exteriores de las casa son unas de las zonas que más se pueden ver afectadas por los problemas de humedad, ya que sobre ellos recae con gran fuerza las lluvias torrenciales.

Esta acumulación de agua puede generar ciertos peligros, no solo en cuestión de estabilidad de la casa, sino para la salud de sus ocupantes por el afloramiento de hongos.

Sin embargo, con una impermeabilización adecuada de las paredes exteriores podemos evitar estos daños. Pero ¿cómo se hace un muro impermeable?

  • En primer lugar, debemos asegurarnos de que nuestros muros estén sanos, es decir, que no tengan ningún tipo de grieta por donde pueda entrar el agua. En el caso de encontrar algún tipo de desperfecto, debemos solucionarlo antes de aplicar el producto impermeabilizante.
  • Una vez comprobado que no existe ningún tipo de fisura, es necesario aplicar un mortero o revoco impermeabilizante. En el mercado existen muchas variedades de este producto. Sin embargo, a la hora de escoger el mortero debemos asegurarnos que sea el adecuado para nuestros muros.
  • Finalmente, pinta tu fachada con pintura impermeable específica para exteriores. De esta forma, le aportarás una protección extra al muro, al mismo tiempo que cuidas la imagen externa de tu hogar.

Un techo aislado consigue un hogar impermeable

Podemos decir con seguridad que el techo de tu casa es la zona más importante para conseguir una perfecta impermeabilización. En esta parte de la casa es donde cae con mayor fuerza el agua de lluvia. Por lo tanto, es imprescindible contar con un buen aislamiento para que la humedad no llegue al interior.

El primer paso para conseguir un aislamiento adecuado es garantizar la integridad de nuestro tejado. Dependiendo de si se trata de una cubierta plana o a dos aguas, escogeremos un tipo de cobertura u otra.

Cubierta de tejas

Tejado de tejas.

En el caso de una cubierta a dos aguas, el revestimiento más común es a base de tejas, aunque también podemos encontrar otros materiales. Para conseguir una perfecta impermeabilización debemos actuar sobre tres frentes:

  • El aislamiento interior del techo es el primer paso. Incorporando un buen aislamiento en el ático de la casa, conseguiremos el filtrado de humedades y, además, nos ayudará a mantener la temperatura de la casa.
  • En segundo lugar, es imprescindible que apliquemos una placa bajo teja impermeable que aporte una protección extra a nuestro techo. De este modo, incorporamos una barrera más entre el exterior y nuestra casa.
  • Por último, debemos asegurarnos de que todas nuestras tejas estén en perfectas condiciones, reemplazando aquellas que presenten algún tipo de rotura. Por otro lado, el sellado entre las tejas y las zonas críticas, como las justas con la chimenea o las ventanas, ha de ser el adecuado.

Cubiertas planas para un hogar impermeable

Cubiertas planas.

Las cubiertas planas requieren un especial cuidado, ya que la mayoría de ellas son utilizadas a modo de terraza o azotea, lo cual implica una mayor acumulación de agua.

En este caso, debemos garantizar que existe un buen sistema de desagüe de agua. Es más, el buen mantenimiento de todo esto supondrá la mayor parte del éxito de nuestra impermeabilización.

Una vez garantizado el sistema de drenaje, el siguiente paso es incorporar el material de aislamiento. Existen muchos materiales para impermeabilizar las azoteas.

Sin embargo, una de las soluciones más eficaces es la tela asfáltica. Este material es muy económico y garantiza la impermeabilización de toda la superficie, incluso en lugares con lluvias abundantes.

Finalmente, es recomendable la instalación de un suelo de baldosas cerámicas, esto le aportará una mayor protección y, además, nos permite dar un uso eficaz a este espacio.

  • Torres, A. (2016). Reparemos la Casa: ¿Cómo reparar y mejorar tu casa?. Estados Unidos: Ediciones Torres.