¿Cuál es el mejor aislamiento para tu ático?

30 abril, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El ático es un espacio por el que puede escaparse el calor fácilmente y que entre la humedad del exterior. Es importante tener bien claro cuáles son los materiales y los procedimientos a seguir para un correcto aislamiento.

Si tienes un ático, es posible que hayas sufrido en más de una ocasión las consecuencias de las condiciones atmosféricas. La lluvia, la nieve, el granizo o el viento son factores que pueden generar serios problemas térmicos y de humedad. Por eso, debes cuestionarte lo siguiente: ¿cuál es el mejor aislamiento para tu ático?

Lo que vamos a abordar a continuación son los principales componentes con los que proteger tu hogar. Si resides en un ático y en más de una ocasión tienes problemas de goteras y humedades, es momento de tomar cartas en el asunto y empezar a poner soluciones encima de la mesa.

Como es imposible poder controlar el tiempo externo, lo que sí puedes hacer es tener todo asegurado para que no pueda salir damnificada la vivienda. Es imprescindible que se utilicen los medios necesarios para que el techo y las paredes estén en condiciones óptimas y evitar, a su vez, la salida del calor.

Posiblemente, la parte más importante de la casa

Paneles de yeso de aislamiento.

¿Por qué decimos que el ático es una de las partes más importante de la casa? Básicamente, este espacio cierra la vivienda por la parte superior. De hecho, se encuentra ubicado en contacto directo con el exterior por las paredes y el techo.

Es muy importante que se utilicen materiales de buena calidad. El principal propósito es que pueda cubrirse la techumbre para prevenir la salida de calor y evitar, así, cualquier problema relativo al enfriamiento innecesario del hogar.

Lo primero que vamos a conseguir con un buen aislamiento es ahorro de dinero. A través de la disposición de buenos materiales se protege más el interior, y la calefacción no tiene que estar trabajando durante tantas horas al día.

Es mejor invertir en calidad para que tu casa esté bien resguardada del frío.

Procedimiento para el mejor aislamiento del techo

Aislamiento sin paneles de yeso con paredes de madera

A la hora de proceder al aislamiento, hay que tener bien claros cuáles son los pasos a seguir y tratar de proteger la parte más sensible del hogar: el techo. Eso sí, una buena impermeabilización por fuera será de gran ayuda.

  • Lo primero de todo es hacerse con los materiales y utensilios que te servirán para realizar las obras. Para ello, te harán falta: un taladro, un cordel resistente, un metro, clavos, láminas de barrera de vapor, soportes metálicos y materiales aislantes.
  • Coloca los soportes metálicos sobre las vigas tratando de que quede todo conectado simétricamente. Utiliza el cordel para unir bien los soportes.
  • A continuación, debes introducir el material aislante entre medias de las vigas y los soportes metálicos. Estos van a servir para soportar, a su vez, unos rieles horizontales y largos de lado a lado para soportar otra capa más de aislante.

Colocación de la barrera de vapor

Aislamiento térmico por inyección de cámara.
Aislamiento / aislantium.es

¿Qué función tiene este producto? En realidad, es uno de los elementos más importantes del aislamiento. Una vez que se ha realizado correctamente el paso anterior, es momento de cubrirlos con esta barrera para que se establezca la prevención de la humedad.

La función que cumple este recurso es regular los intercambios de vapor de agua. En el fondo, es el encargado de que no pueda acceder la humedad tan fácilmente y que el calor del hogar no se marche por ningún hueco.

Para colocarlo hay que tener cuidado de que no quede mal pegado. Una buena cinta adhesiva puede ayudarte a que quede completamente fijado. Asegúrate de que la propia cinta refuerza y es resistente a la humedad.

Protección para la pared con el mejor aislamiento

Rollo de aislamiento.

Al igual que el techo, las paredes de un ático son receptoras de todo tipo de inclemencias meteorológicas; pero, a su vez, pueden ser los vehículos para la fuga de calor y suponer un problema para la casa. Por tanto, debemos tener presente los siguientes aspectos para trabajar sobre los muros:

  • Uno de los materiales que mejor funciona es la fibra de vidrio. Es un recurso muy efectivo. Además, cumple la misma función que una barrera de vapor. Su colocación sobre las paredes se realizaría de la misma manera que el procedimiento que hemos aplicado en el techo.
  • Otra solución sería la celulosa de relleno suelto. Es más resistente que la fibra de vidrio y se emplea habitualmente en lugares donde hace más frío.

Ambos casos son muy adecuados para el aislamiento. Lo que sí debes tener en cuenta es que si colocas dos capas de gran grosor, podrás conseguir un resultado mucho más positivo.