4 consejos para arreglar y cuidar el cuero

Estefany Hurtado 8 abril, 2018
Es un material muy utilizado para decorar los muebles de tu casa, sobre todo los sofás. Con los mejores cuidados te durará toda la vida.

El cuero es un material de origen animal que se curte para poder ser aprovechado para multitud de usos. Uno de ellos es la decoración. Pero el cuero necesita unos cuidados específicos, por ello es importante tener claro que habrá ocasiones en las que vamos a tener que arreglar y cuidar el cuero.

El cuero en la decoración de interiores aporta mucha elegancia y comodidad. Habitualmente se le asocia con estilos decorativos más clásicos como los usados en bibliotecas o despachos.

Sin embargo, hoy en día es más común ver el cuero en muchos estilos de decoración.

Los tonos más comunes del cuero en la decoración de interiores son el negro, el marrón oscuro o el camel.

En el artículo de hoy te damos 4 consejos para arreglar y cuidar el cuero. 

Cómo cuidar el cuero

Si tenemos elementos de cuero en nuestra casa como sillas, sofá, puffs, etc. Es importante saber que de vez en cuando nos vamos a ver en la situación de arreglar y cuidar el cuero.

El cuero es un material muy resistente pero requiere de cuidados especiales. 

Como mejor es prevenir que lamentar, primero os daremos 2 consejos para que sepas cómo cuidarlo.

Sol

Aunque el cuero sea un material muy resistente su mal cuidado puede acortar su utilidad.

Uno de los factores que puede dañar el cuero es la exposición al sol. 

Por ello te recomendamos que sitúes los elementos de cuero en un lugar en el que el sol no les de directamente. De lo contrario el cuero puede secarse y agrietarse. 

Sofá de cuero marrón de estilo industrial.

Limpieza

Limpia el cuero una vez por semana. La mejor forma de hacerlo es:

  1.  Quitando el polvo con un paño de microfibra o con la aspiradora. Eso sí, si lo haces con la aspiradora utiliza un cepillo de cerdas suaves o bien solo con el tubo.
  2. Si el cuero tiene alguna mancha puedes utilizar un trapo mojado en agua destilada con jabón neutro y limpiarlo. Eso sí, procura actuar inmediatamente después que sea ha producido el derramamiento. De esta forma el líquido no interiorizará en el cuero.
Cómo limpiar un sofá de cuero.

Cómo arreglar el cuero

Si no has podido evitar que tus elementos de cuero se dañen, no te preocupes porque existen soluciones que puedes utilizar para arreglar y cuidar el cuero. 

Como hemos mencionado anteriormente, el cuero puede estropearse por haber estado expuesto durante mucho tiempo al sol, por nuestros animales o porque no se ha cuidado correctamente.

Existen varias soluciones para el desgaste, agrietado o manchas del cuero. 

En este apartado os hablamos de dos formas de arreglar el cuero.

Parches para cuero

Esta es una de las soluciones más comunes debido a que es fácil colocarlos y además es una opción muy económica.

Consiste en colocar parches de cuero en las zonas dañadas.

Este parche, como decimos es de cuero y por la parte posterior es adhesivo. Así que no necesitarás productos adicionales o aguja e hilo. 

En la actualidad su precio ronda los 15 € y hay de varios tamaños así como diferentes tonalidades. 

Son perfectos para los lugares donde el cuero está rajado.

Reparar el cuero del sofá.

Cuero líquido

Sí, hay cuero líquido y es un gran invento. 

Eso sí, es una opción que requiere de más pericia y son un poco más caros. 

Se utiliza para reparar pequeños cortes, agujeros o arañazos.

Necesitarás desengrasante de cuero para limpiar toda la superficie a tratar. 

Después tendrás que lijar con una esponja o lija toda la superficie para que ésta quede lisa. Una vez lisa la superficie es el momento de aplicar el cuero líquido ayudándote de una espátula.

Su precio es de unos 18€ y también puedes encontrarlo en diferentes colores.

Cómo reparar un sofá de cuero.

Conclusión

Para arreglar y cuidar el cuero existen muchas opciones. Lo importante es que la limpieza y el cuidado del cuero la lleves al día. 

Otro consejo muy útil es hacer una limpieza profunda del cuero una vez al mes utilizando productos específicos como cremas o tinte reparador.

Evidentemente es mejor llevar una buena limpieza del cuero para evitar posibles daños.

Sin embargo, si tienes animales, por ejemplo, será más probable que el cuero se resienta y dañe más rápido.

Por ello, te aconsejamos que si no quieres prohibir a tu mascota que se suba al sofá de cuero, por ejemplo, tomes medidas como colocar un protector cada vez que se vaya a subir. 

Te puede gustar