4 tips para decorar con vinilos la casa

Sofía Sangrador · 19 abril, 2018
Los vinilos pueden ser tus mayores aliados a la hora de decorar tu casa: hay muchísimos diseños diferentes, son baratos y muy fáciles de colocar. Sin duda son una alternativa original y sencilla que tienes que conocer.

Como ya sabrás, decorar con vinilos la casa conlleva muchísimas ventajas. Son una alternativa sencilla a la vez que original con la que decorar todo tipo de espacios, tanto interiores como exteriores.

Ante todo, vamos a explicarte en qué consisten exactamente los vinilos. Se podría decir que son unas pegatinas que se usan para decorar. Su origen está en el policloruro de vinilo, un tipo de plástico muy versátil conocido también como PVC. Este a su vez, proviene de la polimeración del monómero del cloruro de vinilo.

Ahora, además de cuadros, fotografías, láminas o papeles pintados, podrás añadir los vinilos a tus opciones al adornar cualquier espacio.

Por último, antes de darte algunos consejos sobre decorar con vinilos la casa, queremos que conozcas sus ventajas.

¿Qué ventajas tiene decorar con vinilos la casa?

  • Son fáciles de colocar: sin duda su colocación es bastante rápida y muy sencilla. Eso sí, hay que tener cuidado con la aparición de burbujas. Si no desaparecen tras un par de días puedes pincharlas tú mismo con alguna aguja u otro elemento punzante.
  • Su retirada es rápida: si decides retirarlos no tendrás ningún problema. Además, no deberían dejar ningún tipo de marca. Tras esto puedes colocarlo sobre otra superficie.
  • Son una alternativa económica: realmente los vinilos son muy baratos. Obviamente, el límite de presupuesto es algo ya personal, pero es posible encontrarlos desde los 5 euros, así que la gama es muy amplia.
  • Puedes adquirirlos fácilmente: actualmente puedes encontrarlos sin problema en comercios, incluso en tiendas online, que son las que quizás te puedan ofrecer mayor variedad.

Tras dejarte las principales ventajas que conlleva el uso de vinilos a la hora de decorar, vamos a darte algunos consejos para que tengas en cuenta antes de ponerte manos a la obra.

1. Ten claro dónde quieres colocarlo

Lo bueno de los vinilos es que pueden quedar bien en cualquier lugar de la casa, solo hay que escoger una superficie adecuada para ello.

Además, como no ocupan nada de espacio (suelen ser totalmente planos), son totalmente recomendables en pisos pequeños, en los que la falta de espacio es usual. Por eso son una buena opción ante otras alternativas que sí que restan centímetros al espacio. Te estamos hablando de estantes, relojes, máscaras…

Como son muy fáciles de poner y quitar, te serán muy útiles en pisos de alquiler, ya que al irte los puedes retirar y no quedará ninguna marca.

Al haber tantos tipos disponibles, puedes encontrar vinilos para  espacios de cualquier tamaño. Desde la zona del enchufe o del rodapié hasta un espejo, una puerta o una enorme pared, hay múltiples formatos.

Suelo de vinilo imitando madera.

2. Conoce las distintas tipologías

A continuación te dejamos los dos principales tipos que puedes utilizar en el interior de tu vivienda:

  • Adhesivo: es el tipo que más interesa en el caso de interiores. Simplemente debes retirar la cubierta pertinente sobre la parte adhesiva. Tras esto, solo tienes que colocar el vinilo sobre la superficie que desees.
  • Agua y jabón: son muy resistente a las condiciones meteorológicas, aguantan bien los cambios de temperatura. Por eso, podemos encontrarlos en exteriores o también en superficies expuestas a cambios drásticos de temperatura. Por ejemplo: en superficies de cocinas o cercanas a radiadores.

También existen los vinilos electroestáticos, pero son más recomendables para escaparates de tiendas, locales, clínicas… Por ejemplo, para presentar al público promociones y ofertas.

Tipos de vinilos.

3. Escoge una superficie adecuada

Aunque con los vinilos puedes decorar cualquier espacio de la casa, es cierto que debes tener cuidado con la superficie que elijas. Así te asegurarás de que el vinilo aguante durante mucho tiempo.

Cuanto más lisa sea la superficie, mejor será el resultado final.

Son fáciles de colocar, como mucho, el mayor problema que puedes encontrar es la aparición de burbujas. Si no desaparecen tras un par de días, puedes pincharlas tú mismo con algún elemento punzante (agujas, alfileres…). Esto no supone ningún problema.

Ejemplos de superficies perfectas para decorar con vinilos son puertas, paredes sin gotelé, ventanas, muebles, espejos o incluso ordenadores.

Vino de rayas en habitación infantil.

4. Sé creativo

Nunca debemos dejar de lado la innovación y creatividad. Hay tantos modelos disponibles de vinilos que puedes crear muchísimas combinaciones posibles.

Con vinilos de animales puedes hacer algunas combinaciones originales y graciosas. Por ejemplo: puedes poner una pequeña ardilla encima de un interruptor, un caracol sobre el rodapié, pájaros sobre el cabecero, una carita hambrienta en la nevera…

Los vinilos 3D también pueden ser una opción. Con ellos conseguirás dar sensación de profundidad, como si fuera un trampantojo. Puedes escoger un vinilo que represente un gran paisaje o un animal que parezca que se va a arrojar sobre el espectador en cualquier momento.

Vinilo de motivo animal, lobo, para decorar la nevera.
Vinilo lobo / pixers.es

Conclusión

Lo más importante para decorar con vinilos tu casa es que su contenido se adapte a las características del espacio en el que lo vamos a colocar.

Recuerda: siempre puedes innovar de una manera u otra a la hora de decorar tu casa.  Los vinilos no son la excepción, sin duda, con ellos lograrás atraer las miradas de amigos y familiares.