Las 7 cosas que debemos limpiar más a menudo en casa

Mónica Heras Berigüete·
Hoy más que nunca la higiene es importante, por lo que vamos a hacer un repaso de las cosas que debes limpiar más a menudo en tu casa.
 

El coronavirus trae en jaque al mundo entero y, alarmas aparte, nos ha obligado a poner mucha más conciencia en nuestras rutinas de higiene tanto personales, como  en el hogar o en nuestros espacios de trabajo. Es por eso que queremos hacer un repaso contigo acerca de cuáles son las cosas que debemos limpiar más a menudo en casa, para que nuestras familias estén seguras y protegidas.

1. Intensificar la limpieza general

Elegir productos de limpieza del baño

La OMS  ha brindado una serie de  recomendaciones para evitar que el virus se propague y, entre ellas, destaca “limpiar regularmente con desinfectante las superficies”. La lejía diluida en agua es la sustancia más recomendable y debe usarse en una proporción de 20 ml por cada litro de agua.

Además, los expertos aconsejan hacer la mezcla el mismo día que la utilicemos. En primer lugar, debemos  limpiar previamente las superficies con un paño húmedo para retirar los restos de polvo y, después, con la lejía.

Para lugares en las que no esa posible usar este producto, podemos preparar una solución de alcohol al 70% y agua al 30%; es igual de eficaz y cuida nuestros objetos delicados.

 

Si hablamos de esas cosas que debemos limpiar más menudo en casa, lo lógico es poner especial atención en lo que tocamos con más frecuencia como los pomos de las puertas, los interruptores, los tiradores, los grifos, las encimeras y los sanitarios, entre otros.

2. La zona de trabajo

Limpiar el salón.

Quienes estamos teletrabajando, debemos tener nuestra oficina como los chorros del oro. Para ello, podemos usar toallitas desinfectantes o la solución de alcohol y agua antes mencionada para no dañar los aparatos electrónicos.

No debemos olvidar el ordenador, el teclado, la silla, el escritorio, las carpetas y el teléfono… Todo aquelloo con lo que estemos en contacto debe ser desinfectado.

3. Cosas que debemos limpiar a menudo: los aparatos electrónicos

Una de las cosas que más suciedad acumula es el móvil. Para limpiarlo, debemos apagarlo y desenchufarlo de la corriente eléctrica; después, podemos usar la solución de alcohol que hemos indicado o, para evitar posibles daños, hacer otra con agua destilada con vinagre blanco al 50%. Es muy importante poner especial empeño en las ranuras.

Repetimos la misma operación con los mandos de la tele, el de los videojuegos y cualquier aparato electrónico que tengamos en casa.

 

4. Los suelos, una de las cosas que debemos limpiar seguido

Cosas que debemos limpiar

Resulta obvio pero tenemos que recordarlo a veces. El suelo es una de las zonas en donde mayor higiene debemos tener y hemos de hacerlo a diario, especialmente si salimos de casa por algún motivo.

El uso de una aspiradora es muy recomendado para evitar levantar gérmenes con el polvo. Después, fregamos bien cada rincón usando un producto desinfectante o lejía para asegurarnos de que todos los espacios están impecables.

5. Atención con la ropa de cama y del baño

Recomendamos cambiar con frecuencia la ropa de cama y lavarla con agua muy caliente tras hacerlo. Lo mismo se aconseja para los manteles, las servilletas, las fundas de cojines y el sofá.

En cuanto al baño, lo ideal es que cada miembro de la familia tenga una toalla para las manos y otra para el cuerpo, y que no se mezcle con las del resto.

6. Cosas que debemos limpiar: los juguetes de los niños

Es imposible evitar que se lleven todo a la boca, especialmente si son muy pequeños.  Por ello, sugerimos realizar una buena limpieza de los objetos de tela y los peluches metiéndolos a la lavadora y desinfectando el resto. También podemos meter los de plástico en el lavavajillas.

 

7. Cosas que debes limpiar más a menudo en tu casa: utensilios de cocina

cosas que debemos limpiar

A medida que limpiamos, deberíamos cambiar los trapos que utilizamos. De este modo, no esparciremos la suciedad y los gérmenes por la casa; después, tenemos que lavarlos con agua caliente.

También  podemos optar por utilizar papel de cocina y, por supuesto, deberíamos usar guantes siempre y lavarlos cuando terminemos.

Sigamos las recomendaciones de la OMS y de los especialistas, mantengamos una rutina de limpieza y permanezcamos en casa.