Clásicos del diseño: silla Swan

23 septiembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El dinamismo y la sinuosidad pueden reflejarse a través de muebles como la silla Swan, un elemento decorativo distendido y original.

En los despachos, oficinas, espacios de reunión o simplemente en tu propia casa, pueden aplicarse diseños innovadores que atraigan todas las miradas y sea un componente muy original; es aquí donde se encuentran clásicos del diseño: silla Swan.

A la hora de transformar el diseño de un interior puede hacerse desde el mobiliario. Por supuesto, también juega un papel muy importante el color y la línea del mueble; pero todo ha de complementarse con el resto de la decoración.

Todo recurso del diseño de interiores puede ser considerado obra de arte, ya que cumple una funciones estéticas. En este caso, la silla Swan es un elemento que, a lo largo de la historia, goza de una importante consideración artística.

La silla Swan: su historia

La silla Swan nace en 1958, de la mano del arquitecto y diseñador danés Arne Jacobsen. Dos años antes de esta fecha, recibe el encargo de diseñar las suites del SAS Royal Hotel de Copenhague (Dinamarca); es por ello por lo que diseña esta obra.

Silla Swan roja.

Años atrás venía realizando otros diseños de sillas; sin embargo, es con esta silla el ejemplo de ruptura de normas, de apertura de nuevas vías de decoración y genera nuevos campos estéticos. 

Estuvo mucho tiempo trabajando en su garaje la manera de hacer una silla original y moderna. Así, recibe diferentes tipos de inspiraciones, sobre todo de arquitectos y escultores.

– La silla Swan: nuevo concepto estético, nuevas líneas de diseño.-

Tipo de diseño: características

La apariencia que muestra la silla Swan se desmarca de los estereotipos fijados por la tradición y la concepción de lo que es considerado un asiento. ¿Dentro de qué concepción estética se puede situar?

  • Sinuosidad en la línea: se busca el movimiento, el dinamismo de la forma, que no haya una estructura estable, sino que pueda reflejarse la curva como medio de soporte. Refleja la posible forma de un cisne.
  • Minimalismo: por supuesto, esta silla encajaría dentro de la corriente minimalista. La sencillez, sutileza, finura y reducción básica de las formas hace que sea un elemento que encaje perfectamente en esta corriente.
  • Sentido orgánico: esta silla se enmarcaría dentro del movimiento orgánico del arte. El carácter de maleable y su apariencia sinuosa hace que parezca un componente orgánico, como si tuviese vida.
  • Elegancia: además de estas características descritas, la silla no pierde la elegancia. Es un diseño que no genera controversias y que invita a sentarte. Lo que se ha hecho es depurar las formas, romper con los esquemas clásicos y mostrar una apariencia sutil.

– La silla Swan es sinónimo de sutileza, dinamismo y elegancia.-

Silla Swan en rojo.

¿Cuáles son sus materiales?

En un primer momento se diseña con un armazón de madera que permite una buena sujeción, con el fin de que pueda soportar diferentes tipos de peso y haga de su estructura un sistema resistente.

Exteriormente se componía de un tapizado que contenía en su interior muelles y fibras naturales. ¿Cuál es el objetivo de estos materiales? Generar una comodidad aún no conocida en una simple silla.

Evidentemente, con el paso del tiempo y la difusión de este mueble por el mercado, se ha cambiado el material y se ha utilizado espuma moldeada.

– Comodidad y resistencia combinado con una interesante apariencia estética.-

Espacios donde encajaría esta silla

La apariencia estética de esta silla puede generar confusión. Tras su creación se difundió por los hogares; en un primer momento no tuvo una aceptación positiva, pero más adelante la sociedad supo asimilar bien su formato.

Ante la pregunta, ¿en qué espacios queda mejor esta silla?, ¿en qué estilos puede enmarcarse?, ¿podría quedar bien en mi casa? Todo dependerá del estilo decorativo que se tenga y del objetivo que se quiera conseguir.

Sillas Swan.
Sillas Swan / revistaad.es
  • Oficinas: sin lugar a dudas, dentro de este espacio encajan muy bien, sobre todo por su elegancia «informal» que refleja su forma. Genera una actitud dinámica pero, además, funcional.
  • Hoteles: el hotel es un lugar donde diariamente entra gente nueva; para ello, hay que mostrar una apariencia respetable, distendida, elegante y sutil. Por eso, la silla Swan puede quedar muy bien en las habitaciones.
  • En casa: también puede llegar a los hogares; sin embargo, aquí hay que tratar de darle al espacio un estilo para que la silla pueda tener una correspondencia con el entorno: minimalismo, orgánico, moderno, etc.

La silla Swan se configura como un mueble diferente a la norma; si lo que se desea es cambiar y hacer que el espacio sea original, este mueble no puede faltar.