Cómo combinar el verde con colores cálidos

15 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
Los colores verdes y cálidos pueden ofrecer una estética muy interesante en el salón, siempre y cuando sepamos las fórmulas correctas para realizar la combinación.

Cuando queremos darle a nuestro hogar un toque original, no hay nada mejor como trabajar sobre los colores para conseguir una apariencia diferente a lo que realmente conocemos. Por eso, te mostramos en esta ocasión cómo combinar el verde con colores cálidos.

Esta fórmula puede resultar verdaderamente novedosa y original si se consigue realizar de manera adecuada. Es posible que no resulte fácil su relación, pero estéticamente se puede alcanzar un contenido que se desmarca de la dinámica habitual y proporciona una sensación de bienestar que no consiguen otros colores.

En el fondo, los tonos cálidos generan recogimiento, templanza y comodidad. Por otro lado, el verde aporta ese toque natural que refresca el ambiente y proporciona sensación de esperanza. Si se juntan ambos grupos cromáticos, se puede conseguir un contenido realmente interesante para hacer de nuestro hogar un lugar mucho más atractivo.

¿Qué es mejor poner en la pared del salón?

Decoración ocre y verde.

Quizá te surja la duda sobre qué color es más conveniente para cubrir los muros del salón. Lo primero que debes tener en cuenta son las posibilidades que te ofrecen ambas tonalidades y qué sensaciones pueden aportar en el espacio. No es lo mismo que domine a que lo haga el otro.

La percepción de calidez es algo que nos agrada. Sin duda alguna, los colores terrosos aportan tranquilidad y nos hacen sentir bien. Si se colocan en la pared tonos como el ocre, beige o cualquier otro tostado, se envolverá la habitación en un ambiente apacible y sosegado.

Por otro lado, se encuentra el verde. ¿Qué puede aportarnos si lo aplicamos en las superficies? Principalmente, naturaliza el salón y quizá no refuerce tanto al ser un tono más próximo a los fríos; incluso, puede transmitirnos cierta activación, como puede ser el verde pistacho. Por eso, es importante buscar tonos que no sean demasiado estridentes.

La combinación entre colores debe ser un concepto fundamental para conseguir el bienestar.

Cómo combinar el verde: fórmulas

Detalles del salón en verde pistacho.

A la hora de combinar ambos colores, podemos trabajarlos a través de distintos recursos decorativos, algunos más grandes y otros con tamaños más reducidos. Eso sí, todos ayudan a que pueda establecerse una armonía adecuada. La finalidad es que exista buena sintonía cromática.

  • En el caso de que las paredes sean de tonos cálidos, podemos ofrecerle cierta presencia al verde a través de pequeños elementos, como pueden ser los cojines del sofá. No es necesario que haya demasiados, con que haya al menos 2 será suficiente.
  • Otra fórmula para poder aportar un poco de verde es mediante recursos decorativos, como botellas o jarrones. Situados en una estantería se puede conseguir una aportación interesante y contrastada con los cálidos.
  • Evidentemente, las plantas son un medio muy útil para darle vivacidad al salón y, sobre todo, para ofrecer la frescura propia del verde.
  • Por supuesto, no tienen que dominar únicamente estos dos colores en el espacio, también pueden aparecer otros que ayuden a dinamizar, especialmente si se utilizan colores neutros y blancos que puedan pasar más desapercibidos.

¿Y si el verde tiene más presencia?

Salones decorados en verde.

En el caso de que el verde pueda abarcar más espacio y tener mayor presencia en la decoración, es conveniente que trabajemos adecuadamente los cálidos para contrarrestar, así, la estética fría que puede dejar solamente el verde.

Si disponemos mobiliario de madera, podemos conseguir un estilo vinculado a lo rústico y campestre; se pierde, por tanto, la formalidad y se tratan de relacionar dos tonos que nos recuerdan al verde del campo y al marrón de la tierra.

A su vez, la aplicación de iluminación cálida y otros tonos blancos que puedan contribuir a la dinamización del espacio, pueden hacer que el salón adquiera una apariencia atractiva y muy original.

Principales recomendaciones sobre cómo combinar el verde

Decoración con toques verdes.

No te dejes llevar por los gustos propios; muchas veces juegan malas pasadas. En ocasiones, no sabemos combinar bien los colores y a la larga puede que generemos tensión estética sin necesidad. Es mejor que tratemos de equilibrar en todo momento los colores.

Por otro lado, no solo hay que limitarse al verde y a los tostados, también hay otras gamas que ayudan a generar buena sintonía en el ambiente.

Finalmente, podemos destacar que la creatividad es mejor medio para que puedas trabajar adecuadamente los recursos y ofrecer un ambiente que agrade a la vista.

  • Montes de Oca, Irina; Risco, Lucía: Apuntes de diseño de interiores, Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas, 2016.