Decoración del hogar con recursos exóticos

Francisco · 9 enero, 2019
Los recursos decorativos exósticos pueden ser una solución muy interesante para el hogar. Es la mejor manera de darle un toque diferente a tu casa.

Muchas veces tratamos de ser distintos e individualizarnos de los tópicos que están vigentes en la sociedad. A nivel decorativo, puedes darle un toque diferente a tu casa utilizando elementos que están fuera de lo común. Por eso, te mostramos una fórmula de decoración del hogar con recursos exóticos.

Desde el siglo XIX, los viajeros traían consigo numerosos utensilios procedentes de lugares inhóspitos: África, Asia, Oceanía, Sudamérica, etc. Los artículos los guardaban a modo de coleccionista o los vendían como si fueran piezas de museo.

En este sentido, lo que estaba ocurriendo con todo esto es que estos productos se estaban situando dentro de los exotismos del momento, es decir, aquello que aún no se conoce y que ganaban relevancia cultural. Hoy en día, puedes tenerlos en tu propia casa.

Características de los recursos exóticos

Dentro de una vivienda, estos recursos exóticos ofrecen una estética que se desmarca del resto de decoración. En el fondo, tienen una apariencia que se sale de lo cotidiano, siendo elementos que hablan de un origen cultural diferente al europeo.

De esta manera, se está recuperando el pensamiento propio de los románticos del siglo XIX, quienes contemplaban un mundo de posibilidades muy interesantes a través de artículos procedentes de lugares que trabajan un arte diferente y poco conocido.

Por tanto, no es de extrañar que puedan sorprender los diseños, colores, apariencias y estéticas de los productos exóticos. Se convierten en elementos distintivos y se configuran, así, como puntos atractivos para las personas.

– Se abre un gran abanico de posibilidades decorando con recursos exóticos.-

Decoración de estilo africano

Decoración africana con máscaras.

Tanto el mobiliario como los artículos que se sitúen por las habitaciones tienen un contenido vinculado al continente africano. ¿Qué recursos se pueden encontrar?

  • Máscaras, escudos y lanzas: son piezas relacionadas con las tribus autóctonas. Tienen una estética sencilla, con líneas esquemáticas muy básicas y reducción de colores a prácticamente 2 o 3.
  • Alfombras de piel de cebra: no tiene por qué ser piel auténtica; de hecho, hoy en día se venden muchos productos que simulan la piel de los animales pero están hechos con otros materiales.
  • Cuencos y jarrones de barro: productos hechos a mano, son un fiel reflejo de la artesanía y la producción creativa propia de los países africanos.
  • Cuadros: suelen tener temáticas del desierto, de la selva, de animales, representaciones figurativas abstractas, etc.
  • Los colores que deben predominar en este tipo de decoración son los tostados: beige, marrones, ocre, granate, etc.

Estilo procedente de la India

Decoración hindú.
Decoración hindú / ideas.mercadolibre.com

Todo el tema del hinduismo y la estética de la India ha sido muy interesante para los especialistas en decoración, quienes han tratado de insertar los diseños propios de su arte dentro de los diseños del mundo europeo y occidental.

  • En este caso, deben de primar los colores intensos, tales como rojos, naranjas, amarillos, verdes, azules, rosas, etc. La complementariedad no tiene por qué existir; pueden incluirse varios de estos alternativamente en la decoración.
  • Alfombras y tapices: no pueden faltar estos recursos. Tienen gran cantidad de colores y estampados, con diseños simples y básicos.
  • Sofás, cojines y puffs: también son recursos hechos con telas. Aunque el caso del sofá puede ser de un color liso, tanto los cojines como los puffs pueden tener decoración externa, incluso con tachuelas.
  • Cortinas: que sean coloridas, largas y que no sean del todo opacas, sino que permitan el paso de la luz, es decir, que sirvan de tamiz.

Aplicación de decoración oriental

Decoración oriental.

No podemos olvidarnos de una tipología que a lo largo de la historia ha deslumbrado a los artistas e interioristas del mundo occidental. Estamos refiriéndonos al estilo oriental y sus recursos exóticos. ¿Qué podemos encontrar en él?

  • Mobiliario: de poca altura, incluso que roce el suelo. En realidad, se trata de explotar las posibilidades de utilizar más el piso. Para ello no pueden faltar alfombras finas de colores lisos.
  • Iluminación: tenue, con formato esférico, como son las lámparas chinas. Las hay de muchos tipos, pero todas tratan de guardar ciertos rasgos geométricos. A su vez, se valora la luz natural pero también tamizada hacia el interior.
  • El color de los muebles y las paredes no debe ser excesivamente llamativo. De hecho, debe aplicarse más bien cierta reducción de los tonos.
  • Pueden aplicarse cuadros o tapices con letras chinas o representaciones que nos recuerden a la cultura oriental.