Decorar una casa con niños: claves para acertar

13 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
Adaptar la casa para acoger a los nuevos miembros de la familia es una tarea que requiere dedicación y grandes dosis de sentido común, imaginación y fantasía por parte de los padres. Sigue leyendo porque vamos a hacer que esta tarea no te suponga un quebradero de cabeza.

Decorar una casa con niños nos lleva a crear espacios a su medida, siendo conveniente inspeccionar y transformar todas las estancias del hogar para convertirlo en un espacio más seguro.

La decoración del hogar no tiene por qué estar reñida con los niños. Déjame decirte que es posible habilitar espacios funcionales, resistentes y seguros; y lograr al mismo tiempo ambientes atractivos, armónicos y sugerentes, tanto para los más pequeños como para los padres.

Este proceso puede resultar algo estresante cuando no se sabe por dónde empezar. Pero no siempre tiene que ser así, la llegada de un niño al hogar puede ser una buena excusa para redecorar la casa, creando espacios que ellos puedan utilizar y aprovechar.

Decorar una casa con niños: una casa segura

Cojines y puffs para decorar.

Cualquier objeto, aparentemente inofensivo, puede resultar peligroso para los más pequeños. Sin embargo, basta con tomar ciertas precauciones para poder estar tranquilos en casa.

Es fundamental, por ejemplo, neutralizar el peligro potencial de las esquinas y de los objetos decorativos más o menos pesados. También resulta útil llenar la casa con cojines, alfombras y puffs, ya que amortiguarán los posibles golpes que puedan darse nuestros hijos.

Decorar una casa con niños: una sinfonía de colores y texturas

Colores para un dormitorio infantil.

Los niños requieren mucho espacio, especialmente cuando empiezan a andar y moverse. Este espacio deberá cambiar y crecer con ellos, compatibilizando gustos con necesidades.

Decorar con los más pequeños en casa es crear ambientes lo más luminosos posibles, y explotar las posibilidades ilimitadas de las texturas, los colores, las luces, las formas y otros elementos decorativos.

Los colores despiertan el interés de los menores y avivan sus sentidos. Por ello, es recomendable pintar las paredes de colores, o se puede estimular su crecimiento llenando la casa de objetos en colores vivos.

Colgar y exhibir con orgullo sus obras artísticas es otra buena idea que podemos llevar a cabo, tapizando de corcho algunas de las paredes de la vivienda. Se trata de hacerles sentir más suya la casa y disuadirles de pintar directamente sobre la pared.

Muebles a escala

Habitación Montessori.

Si hay algo que verdaderamente seduce a un niño, es poder desarrollar o imitar la vida de sus padres. Cuando sus muebles y sus juguetes imitan el mundo de los mayores, les resultan más atractivos y les ayudan a crecer mejor.

Es conveniente incluir piezas de mobiliario a su medida: espejos, armarios, una sillita en el salón, un perchero a su altura en el recibidor, una trona en la cocina para sentarse a comer…

Decorar una casa con niños: lo que no debemos olvidar

¡Verás como tu casa con niños gana mucho más con estos consejos!

Orden

Orden infantil.

El desorden es un enemigo de la seguridad. Conviene mantener la casa bien iluminada y despejada de objetos que puedan ocasionar tropiezos, así como reservar algunos estantes o cajones para enseñar al niño a guardar sus cosas.

Resistencia

Suelo de madera en una habitación infantil.

En el suelo se recomienda apostar por materiales cálidos, fáciles de limpiar y que amortigüen los golpes. El parqué flotante sintético o el linóleo son las mejores opciones por su sencillo mantenimiento.

Un aspecto que hay que tener en cuenta cuando tenemos una casa con niños es que si el suelo es de cerámica o de mármol, no debe encerarse para evitar posibles deslizamiento y resbalones.

Dispositivos de seguridad

Protectores de esquinas de muñecos.
Protectores de esquinas / regalos21.com

Se deben colocar cierres de seguridad en puertas, armarios y cajones que el niño no deba abrir, así como instalar topes para evitar que las puertas se cierren de golpe y le pillen los dedos.

También conviene proteger las esquinas de los muebles. Y ¡muy importante!, para evitar que nuestro hijo se caiga de la cama, hay barreras especiales para que no vuelque si se gira bruscamente.

No tóxico

Tipos de pinturas por colores.

Las pinturas deben ser ecológicas o, como mínimo, al agua, libres de disolventes. Del mismo modo, los barnices no deben contener poliuretano. Así no habrá peligro si el niño chupa las paredes o los muebles.

Electricidad y enchufes

Protectores de enchufes.
Protector de enchufes / articulo.mercadolibre.com

Es muy importante conservar las instalaciones eléctricas en perfectas condiciones, y procurar mantener a los más pequeños alejados de los cables y los enchufes.

Como medida de seguridad, se deben colocar dispositivos de protección en todos los enchufes que están a la altura del niño, para que tenga más difícil meter los dedos.

100 % lavable

Textiles lavables.

Hay que elegir tapicerías desenfundables, que se puedan lavar en casa. Son recomendables las alfombras que se pueden meter en la lavadora.

Para los revestimientos de pared, recomendamos los papeles vinílicos y las pinturas que se lavan con agua jabonosa. Esta solución hará más fácil su limpieza. Así que ya sabes, fomentar el lado más creativo del niño no está reñido con decorar tu casa con estilo.