Fórmulas para guardar simetría frente a la chimenea

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
La disposición ordenada de los recursos frente a la chimenea nos puede ayudar a generar bienestar y comodidad funcional. En el fondo, son sensaciones positivas que quedan constituidas en el hogar.
 

El orden y la correcta organización de los espacios se convierte en una prioridad en el hogar. A esto, podemos añadirle una distribución coherente que nos agrade visualmente; por eso, vamos a conocer algunas fórmulas para guardar simetría frente a la chimenea.

Este concepto de colocación no nos califica como maníaticos ni caprichosos, simplemente es una manera de guardar un esquema racional que permita construir un «escenario» perfecto para el salón. En otras palabras, tratamos de mostrar una buena imagen.

A lo largo de nuestras vidas, se nos educa en la idea de mantener correctamente organizada la habitación, tener un régimen de limpieza, ofrecer un decoro estético, etc. Por tanto, no es de extrañar que sintamos cierto placer visual al comprobar un equilibrio y armonía en la adecuada disposición del mobiliario.

¿Solemos mantener la simetría frente a la chimenea?

Simetría frente a la chimenea
Imagen: pinterest.es

Ante esta pregunta, debemos señalar que, generalmente, no la guardamos de forma precisa, pero nuestra mente trata de buscar un punto de coordinación y relación entre los diferentes recursos, tanto decorativos como estructurales de la casa.

 

Los muebles solemos dirigirlos hacia un elemento en concreto. Normalmente, es el televisor el que marca la pauta; sin embargo, también, puede ser la chimenea ya que, en torno a ella, podemos entablar veladas, conversaciones, situaciones vinculadas al ocio o, básicamente, obtener calor.

No importa si se sitúa en una esquina o en la parte central de la habitación, lo importante es estudiar cómo se ubica la decoración, cuáles son los tamaños y cuánta superficie se debe ocupar. El objetivo es que la chimenea se convierta en el eje principal.

Es interesante hacer autocrítica del estado de la casa y si realmente mantenemos la armonía de las posiciones.

4 fórmulas para guardar la simetría frente a la chimenea

Simetría frente a la chimenea
Imagen: pinterest.es

Tal y como se ha comentado anteriormente, es importante plantearse qué objetivos deseamos alcanzar y qué medidas hay que tomar para que el salón tome una nueva apariencia y sea, así, más agradable. Veamos 4 fórmulas interesantes:

  1. En un espacio diáfano, conviene que empleemos dos sofás, uno enfrentado al otro y siempre en perpendicular a la chimenea. Nuestro propósito es crear ángulos rectos y, a su vez, líneas estables que nos transmitan consistencia y equilibrio.
  2. En una estancia pequeña, probablemente no tengamos la oportunidad de utilizar muebles de gran tamaño; por este motivo, debemos recurrir a sofás más reducidos o, incluso, a una combinación de estos con alguna butaca individual.
  3. La mesa central debe quedar rodeada de todos los recursos, obteniendo también la categoría de eje esencial pero siempre siendo supervisada por la propia chimenea. En el fondo, se alinea con esta y tenemos, así, dos planos visuales una vez que nos sentamos enfrente de ellas.
  4. La percepción que se obtiene es de simetría, la cual nos ayudará a componer una visión poligonal diferenciada en módulos; es decir, una separación de los elementos en distintos planos que, al estar agrupados, conforman la armonía del conjunto.
 

La simetría frente a la chimenea es un efecto visual

Hogar a leña
Imagen: pinterest.es

Los planteamientos formulados hasta ahora nos determinan cómo ordenar el salón. No obstante, es preciso que seamos conscientes de que la construcción de ese decorado es un efecto visual por el que percibiremos sensaciones.

La simetría que hemos logrado nos genera bienestar, sobre todo porque se asocia con la funcionalidad y el confort. De este modo, cuando tengamos una tertulia frente a la chimenea, estaremos sintiendo que el posicionamiento ha sido el correcto.

La asimetría puede producir tensión e inestabilidad estética.

Principales errores a evitar

Chimeneas
Imagen: pinterest.es

Las dimensiones del salón deben tenerse en cuenta. En un espacio diáfano, podemos instalar el mobiliario en distintos puntos para dinamizar y no dirigir, así, toda la decoración hacia la chimenea.

Producir un efecto de simetría no quiere decir que todo deba estar mirando hacia el mismo lugar. No importa si una mesa con sillas está en otra posición, lo que interesa es que los principales recursos, como el sofá y la mesa central, sean los protagonistas centrales.

 

En el caso de que coloquemos la chimenea en un segundo plano, estaremos cometiendo un error. Podríamos decir que se considera como un componente más de la ornamentación del hogar y que puede favorecer enórmemente el ambiente, generando calidez y templanza.

  • Margolius, Marcia: Espacios para vivir, Barcelona, Ceac, 2006.
0