Geometrías en las paredes, un concepto diferente

Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
30 junio, 2019
Una fórmula para dinamizar el ambiente del hogar es utilizando geometrías en las paredes.

Cuando decoramos nuestro hogar, queremos que tenga un toque especial, que se diferencie de las modas del momento y que sea lo más original posible. Por eso, te mostramos un recurso que está triunfando en el mundo del interiorismo: las geometrías en las paredes, un concepto diferente.

Para salirse de la norma no es necesario realizar combinaciones que puedan suponer un problema en la armonía del conjunto. En realidad, hace falta que posea un contenido diferenciador, que pueda resultar atractivo y que no tenga parangón alguno.

En este sentido, las representaciones geométricas como componente decorativo han adquirido una gran relevancia en los últimos años. Generalmente, han sido empleadas en los cuartos de baño, pero ¿por qué no en el salón o el dormitorio?

Formas con grandes campos de color

Geometría en las paredes.
Geometría en las paredes / losandes.com.ar

Una fórmula muy extendida en el interiorismo es la aplicación de geometrías con grandes campos de color. Nos estamos refiriendo a la disposición de formas sobre una superficie que, de forma extraordinaria, adquiere un contenido cromático que la convierte en algo inusual.

No es necesario que guarden una simetría. En realidad, existen muchas variedades de polígonos que pueden guardar una estética concordante entre sí. Básicamente, se consigue una distribución de los colores, los cuales se limitan a unas formas determinadas.

Otros casos son las franjas rectas que poseen gran anchura, produciéndose un efecto horizontal o vertical muy pronunciado. Además, la variedad de colores puede generar un dinamismo cromático muy interesante. No es necesario que abarquen toda la habitación, pueden estar en una única pared.

Las geometrías ofrecen múltiples posibilidades.

Geometrías en las paredes: rombos, triángulos, hexágonos…

Dormitorio con rombos.
Dormitorio / losandes.com.ar

En el fondo, existen muchos tipos de geometrías; cada una tiene una peculiaridad especial que las convierten en un elemento distintivo. Nos encontramos ante unas formas que dan mucho juego a la hora de disponerlas sobre la superficie.

  • Los rombos suelen encontrarse habitualmente mediante vinilos o en pintura mural. Quedan muy bien con dos tonalidades o mediante distintos colores. A su vez, pueden disponerse de manera consecutiva.
  • Por otro lado, existen muchos tipos de triángulos. No es necesario recurrir únicamente al equilátero; puede hacerse una combinación con el isósceles o el escaleno. Eso sí, van a necesitar una buena relación cromática para producir una estética aceptable.
  • En el caso de los hexágonos, ocurre algo parecido. Son muy utilizados en cuartos de baño, pero si queremos que estén presentes en el salón, ¿qué podemos hacer? Se les dispone por todo el muro, que sean de dos colores o que tengan una degradación gradual.

Lo bonito de decorar con geometrías es que puedes jugar con la relación entre las formas.

Apariencia en 3D

Dormitorio con geometría en 3D.
Geometría / fernandogarciadory.com

Los azulejos con apariencia en 3 dimensiones era algo común en los suelos de viviendas antiguas. Principalmente, se empleaba el cubo como geometría fundamental para la decoración. Este se realizaba con 3 tonalidades diferentes para producir ese efecto tridimensional.

No obstante, se han hecho muchos avances en el mundo de la decoración, llegando al punto de aplicar vinilos o pinturas en las paredes que ofrecen efectos visuales, como si fuesen formas que se salen de la pared y se le diese vida al espacio.

Hay que pensar que es a través de los colores como se consigue una estética en 3 dimensiones. Podríamos decir que es una manera de engañar a la mente y los ojos. Se produce una sensación de dinamismo e impacto visual.

Geometrías en las paredes: los rectángulos y los cuadrados

Motivos geométricos.
Mótivos geométricos / novenoce.es

La combinación de ambas tipologías encaja muy bien en la decoración del hogar; principalmente, por ser geometrías que transmiten horizontalidad y estabilidad.

Pueden disponerse en distintas tonalidades y tamaños, buscando un contraste formal y haciendo que la pared sea como un lienzo donde experimentar con las formas. De hecho, está muy asentado el formato ajedrezado, no solo para los suelos, sino también para las paredes.

Influencia de Mondrian

Cuadro de Mondrian.
Cuadro de Mondrian / europosters.es

Piet Mondrian, artista de la corriente del neoplasticismo, promovió diseños a base de cuadrados y rectángulos delimitados por líneas negras y rellenos de colores. En este caso, se está aplicando una distinción evidente entre las tonalidades.

Sin duda alguna, ha servido como referente para muchos diseños que tratan de trabajar con el rectángulo y el cuadrado. Es por ello que las composiciones que este hombre hizo durante la época de las vanguardias ha influido directamente en el mundo de la decoración de interiores.

Lava Oliva, Rocío: Interiorismo, Vértice, 2008.