El suelo ajedrezado: orden y coherencia

25 febrero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El ajedrezado es una estética que cada vez tiene mayor presencia en las viviendas, abriéndose paso en espacios como son la cocina, el baño y el patio.

¿Estás buscando un tipo de suelo que sea curioso y estéticamente dinámico? Te mostramos uno realmente interesante: el suelo ajedrezado. El orden y la coherencia son los principios sobre los que se sostiene, teniendo en cuenta que se conforma, además, por dos colores situados de manera alterna.

En realidad, nuestros suelos de baldosas, tales como el de la cocina o el del baño, poseen una distribución idéntica a la de un tablero de ajedrez. La única diferencia radica en los colores que se disponen en la superficie, ya que normalmente utilizamos un único tono para toda la superficie.

¿Qué ocurriría si alternamos las baldosas con dos tonalidades? Se configuraría así una estética ajedrezada, la cual no tiene por qué ser siempre en blanco y negro, sino que también puede aplicarse el rojo, el azul, el verde, etc. Veamos a continuación qué puede aportarnos un suelo con estas características.

Escoge el espacio perfecto para un suelo ajedrezado

Suelo en blanco y negro.

Lo primero que tenemos que tratar de entender es que no todas las habitaciones son adecuadas para este tipo de suelo. Ya sea en un dormitorio o en el salón, puede haber baldosas, pero el ajedrezado resulta demasiado contrastante para la decoración.

Es preferible tenerlo presente en otros espacios, como pueden ser la cocina y el baño. ¿A qué se debe esto? Principalmente, a que la decoración que haya en estos sitios no va a ser tan contundente y determinante como puede ser la del salón.

No interesa robarle el protagonismo a ningún elemento de adorno ni al mobiliario. Por eso, es importante que el ajedrezado esté en lugares que estéticamente son más funcionales. De hecho, pueden ayudar a aportar dinamismo y ofrecer una apariencia diferente.

 El ajedrezado es una tendencia que cada vez gana más presencia en los hogares.

¿Qué puede aportarnos en la cocina?

Suelo ajedrezado para la cocina.
Suelo / fotos.habitissimo.es

Un suelo con esta tipología tiene mucho que decir en una casa. La cocina ganaría más esencia si tiene esta estética, sobre todo, porque transmite sensaciones diferentes al resto de habitaciones y conforma una apariencia sinigual. Algunas características son las siguientes:

  • Color: se busca darle un toque innovador a través de dos tonos que se van alternando, los cuales conformarían ese tablero de ajedrez. De esta manera, se produce una concepción bastante básica y sencilla, pero a la vez decorativa.
  • Dinamismo: en realidad, se produce un efecto óptico dinámico, es decir, la alternancia de colores hace que se produzca cierta profundidad y se consiga una estética animada, como si se produjese una ordenación coherente de los cuadrados.
  • Combinación: puede encajar perfectamente con el resto del mobiliario. Eso sí, no conviene que haya tonalidades demasiado llamativas, sino que deben complementarse adecuadamente con el suelo. Por eso, el color que se escoja para la superficie jugará un papel fundamental.

El ajedrezado tiene mucho que ofrecer en la decoración de la casa.

¿Y en el baño?

Suelo ajedrezado para baño.
Suelo ajedrez / baldosahidraulica.eu

Estéticamente, el ajedrezado es un concepto que puede contribuir a la decoración y al propio cromatismo del lugar. Existen múltiples fórmulas y tonalidades. No obstante, no es necesario recargar con azulejos de distintos colores, es preferible usar solo dos.

  • Puede tener aplicación en el suelo o en la pared; incluso, pudiendo haber una unión entre ambas partes. El dinamismo que va a generar será adecuado para el entorno. Además, la decoración, se vincula perfectamente con los azulejos.
  • El color azul es el que mejor queda en el baño, pero también pueden situarse otros tonos que rompan los tópicos de la estética de este espacio. Por eso, al escoger el azul y el blanco para hacer el ajedrezado, se está produciendo un efecto que estará en sintonía con el lugar.
  • Otra posibilidad es aplicar azulejería hidráulica, introduciendo también esa alternancia fundamentada en el orden y con un diseño muy innovador. Nos encontramos entonces con una decoración distinguida y muy sutil.

El patio al estilo andaluz

Azulejos de un patio andaluz.

En el patio también podemos tener este tipo de suelo y, a su vez, en la parte baja de las paredes, es decir, siguiendo el estilo propio de los patios andaluces donde se puede encontrar azulejería que llega hasta un metro de altura, dejando paso a continuación al muro.

La alternancia cromática es, sin duda, el principal referente a tener en cuenta para esta estética. Se consigue, por tanto, un tipo de decoración que puede encajar a la perfección con plantas y muebles de exterior.