Un hogar ordenado es sinónimo de salud mental

Este artículo ha sido escrito y verificado por el historiador del arte Francisco Jiménez
El estado de bienestar se alcanza siempre y cuando cuidemos el orden del hogar. No hay nada mejor que entrar en casa y sentir que estamos en el templo de la felicidad.
 

Llegar a casa y poder disfrutar todas sus comodidades nos ayuda a ser más felices. Por eso, un hogar ordenado es sinónimo de salud mental, siendo esta la mejor fórmula para sentirnos bien y estar alegres en el día a día.

Existen numerosas investigaciones que demuestran los beneficios que proporciona una vivienda limpia, ordenada y cómoda. El estado de bienestar se alcanza siempre y cuando tengamos las habitaciones bien adecuadas para su uso y disfrute.

Por el contrario, la gente que no cuida su espacio vital suele ser más infeliz. Esto puede afectar directamente su personalidad, especialmente si habita una familia en el domicilio, ya que todo lo que no hagan los progenitores puede influir directamente en la educación de los hijos.

El desorden puede estar ligado a la depresión

Cocina desordenada.

En primero lugar, debemos señalar que el desorden puede tener cierta relación con una de las enfermedades que está perfectamente asentada en el mundo occidental: la depresión. Esto no quiere decir que las personas que son desordenadas padezcan este problema.

Cuando alguien cae en una depresiónm suele afectar a toda su vida. Las consecuencias se perciben en el trabajo, en las relaciones sociales, en la manera de actuar y, por supuesto, en la casa a través de ese desorden que es, en el fondo, el fiel reflejo del estado emocional de esa persona.

 

El desánimo por cuidar los espacios habitables queda patente cada día: no se tienen ganas por atender las tareas del hogar. No obstante, también suelen existir casos en los que, al padecer la depresión, ocurre la situación inversa: un cuidado y limpieza excesivo de las habitaciones, dedicando la mayor parte del tiempo al hogar.

– Dejar el hogar a la deriva significa que esa persona pierde el ánimo y las ganas de sentirse bien. –

5 pasos para lograr un hogar ordenado

Armario ordenado.

Es importante que podamos sentirnos bien con nosotros mismos. La automotivación diaria es algo importante, sobre todo para mantener en buen estado nuestra vivienda. Es a partir de ahí donde se puede alcanzar la salud mental deseada. Veamos cómo puede lograrse este objetivo:

  1. Dedicar cada día un tiempo a la casa es fundamental. Por la manaña es el mejor momento para destinar al menos media hora para la limpieza y orden. De esta manera, tendremos siempre a punto las habitaciones y estarán disponibles para su uso.
  2. La tranquilidad de tener una vivienda en buen estado nos ayudará a controlar nuestras emociones. Si llegamos irritados o frustrados por cualquier circunstancia, tener la casa desordenada puede empeorar la situación; por tanto, es preciso que realicemos un mantenimiento diario.
  3. Cumplir con las tareas básicas diarias es importante: hacer la cama, barrer los suelos, fregar los baños y limpiar el polvo. Si se cumple con cada una de estas obligacionesm se estará adquiriendo un hábito saludable.
  4. Lo mejor para no desordenar es no acumular; es decir, es necesario tratar de no traer demasiados elementos decorativos o muebles a casa. Todo lo que no pueda tener utilidad o que pierda funcionalidad debe ser eliminado; así, no se saturan los espacios.
  5. La limpieza suele estar asociada al orden. Si se mantiene un régimen de limpieza diario lograremos el estado de bienestar, ya que un buen proceso de higienización puede ayudarnos a disfrutar de la casa en general, especialmente en la cocina y los baños, siendo los espacios que más se ensucian.
 

Evita el sentimiento de culpabilidad

Familia organizada para limpiar la casa

Si quedan sin hacerse las tareas del hogar, puede adoptarse una mala costumbre. En estas ocasiones, lo mejor es obligarse a realizar todo aquello que quizá puede dar más pereza. De hecho, nos sentiremos mejor con nosotros mismos si sabemos que hemos cumplido con algo que normalmente posponíamos.

El sentimiento de culpabilidad aparece cuando descuidamos la casa y no cumplimos con las funciones básicas; por este motivo, al entrar por la puerta se volverá a ver la cruda realidad.

Un hogar ordenado debe ser confortable

Todo aquello que nos proporcione comodidad debe ser un pilar fundamental en el hogar. Se pueden tener los mejores muebles pero, si estos no se cuidan, entonces se perderá la esencia del orden y bienestar.

En definitiva, un hogar ordenado es sinónimo de salud mental. Es imprescindible que al llegar a casa comprendamos que se tienen todos los servicios disponibles para sentir confortabilidad.

  • Kondo, Marie: La magia del orden, Aguilar, 2001.
  • Tabero, Pepa: Manual de la casa limpia y ordenada, La Esfera, 2016.