Materiales para diseñar y decorar un bar

30 enero, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
Si estás pensando en abrir un bar, necesitas seguir unas pequeñas pautas para decorarlo a la perfección. ¡Aprende a sacarle el máximo partido!

Dentro de la decoración de interiores, un apartado muy importante lo constituye la decoración de espacios comerciales. Hoy nos ocupamos de uno de los espacios comerciales más numerosos, y en muchos casos, menos cuidado del mundo empresarial. Veremos cómo diseñar y decorar un bar.

Aunque no es fácil generalizar, intentaremos dar las claves más importantes para la decoración de este tipo de negocio. El planteamiento y el resultado final dependerán, sobre todo, de los metros cuadrados que tengamos, del presupuesto con el que se cuente y del tipo de producto que se quiere ofrecer.

Los bares son espacios públicos destinados, principalmente, a seducir las papilas gustativas. Pero esto es bastante relativo, ya que primero tiene que entrarnos por los ojos y resultarnos lo suficientemente atractivo como para seducirnos.

Por eso es tan importante ponerle atención a la hora de diseñar y decorar un bar. Necesitamos que la gente entre y se encuentre a gusto antes de pedir siquiera un café.

Primero, focalizar la temática

Bar rústico.

Es importante analizar antes de empezar. Hay que comenzar por preguntarse si se quiere una temática, o un estilo decorativo concreto. Los materiales a elegir diferirán considerablemente si se desea un estilo vanguardista de decoración, o si se quiere conseguir un aire retro, un carácter más antiguo al estilo de los viejos cafés literarios, o un estilo a pub británico.

De esto dependerá si en el diseño va a predominar el metal o la madera, los colores intensos o los tonos suaves. Sin esta primera idea estamos perdidos.

Lo mejor es, una vez elegido el estilo, decantarse por tres o cuatro materiales predominantes que constituyan la base del diseño que vamos a crear. Hay que fijarse también en la calidad de los materiales, porque van a ser el primer contacto visual de un cliente y determinarán inconscientemente si el cliente quiere pasar allí tiempo o no.

Suelos, paredes y techos

Bar de decoración jazz.

Estos son los protagonistas indiscutibles en el diseño y decoración de un bar. En este caso no hablamos de la decoración del salón de casa. Es decir, no vamos a poder utilizar tantos elementos personales como en casa. A la hora de decorar un bar, hay que darle mucho carácter, pero de forma mucho más impersonal.

En este sentido, el suelo se convierte en uno de los protagonistas principales de la decoración de nuestro bar. Lo ideal es elegir un material que, además de tener atractivo y buen acabado, dé aspecto de limpio.

En cuestión de suelos, los más prácticos son los de madera. Existe en el mercado una gran variedad de suelos de madera muy resistentes y que requieren poco trabajo de mantenimiento. Dotan al local comercial de mucho carácter por sí mismos.

En cuanto a paredes y techos, lo más habitual es pensar en un color y pintura. Hoy en día existen innumerables opciones para recubrir las paredes de cualquier comercio y dotar a la estancia de personalidad.

Los revestimientos 3D son una manera muy inteligente de revestir las paredes de un bar. Son fáciles de instalar, ligeros y, además, son buenos aislantes térmicos y acústicos.

Colores y mobiliario para diseñar y decorar un bar

Mobiliario de un bar.

Es muy importante una correcta elección del mobiliario. Aquí deberíamos seguir la línea marcada por los materiales elegidos, aunque alguna pieza de mobiliario fuera del estilo elegido, siempre resultará interesante de combinar con el resto.

Una tendencia en alza es la decoración vintage. Un estilo que permite limar presupuestos, ya que muchos de los muebles pueden encontrarse de segunda mano y quedan perfectos en este estilo.

Al igual que hemos escogido tres o cuatro materiales básicos para conseguir el estilo deseado en la decoración del bar, habrá que hacer lo mismo con los colores.

Elegiremos tres colores con los que poder jugar. Ya hemos hablado en otros artículos sobre las claves del color en decoración de interiores. Aplicar la regla 60-30-10 es la manera de combinar los colores adecuadamente para que el resultado resulte equilibrado y profesional. El 60 % de color principal, 30 % de color secundario y 10 % de color acento o en pequeños detalles.

La iluminación

Iluminación de un bar.

La gran olvidada. En la iluminación de cualquier espacio comercial hay que poner los cinco sentidos, porque de ella dependerá el éxito o el fracaso del resto de los elementos decorativos que hayamos utilizado para diseñar y decorar un bar.

Es aconsejable jugar con diferentes tipos de luces, lampara, focos y también con la luz natural. Como en el resto de proyectos de interiorismo, es fundamental que, además de las luces directas desde el techo, dotemos a las diferentes estancias de toda la luz natural que podamos.