Proyectos decorativos a todo color

Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
10 julio, 2019
Seguramente te habrás preguntado en alguna ocasión cómo aplicar la policromía en los diferentes espacios de la casa. ¡No te preocupes! Te daremos algunas claves para que puedas acertar.

En los proyectos decorativos a todo color, la policromía funciona especialmente bien en ambientes espaciosos y que disfrutan de abundante luz. Siempre se encontrará una fórmula adecuada para elegir los colores en cualquier espacio de la casa.

Un buen modo de planificar el color en la vivienda es escoger tres o cuatro tintes que te gusten y que combinen, utilizándolos en todas las estancias del hogar, pero variando su proporción en cada una de ellas.

Combinaciones en los proyectos decorativos a todo color

Colores tendencia 2018.

Combinar colores vivos o intensos puede servir de contrapunto en ambientes donde dominan tonalidades más suaves. Al combinar tintes fuertes, conviene no crear una gran tensión cromática, ya que impediría estar a gusto en la estancia.

Esta sensación puede evitarse escogiendo un color que domine y el resto que haga de contraste para obtener un resultado más armónico. También rebajando mucho uno de los colores complementarios si se optase por una combinación de estos.

Un ambiente rústico, por ejemplo, puede reforzarse contrastando los tonos rojizos con azules y ocres, produciendo un resultado contundente y la vez armónico.

La combinación anterior será adecuada también para un salón o, incluso, un dormitorio luminoso, pero no es aconsejable para una habitación infantil o un despacho. Los espacios de paso, escaleras interiores y rincones especiales, son buenos lugares para hacer combinaciones cromáticas más arriesgadas.

Diferentes colores, un mismo tono

Aplicar los colores de Wes Anderson en tu casa.

Del mismo modo que en los ambientes monocromos resulta armónico combinar tonalidades de un mismo color, en uno policromo da buen resultado el uso de colores distintos pero que compartan un mismo tono, la misma profundidad o el brillo.

Aunque sean tintes dispares, armonizan porque el valor común los unifica, y no hay dificultad en acostumbrarse visualmente al pasar de uno a otro.

Efectos de contraste en los proyectos decorativos a todo color

Utilizar los colores en la decoración.

Cuando no se presentan aislados, sino en contacto con otros, los colores parecen más claros o más oscuros de lo que son en realidad en función del tinte que les rodea.

Un color gris oscuro parece todavía más oscuro sobre un fondo blanco, mientras que sobre un fondo negro pierde intensidad. Este fenómeno debe ser tenido en cuenta sobre todo al apoyar muebles y otros objetos en una pared pintada en este color.

Cómo crear espacios mediante la policromía

Policromía para interiores.

El color es una herramienta extremadamente útil para planificar el espacio. Permite, por ejemplo, diferenciar dos zonas en una misma habitación, empleando dos esquemas diferentes de color pero que estén relacionados.

Una opción es que una parte de la estancia esté pintada con colores cálidos pero suaves y la otra con tonos fríos y también suaves, lo que proporciona armonía a la combinación. Otra buena ideas es jugar solo con colores cálidos, pero que en una parte de la estancia sean oscuros y en la otra más pálidos.

Pintar una única pared de un color profundo cuando las tres restantes son blancas o de una tonalidad clara crea un punto focal, una zona más cálida o de interés especial dentro de la estancia.

Una pared pintada en un color oscuro resulta muy adecuada para destacar un mueble o colocar adornos que sean especialmente decorativos en los que predomine un color más claro.

Proyectos decorativos a todo color: mezclas de colores muy atrevidas

Baño

Baño naranja.

¿Cuántas veces hemos pensado que en el cuarto de baño solo se utilizan colores fríos? Pues nada más lejos de la realidad. Esta estancia puede resultar muy cálida eligiendo el naranja como color dominante.

Se pueden colocar azulejos de color naranja alternados con sus dos colores análogos, un amarillo anaranjado y un rojo anaranjado, y con la neutralidad del blanco para ganar luminosidad.

La madera de los muebles del baño puede ser muy clara, y colocar elementos decorativos, como jarrones o toallas en color naranja, hará que sea una combinación muy agradable a la vista.

Proyectos decorativos a todo color: el salón

Alfombra naranja y roja para el salón.

Se pueden utilizar colores cálidos, como el naranja en las sillas, el rojo anaranjado en una lámpara y el rojo oscuro en una alfombra. Se dejarán las paredes en blanco. Si añadiésemos sillas negras y blancas, el ambiente se vuelve más sobrio y elegante.

En este caso no se ha optado por un color dominante, sino por el uso de cuatro colores de manera compensada y sin que existan fuertes contrastes entre ellos.

Cocina

Cocina morada.

¿Quién dijo que en la cocina no se puede experimentar con el color? Podemos crear en esta estancia una combinación informal de colores: un color cálido, el amarillo; uno frío, el violeta; y uno neutro, el gris.

Estos tres colores quedan ideales mezclados con un mueble de madera oscura, ya que le dan a la estancia un toque más informal contrarrestando con la sobriedad de la madera oscura. Como ves, hay un montón de combinaciones de colores acertadas para tus proyectos decorativos. ¿Te atreves a arriesgar?