Combinación de colores cálidos para tu dormitorio

Francisco · 24 abril, 2018
¿Cansado de la monotonía de tu hogar? Combina y aporta a tu dormitorio el color con el que transmitir relajación, tranquilidad y calidez.

La correcta elección de los colores puede convertirse en todo un reto; escoger los más adecuados puede ser complicado. Te explicamos algunos aspectos sobre la combinación de colores cálidos para tu dormitorio.

El principal objetivo que debes marcarte es complacer tu vista cada día con los tonos de tu habitación. No resulta nada agradable habitar en un lugar incómodo.

¿Por qué utilizar colores cálidos?

Las tonalidades cálidas transmiten un sentido de tranquilidad y desasosiego; por otro lado, expresan positivismo y recogimiento.

Se podría decir, por tanto, que actúan directamente en el estado anímico de cada individuo y, por consiguiente, en la propia salud, ya que sentirse alegre es sinónimo de bienestar.

La contraposición serían los tonos fríos. Estos son muy llamativos y transmiten sensaciones diferentes: estimulación, actividad, tensión, frío, etc.

Colores cálidos.

Tipologías

No todos los colores van a transmitir las mismas sensaciones ni van a ofrecer un carácter idéntico en las personas; por eso, te recomendamos los siguientes tipos para tu dormitorio:

  • Terrosos (ocre, marrón claro,…): combinan muy bien con otros elementos de la habitación. Transmite estabilidad, neutralidad y tranquilidad.
  • Granate: perfecto fondo para cambinar y decorar. Puede obtener cierto protagonismo. Ofrece sensaciones de relajación, calidez, templanza y versatilidad.
  • Amarillo cálido: no utilizar amarillos fuertes o chillones, mejor aquél que se aproxime al naranja. Es un tono elegante, sereno y ofrece mucha luminosidad.
  • Púrpura-rojizo: tono elegante y alternativo, puede resultar más complejo a la hora de combinarlo, pero la originalidad es algo que ofrecen otros colores.
Dormitorio con colores terrosos.

La combinación

El quid de la cuestión se encuentra en el momento de combinar el color de la pared con los elementos que la rodean. Estudia seriamente cuál es el propósito que pretendes alcanzar.

Es impresindible que no varíes tu perspectiva de las cosas; si tu objetivo es uno, ve a por él y no hagas experimentos combinatorios que, a la larga, generen dificultades en el diálogo del conjunto.

Los colores cálidos atraen a los otros elementos decorativos, se complementan y encajan a la perfección.

En el caso del mobiliario, si también es de color cálido, la vinculación con las paredes hace que la sensación de amplitud y continuidad sea el marco perfecto para la decoración de habitaciones.

Por otro lado, no debes utilizar únicamente tonos cálidos para absolutamente todo. Se puede lograr el equilibrio visual entre colores cálidos y fríos.

Un mueble u objeto de decoración de tonalidad fría contrasta con el fondo que le sirve de medio para resaltar su forma y otorgarle más protagonismo.

Además, los colores cálidos (terrosos, rojizos o granates) aportan vitalidad, firmeza, consistencia y seriedad, siendo conceptos de los que carecen los tonos fríos de un mueble.

En cuanto a la colcha de la cama, la cual tiene gran presencia en un dormitorio, combina a la perfección si es de tono oscuro (gris, azul oscuro, negro, etc.)

Combinación de los colores cálidos.

Combinación según el estilo

No hagas que tu dormitorío sea monótono; es mejor dinamizar y generar armonía a través del equilibrio y el contraste. Sin embargo, ¿sabes qué colores encajan en cada diseño?

En primer lugar, dentro del estilo rústico, evidentemente el color terroso es, sin lugar a dudas, un compomente imprescindible que puede ser combinado perfectamente por otros colores como el verde.

En cuanto a la madera, su calidez y firmeza puede ser tenido en cuenta, encontrándose en ámbito del estilo rústico.

Tonalidades cálidas para un dormitorio rústico:

  • Terracota
  • Pardo
  • Ocre
  • Tostado

En el caso de que quieras aportar elegancia y glamour, el color “chocolate” es un buen recurso; se puede combinar a la perfección con el blanco u otros tonos oscuros.

Otro estilo, completamente diferente, es el minimalismo. La línea y lisura de su diseño demuestra un carácter más sencillo y alternativo. ¿Qué colores podemos combinar aquí?

Los colores oscuros, tales como el negro o el azul oscuro, ayudan a la línea y la sencillez de las formas; pero, el granate también puede tener presencia.

Es recomendable evitar los colores terrosos para este estilo; en cambio, el blanco también ayuda a la pureza de las estructuras minimalistas.

Colores aptos para el minimalismo:

  • Granates, rojos…
  • Tonos oscuros en general: negros, azules oscuros, grises oscuros…
  • Blanco, blanco crema…
  • Madera
Dormitorio minimalista con colores cálidos.

Conclusión

Ten en cuenta estos consejos para lograr el objetivo marcado: aportar calidez a tu habitación. Sin duda, es importante no solamente pintar la superficie, sino combinar con el conjunto.