Redecorar una casa para la llegada de un bebé

Pilar · 7 agosto, 2018
Te explicamos todos los cambios que tienes que hacer en tu vivienda si estás esperando un hijo.

La llegada de un bebé cambia por completo la vida de la familia. Aparecen nuevas necesidades, prioridades y cambian por completo las rutinas y costumbres. La casa no iba a ser menos, y también se transforma con la llegada de un bebé. Es necesario crear una vivienda más segura, amplia y con espacio para todos los objetos del bebé. Si te encuentras en esta situación, a continuación te explicamos cómo redecorar una casa para la llegada de un hijo.

No es necesario transformar por completo la vivienda, sino solamente adaptarla a la nueva situación. Sigue leyendo y te explicamos cómo hacerlo para que la vivienda sea más segura y funcional y al mismo tiempo siga luciendo un buen aspecto decorativo.

El dormitorio del bebé

Lo primero que hay que decorar cuando un bebé está en camino es aquella estancia que será su habitación. Si no sabes muy bien cómo hacerlo, a continuación te ayudamos dándote unos consejos:

  • Escoge una habitación que sea silenciosa. Si la calle en la que vives es bastante ruidosa, utiliza una habitación interior para crear el dormitorio del bebé. También te recomendamos que no esté próxima a la cocina porque los ruidos harán que se despierte con facilidad.
  • Distribución del dormitorio. Dependerá del tamaño de este y de los diferentes muebles que se vayan a instalar. De todos modos, deberá haber siempre 4 zonas básicas: cuna, armario, juegos y zona de tránsito.
  • Cuna. La cuna es el elemento principal del dormitorio. Es el lugar en el que el bebé pasará más horas al cabo del día y por ello debe ser cómoda, segura y resistente. Ubícala en un lugar en el que la luz no incida demasiado y preferentemente en una esquina para que no ocupe demasiado espacio. No olvides comprar un colchón de calidad para que el bebé descanse adecuadamente.
  • Decoración. Es fundamental para el desarrollo y la estimulación de los más pequeños. Lo más adecuado es utilizar colores pastel para crear un ambiente de calma. Además, puedes añadir todos estos accesorios para hacer del cuarto del bebé un espacio original y con una decoración especial.
Dormitorio infantil con toques dorados.

Accesorios de seguridad

Cuando un niño empieza a caminar es fundamental garantizar su seguridad. Por ello es necesario instalar elementos de seguridad en puertas, ventanas y demás elementos que puedan resultar peligrosos. Este tipo de accesorios son especialmente importantes en aquellas viviendas que poseen dos plantas.

Con esto no queremos decir que haya que instalar cerradores en todos y cada uno de los armarios y puertas. Nuestro consejo es que compruebes cuáles se abren con mayor facilidad y de estos, o cuáles esconden elementos peligrosos para el bebé. Una vez que lo hayas decidido compra accesorios de seguridad lo más estéticos posible y del mismo color que la puerta o el armario que vas a asegurar.

De todos los espacios de la vivienda, estos son los más importantes y en los que debes garantizar que el niño no acceda:

  • Puerta de acceso a la vivienda
  • Armario en el que se guardan los productos de limpieza
  • Escalera
  • Ventana de su dormitorio o próxima a la zona de juegos

Estos serían los espacios básicos para instalar elementos de seguridad. Instalar todavía más accesorios de este tipo dependerá del niño. Algunos son más tranquilos y apenas tienen curiosidad por abrir puertas o ventanas. En cambio, otros son más inquietos y es necesario reforzar estas medidas.

Espacio de juegos

Con la llegada de un niño los juguetes invaden la casa. Por ello es importante tener un espacio de juegos en el que el niño tenga su lugar y al mismo tiempo la casa esté ordenada. El salón es la estancia en la que más horas se está a lo largo del día y es por ello que recomendamos que instales allí su zona de juegos.

Litera con parte de abajo como zona de juegos.

La mejor opción es colocar en una esquina una casita de tela, es perfecta para jugar y al mismo tiempo se pueden guardar todos los juguetes. Otra de las ventajas es que son muy estéticas y se pueden encontrar de diferentes tipos: casita, palacio, cabaña… A los niños les encantará y al mismo tiempo es muy estética y se adapta perfectamente al salón.

Redecora tu vivienda con antelación para estar preparado para la llegada del nuevo miembro de la familia. Como ves, no hace falta un gran desembolso de dinero, pero sí cambiar algunos aspectos para que el día a día sea más cómodo y seguro.