Separa ambientes con estas maravillosas ideas

Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Sofía Sangrador del Río
· 11 febrero, 2019
Separa ambientes en casa con algunas de las siguientes ideas que te dejamos. ¡Te encantarán y darán buen resultado!

Separa ambientes en casa y así lograrás una mayor sensación de orden y equilibrio, visualmente hablando. Cada cosa tendrá su lugar dependiendo de su función y será más fácil lograr tener intimidad en casa.

La verdad es que, en la actualidad, muchas de nuestras casas son de pequeño tamaño. Como consecuencia, nos vemos obligados a dar más de un uso a las estancias. Por ejemplo: encontramos dormitorios con una parte destinada a despachos u oficinas, cocinas y comedor o salón unidos, etc. Hay muchas combinaciones posibles.

También puede darse esta situación en casas con espacios muy amplios y abiertos, como sucede en los estudios o en los lofts. En estos casos, lo principal es separar el espacio visualmente hablando, aunque también ayuda a que haya más sensación de orden, algo fundamental en las viviendas más pequeñitas. Así, aprovecharemos mejor todo el espacio disponible y cada cosa estará en su lugar.

Como veremos a continuación, hay muchas opciones diferentes para separar espacios a la perfección, no solo los típicos biombos. Te dejamos una selección de posibilidades.

1. Puertas correderas

Puerta corredera de acero y cristal.
Puerta corredera / archiproducts.com

Las puertas correderas son una de las posibilidades más versátiles, ya que se adaptan fácilmente a cualquier lugar. Las encontrarás suspendidas, plegables o empotradas.

Además, harán que ahorres espacio: ya sabes que las puertas normales hacen que se pierda más espacio, ya que, al abrirlas, ocupamos un espacio en el que no se puede colocar nada. Con las puertas correderas, este problema quedará resuelto.

En función del estilo decorativo de la habitación, las encontraremos de colores diferentes. Te servirán para separar todo tipo de ambientes. Si por ejemplo las escoges para separar dormitorio y oficina, conseguirás más intimidad e independencia.

2. Cerramientos acristalados

Cerramiento de cristal para el salón.

Con los cerramientos acristalados no perderás nada de luminosidad. Han sido última tendencia en diseño de interiores. Aunque muchas veces se usaban para unir espacios interiores y exteriores (salón y terraza, por ejemplo), actualmente también se usan solo en interiores.

Sustituyen muebles de cerramiento. Además, al ser transparentes, puede aumentar la sensación de amplitud del espacio. Si buscas sensación de intimidad, puedes escoger un cristal traslúcido.

Hay muchos tipos disponibles, con o sin perfil, con puertas… En casas de solteros, podemos verlas separando el dormitorio y el salón, por ponerte un ejemplo.

3. Separa ambientes con una barra americana

Cocina americana con salón sin barrera visual.

En muchas ocasiones, vemos cocinas unidas a los salones o comedores. Es lo que se conoce como cocinas americanas. En estos casos, es fundamental separar correctamente los dos ambientes y no mezclar objetos de cada zona.

Lo más usual es usar las barras, como las de bar. Puedes colocar taburetes altos o lámparas bajas, te ayudarán a separar más aún los dos espacios.

Al otro lado de la barra puedes colocar la mesa del comedor. Es importante escoger electrodomésticos de calidad, para que no hagan mucho ruido, así como una campana extractora de calidad.

4. Estanterías o armarios

Armario cabecero.
Cabecero / grancasa.es

Las estanterías puedes utilizarlas para separar el salón del dormitorio, o el comedor del salón. Valdrá con cualquier tipo de estantería, incluso las más sencillas, como las estanterías Billy de IKEA.

Eso sí, escoge estanterías sin fondo, para que puedan ser visibles los objetos colocados por ambos lados. Si no, puedes usar la parte trasera para colocar un gran espejo a modo de corcho, para que no quede tan a la vista el panel trasero de la estantería.

Por otro lado, los armarios son muy frecuentes en los dormitorios, por ejemplo, para separar la zona de dormir de la zona del vestidor. De hecho, en algunos casos se utiliza la parte trasera del armario a modo de cabecero, dejando entre la parte delantera del armario y la pared más cercana un metro de distancia (como mínimo), para hacer ahí un pequeño vestidor.

Estas son solo algunas ideas: también puedes usar muebles bajos para separar la zona del dormitorio y el estudio, el salón del dormitorio… Algunas personas optan por crear un desnivel entre las dos zonas, con un par de escalones. En casas antiguas, a veces hay arcos abiertos en la pared, para dar paso de una estancia a otra. Así que atrévete y separa ambientes con cualquiera de estas ideas.