Todas las claves para elegir las telas perfectas para casa

Sonia Budner · 4 octubre, 2018
Desde la seda, pasando por el algodón hasta el lino. Conoce los distintos materiales para tus telas.

Los textiles se erigieron ya hace mucho tiempo como esenciales en decoración de interiores. Tapicerías, cortinas y elementos decorativos textiles son los que terminan de dar carácter a una casa. Son el remate final que pueden darle a un espacio una atmósfera aburrida o espectacular. Elegir las telas para tu casa, y hacerlo bien, es un arte. Y como tal requiere de algunos conocimientos básicos.

Cada estilo decorativo tiene sus telas favoritas. Tenemos a nuestra disposición una oferta enorme. Las características, las calidades y los usos preferentes de cada textil son algo que todo buen aficionado a la decoración debe manejar sin problemas.  Te invitamos a que te conviertas en experto con nuestros consejos. Vamos a ver unas lecciones básicas sobre los textiles que más se usan en decoración de interiores.

Lino y algodones

El lino es la fibra vegetal más antigua. Es siempre la estrella de las fibras naturales junto con el algodón de buena calidad. El algodón es una de las fibras vegetales más populares. Su pureza, brillo y la finura y longitud de la fibra es lo que marca su calidad. El algodón de fibra larga se utiliza para la confección de popelines, adamascados, batistas, etc. El de fibra corta se usa en sábanas y ropa de cama. Es lavable, muy resistente, no acumula electricidad estática y es muy apreciado en decoración.

Telas de algodón.

  • Cretona: otro tejido compuesto de algodón, en este caso algodón grueso y tafetán. Su textura con cuerpo lo hace ideal para cortinas.
  • Lona: tejido de algodón muy resistente y rígido. Se confecciona a base de hilos irregulares de algodón. Sus usos son muy diversos en decoración
  • Piqué: tejido de algodón con un relieve muy característico en forma de nido de abeja. Se utiliza en colchas ligeras.
  • Toile de Jouy: otro tejido con base de algodón o lino. Es característico por sus estampados con escenas campestres. Tradicionalmente se fabricaba en bordó sobre fondo beige. Hoy podemos encontrar muchas variedades de motivos y colores. Coordina estancias colocándolo en cortinas y tapicerías.

Lanas

La lana es una fibra natural obtenida a partir del pelo de cabras, ovejas, llamas o alpacas principalmente. Son tejidos resistentes y muy cálidos. Estas son algunas de las lanas más utilizadas en decoración.

Telas de lana.

  • Cachemir: tejido de lana peinada, muy suave y fino. Se confecciona con la lana de la cabra de Cachemir del Tíbet.
  • Chenilla: es un tejido de lana muy suave. Uno de los más usados en decoración de interiores. Sobre todo, en tapicería.
  • Franela: es una lana muy suave con vellón hecho con hilo de lana. Ideal para ropa de cama invernal.
  • Jacquard: es un tejido también de lana con una urdimbre peculiar que lo caracteriza por ser única. Es un tejido de lujo en tapicería.
  • Sarga: tejido muy resistente, de lana. Utilizado en multitud de elementos decorativos. Principalmente en cortinas, edredones y fundas nórdicas.
  • Tartán: es el tejido típico escocés confeccionado en lana con patrones de cuadros.

Sedas

Tejido producido a partir del capullo de gusano de seda en metamorfosis. Una de las fibras naturales más fuertes y también más demandadas.

Telas de seda.

  • Los brocados: son tejidos de seda que tienen bordados en relieve, realizados con seda brillante o hilos metalizados. Puede mezclarse con viscosa, algodón o rayón, que le dan diferentes texturas y grosores. Los bordados forman figuras geométricas o motivos florales. Se aplica en cortinas y ropa de cama. También en tapicería, aunque es muy delicado y sensible al desgaste.
  • Damasco: este tipo de textil es parecido al brocado, pero más fino y ligero porque no tiene relieves. También es un tejido delicado que requiere de cuidados.
  • Moaré: es un tejido con un efecto de aguas muy característico. El original se confecciona en seda y lino. Se ha popularizado mucho su confección en poliéster. Su uso más indicado es el tapizado de paredes y en cortinas.
  • Muselina: es una tela vaporosa y transparente, muy fina. Sus orígenes parecen estar en la India en el siglo XIII, donde se confeccionaba con seda. Hoy lo encontramos también fabricado a base de algodón. Usado en confección de cortinas y visillos.
  • Otomán: es un tejido grueso de seda, muy brillante y con una trama acanalada horizontal. Muy usado en tapicería.
  • Satén: es un tejido con mucho brillo y cuerpo. Imita la seda, con la que originalmente se confeccionada este tejido. En la actualidad se confecciona generalmente en base al acetato. Tiene muchas aplicaciones en decoración de interiores, pero como todos los tejidos con base en seda es delicado de cuidar.
  • Tafetán: otro tejido de seda. Dependiendo del número de hilos usados en su confección encontraremos multitud de calidades: tafetán sencillo, doble, tafetán glasé y muchos otros. Puede encontrarse de rayón hilado, de algodón y algunos más. Una de las caras está cubierta de pelo muy corto y tupido. Uno de los obligados en decoración.

Quedan por incluir tejidos tan importantes y en vanguardia como las muchas variedades de piel sintética y el punto, ya sea tejido fino, elástico o en gruesos hilos de lana, están llenando nuestras casas de texturas y colores.