Vuelve la Edad de Piedra: enamorados del mármol

Mónica Heras Berigüete · 11 abril, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 11 abril, 2019
¿Sabías que el mármol sigue siendo uno de los materiales más deseados en lo que a decoración se refiere? Te ofrecemos una guía rápida para que aprendas a amarlo tanto como nosotros.

Solemos asociar el mármol con uno de esos materiales carísimos y más bien clásicos que nada tienen que ver con un estilo más actual y moderno. Sin embargo, hoy vamos a desmontarte este mito para que puedas disfrutar de una decoración súper chic gracias a una piedra llena de matices y posibilidades, ¿te animas?

¿Qué es el mármol?

Baño con pared de mármol

El mármol es una de las piedras más duras y aislantes que existen, lo cual se debe a su elevada concentración de carbonatos de calcio.

Lo maravilloso de este material es que no por ser tan resistente y robusto pierde un ápice de encanto, gracias a la variedad de colores y de acabados que existen.

Lo que hace tan caro el mármol es su proceso de extracción, ya que se obtiene de canteras al aire libre, en su mayoría, y se utiliza maquinaria pesada y explosivos para cortar los grandes bloques de mármol.

En ocasiones, se utiliza un hilo de acero con diamante para rozar la roca hasta que se consigue el corte deseado. ¿Te imaginas? Ahora comprendes el porqué de su elevado coste.

Tipos de mármol

La clasificación del mármol es bastante compleja, ya que lo podemos hacer en base a su coloración, a su región de procedencia, o a su ubicación en las canteras. Pero para hacernos una idea general te daremos algunos datos. La primera forma de distinguirlo es por su clasificación:

  • Uniforme: un tipo de mármol de un solo color regular.
  • Vetado: cuando lo recorren líneas en forma de vetas.
  • Jaspeado: es aquel que presenta ciertas manchas o salpicaduras.

De aquí se derivan los demás tipos y te mostramos algunos de ellos.

Mármol de Macael

Mármol de Macael.
Mármol / milanuncios.com

Se utiliza sobre todo para hacer esculturas y es de grano fino. Proviene de Almería, de la Sierra de los Filabres, y es blanco con un tono gris veteado.

Crema marfil

Mármol de color crema.
Mármol / grupoabastel.com

Su particular color crema lo hacen uno de los más utilizados en la decoración tanto interior como exterior. Dependiendo de su procedencia, cambia ligeramente su tonalidad. En Alicante encontramos un mármol beige muy clarito, en Tarragona el conocido como cenia, más rosáceo, y en Valencia uno con vetas blancas y rojizas.

Travertino

Mármol Travertino.

Es uno de los más deseados por su elegancia. Tiene un aspecto envejecido y su origen es en la ciudad italiana de Tivoli. Lo verás en baños y cocinas de casas señoriales.

Mármol de Carrara

Mármol de Carrara.
Mármol / is-arquitectura.es

El mármol de Carrara tiene su origen en los Alpes italianos, y es uno de los más apreciados y elegantes. Lo distinguirás porque es blanco y con vetas grises azuladas, lo que lo hace perfecto para baños, cocinas y todo tipo de revestimientos.

De color verde

Mármol de color verde.

Es típico de las canteras de la India, y es uno de los más originales por su color llamativo.

Mármol do Alentejo

Cantera de mármol de Alentejo.
Cantera / experitour.com

Con denominación de origen portugués y de color asalmonado. Sutil y romántico, apto para paredes llenas de encanto.

Decoración de este material

Uso del mármol en baños.

Ahora que ya sabes un poco acerca de esta piedra, debes saber que ha llegado pisando fuerte desde hace ya algunos años. Ya no solo es el compañero perfecto de paredes y suelos, sino que también ha dado el salto a los accesorios e, incluso, hay materiales como el plástico o los textiles que imitan su particular acabado.

Si bien es cierto que un baño de mármol es garantía de elegancia, durabilidad y versatilidad, las encimeras en la cocina también se han convertido en las más deseadas, puesto que añaden un toque muy personal a la decoración.

Una de las combinaciones que más nos gustan son la de la piedra con la madera, ya que puede adaptarse a cualquier tipo de decoración: desde la más clásica, a la más minimalista.

Como te decíamos, hay muchos objetos decorativos que emulan este material, como el vidrio marmoleado, que podrás encontrar en forma de jarrones para lucir con flores frescas.

Otra de las tendencias claras son los papeles pintados con efecto mármol o, incluso, la ropa de cama. Tú decides hasta dónde quieres llevar tu pasión por la piedra. Para que sigas inspirándote, aquí te dejamos un enlace con usos del mármol que te van a encantar.