6 claves para elegir los muebles de la cocina

Arantza Martín · 2 mayo, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la arquitecta de interiores Raquel Sánchez el 2 mayo, 2019
Los muebles de la cocina son los protagonistas de uno de los espacios más utilizados de la casa. Así que tenemos que darles la importancia que merecen.

La cocina es uno de los espacios del hogar donde más tiempo pasamos, ya sea cocinando, o si contamos con una cocina amplia, incluso, pasando tiempo en familia a través de comidas y cenas. A continuación te dejamos una serie de claves para elegir los muebles de la cocina en función de tus necesidades y tus gustos.

1. Funcionalidad, clave para elegir los muebles de la cocina

Cocina atemporal.

Antes de elegir los muebles de la cocina te aconsejamos que utilices un tiempo para pensar y dibujar en un folio la distribución ideal de tu cocina en función del espacio del que vayas a disponer.

De esta manera, los muebles de la cocina se podrán adaptar tanto a tus necesidades como al espacio. Recuerda que debes adaptar la cocina a tus necesidades y no al revés.

2. Sé fiel a tu propio estilo

Problemas comunes en la cocina.

Otro de los factores más importantes a la hora de elegir los muebles de la cocina es el estilo que tendrá tu cocina y, por consiguiente, los muebles que elijas.

En la actualidad, la decoración de cocinas ha evolucionado a pasos agigantados, lo que hace que existan cientos de formas y colores diferentes que puedes elegir. Bien es cierto que dentro de tanta variedad son tres los estilos más destacados: el moderno, el clásico y el rústico.

También debes tener en cuenta la decoración de los demás espacios de la casa, sobre todo si la cocina es abierta al salón.

3. Elegir los muebles de la cocina: aperturas prácticas

Cocina minimalista en blanco.

Aunque a priori parezca un aspecto sin importancia, la apertura de los muebles es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta, sobre todo si tienes una cocina de pequeñas dimensiones.

Los muebles deben contar con aperturas prácticas que eviten en todo momento ocupar y obstaculizar más espacio del necesario. Para ello, la mejor opción es utilizar muebles cuyas puertas sean correderas o directamente muebles de tipo cajonera que no tengan puerta.

Si decides decantarte por muebles con puertas que se abran hacia el exterior, procura colocarlos en el espacio de la cocina donde menos obstaculicen el paso.

4. Ten en cuenta las medidas de los muebles

Cocina gris monocromática.

Otro de los aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir los muebles de la cocina es la altura de estos. Los muebles situados en la parte inferior, como puede ser la encimera, deben quedarte a una altura que te permita tener una postura de la espalda adecuada cuando estés realizando tareas sobre ella.

Si las medidas son demasiado bajas, con el paso del tiempo adquirirás malas posturas y tu espalda se resentirá. Lo mismo ocurre si estos son demasiado altos, ya que los brazos no deben estar en constante tensión.

En cuanto a armarios colocados en la parte superior, debes tener en cuenta que estos deben estar colocados a una altura que te permita llegar a ellos, no solo a abrir sus puertas, sino también a coger los productos que se encuentren dentro.

5. Baldas a medida para aprovechar huecos

Barra de cocina.

Es muy común que a la hora de montar e instalar tu cocina queden huecos que puedas pensar que no son inservibles. Esto se puede solucionar a través de la instalación de una o varias baldas, en función del espacio libre que quede, en la que puedes incluir tarros con ingredientes para la cocina, utensilios o, incluso, alguna pequeña planta decorativa.

De esta forma podrás aprovechar estos huecos para tener todavía más espacio, un aspecto muy bueno, sobre todo en cocinas pequeñas donde cada hueco es necesario e imprescindible.

6. La elección de la encimera

Decorar cocina.

La encimera es el mueble principal de la cocina y, por ello, debemos tener especial cuidado y atención a la hora de elegirla. Las dos características principales que debe tener una buena encimera es que debe ser resistente y perdurable en el tiempo.

En función de tus necesidades también debes tener en cuenta el material del que esté compuesta la encimera, el cual puede ser laminado, de madera o de granito.