Despensa organizada: consejos prácticos

Ivana Jerman · 14 agosto, 2018
Si necesitas ahorrar espacio sin la necesidad de gastar dinero, te serán de utilidad los siguientes consejos para mantener la despensa de tu cocina organizada. ¡Echa un vistazo y toma nota!

Mantener la despensa organizada dentro de nuestra cocina suele ser una actividad un tanto tediosa y difícil de realizar. Esto se debe a que no poseemos los elementos específicos para organizar los alimentos o el tiempo para realizar un orden real. Aquí van algunos consejos para solucionar estos problemas.

Lo más importante es ahorrar espacio y no gastar dinero. Debemos ser organizados y precavidos si no queremos desechar alimentos que lleguen a su fecha de caducidad o derramar cosas en el interior.

Además, mantener una despensa organizada hará que tengas los alimentos que consumes a diario a mano y podrás aprovechar mejor el espacio. Por este motivo, te presentaremos algunos consejos prácticos para mantener la despensa organizada y limpia.

Mantén una limpieza constante

Como en todos los rincones de nuestro hogar, es fundamental mantener los espacios limpios, libres de polvo y suciedad. En este caso, estamos tratando con alimentos que luego vamos a ingerir. Con más razón, debemos mantener una limpieza extrema; de lo contrario, puede ser peligroso.

Si se derraman los alimentos y pasan varios días sin limpiar, pequeños insectos podrán ingresar dentro de los paquetes o envases mal cerrados. Deberás desecharlos y estarás perdiendo dinero.

Quita todos los alimentos de tu despensa y realiza una limpieza profunda con un paño bien humedecido y el producto que utilices para limpiar tu cocina. Enjuágalo bien; no deberán quedar rastros de productos tóxicos dentro de un espacio con alimentos, esto puede ser peligroso también.

Organiza por familia de productos

Organizar tu despensa por familias de productos será más fácil para encontrar rápidamente lo que necesites consumir. Mientras cocinas, haces varias cosas al mismo tiempo. Si no tienes tanto tiempo y necesitas agilizar, mantener tu despensa organizada por familia de alimentos te ayudará.

Muebles blancos para una cocina pequeña.

¿Cómo hacerlo? Es realmente sencillo: por ejemplo, puedes ubicar los alimentos enlatados por un lado y los arroces, legumbres y pastas por otro.

Coloca algunos alimentos en frascos de vidrio y latas

Seguramente tengas frascos de conservas o algún otro alimento guardados. Recuerda siempre reciclar y guardar los frascos de distintos tamaños; esto te ayudará a reutilizarlos y en el futuro conservar otros alimentos.

Puedes colocar en frascos de vidrio alimentos como arroz, pastas, harinas o azúcar. Una idea bonita y práctica es etiquetar tus frascos. Así, sabrás distinguir mejor tus alimentos y no te confundirás.

Asimismo, puedes utilizar latas con tapa y etiquetarlas para guardar estos alimentos. Los pequeños frascos de vidrio, en tanto, son ideales para almacenar todo tipo de especias. De este modo, estarás deshaciéndote de los paquetes mal cerrados y el alimento derramado en tus despensas.

Agrega estantes para mantener la despensa organizada

Si no tienes suficiente espacio en tu despensa, puedes optar por agregar pequeños estantes. De lo contrario, te será muy difícil organizar tus alimentos.

Algunos productos pueden quedar por detrás y te olvidarás. Además, al momento de querer consumirlos, ya habrán caducado y deberás deshecharlos; por lo tanto, habrás gastado dinero sin llegar a consumirlos.

Recuerda lo siguiente: procura ubicar los alimentos recientemente comprados atrás y los demás por delante. Así, consumirás antes los que están próximos a caducar y no tendrás que tirar comida.

Incorpora ganchos por debajo de los estantes

Si posees una despensa realmente muy pequeña y algunos alimenticios comparten el espacio con tu vajilla, puedes optar por aplicar pequeños ganchitos en el inferior de algún estante. Con esto, ahorrarás espacio y podrás colgar, por ejemplo, tazas. 

Utiliza cajas para almacenar

Utilizar cajas de madera o cestos de mimbre puede ser una alternativa práctica para almacenar los productos de mayor peso, como las frutas y verduras, latas o botellas de agua.

Además, estos elementos no podrán estar ubicados en estantes dentro de las alacenas, ya que pueden caerse y tu despensa se dañará. Procura ubicarlos dentro de sus respectivas cajas, en el suelo o en alguna puerta inferior.

Tarros para la cocina.

Arma un inventario con tus alimentos

Una alternativa para mantener un seguimiento de tus alimentos es armar un inventario de todos los productos al momento que reorganizas la despensa y compras nuevos alimentos. De esta manera, sabrás lo que tienes y lo que te falta.

Puedes optar por pegar este inventario en la puerta de tu despensa. Tacha lo que se ha acabado y marca lo que necesitas comprar próximamente.

Prueba estas y muchas otras ideas en tu despensa para organizarla y para que luzca bella y limpia. Intenta siempre ser constante, tanto con la limpieza como con el orden y la optimización del espacio. Recuerda que, si mantienes el orden y la limpieza, te será más fácil y rápido realizar tus tareas en casa.