4 bibliotecas organizando los libros por colores

Yamila Papa · 13 diciembre, 2018
Gracias al diseño de bibliotecas podemos organizar los libros como más nos guste. Una excelente idea es ordenarlos por el color de la portada. ¡Muy original, divertido e incluso práctico!

Los amantes de los libros se pueden dividir en dos grandes grupos: los que ponen los ejemplares según tengan espacio y aquellos que se ocupan de organizarlo siguiendo una técnica específica. Si te encuentras en el segundo equipo, te recomendamos que leas este artículo, donde te mostramos bibliotecas en las que los libros están acomodados por colores.

¿Por qué organizar por colores?

Has cambiado muchas veces la técnica de organización de tus libros: por tamaño, por autor, por orden alfabético, por favoritismo, por cuestiones sentimentales… Pero cuando querías encontrar algún ejemplar o añadir un tomo nuevo a tu colección, el orden se perdía.

Probablemente, estás pensando de qué otra manera puedes organizar tus estantes o biblioteca, de tal forma que sea más simple hallar un libro o añadir nuevas adquisiciones sin pasarte todo un día reorganizándolo todo. Una excelente manera de ordenar tus libros es según sus colores. ¿Por qué? Por los siguientes motivos:

1. Es práctico

Libros por colores.

Quizá, creas que una biblioteca organizada por colores está más pensada para la decoración o para una foto de Instagram que para el día a día. Sin embargo, esto no es así. La organización por género o por autor no es práctica para todo el mundo, sobre todo porque es probable que nos olvidemos de qué trata el libro o quién lo ha escrito cuando hace mucho que lo tenemos.

No dejes de lado el hecho de que tenemos más memoria visual y por lo tanto recordarás los libros gracias a su portada.

2. Tiene un alto impacto visual

No hay mucho que agregar a ello, ya que probablemente tu biblioteca sea tu principal motivo de orgullo. ¡Y qué mejor que se vea bonita y colorida! Aunque para un lector un libro es una obra de arte, también lo podemos tomar como una pieza de decoración. Incluso puedes combinar con los tonos del resto de la habitación si así lo deseas.

3. Diversión asegurada

Puedes aprovechar esta técnica de organización para la habitación de los niños o para el sector de la biblioteca dedicada a ellos. Además, los libros infantiles suelen ser más coloridos… ¡Justo lo que necesitas!

Ejemplos de bibliotecas ordenadas por colores

Si aún no te hemos convencido de organizar tus libros por colores, quizá necesitas ver algunos ejemplos de bibliotecas que han seguido esta técnica… ¡Y el resultado ha sido estupendo!

1. Biblioteca arcoíris

Libros de arcoíris.
Libros de arcoíris / arcoirisdepapeles.blogspot.com

Siguiendo la forma del techo a dos aguas y de una ventana o puerta, una biblioteca aprovecha al máximo el espacio de la pared. Ideal para aquellos que tienen muchos libros. Puedes optar por hacer una especie de ‘arcoíris’ y colocar los ejemplares en tonos ascendentes o descendentes. Por ejemplo: amarillo, naranja, rojo o turquesa, azul, verde.

2. Biblioteca con sectores

Libros por sectores.
Libros por sectores / roc21.blogspot.com

Siguiendo la premisa de las bibliotecas de pared, en este caso una opción mucho más ‘formal’ o ‘estructurada’ es tener estanterías del suelo al techo. Se convertirá en algo sumamente divertido.

¿Cómo? Usando cada espacio para un color específico, colocando abajo del todo los que tienen tapa negra, después azules y verdes, seguidos de los blancos y terminando con tonos rojizos y anaranjados.

3. Biblioteca estantería

Estantes de colores.
Estantes de colores / pinterest.es

No hace falta tener una gran biblioteca para organizar por colores. Por ejemplo: si es un mueble de solo tres estantes, coloca debajo los blancos y negros, en el centro los verdes, azules y morados y en el de arriba los rojos, naranjas y amarillos. ¡Perfecto para la habitación de los niños!

4. Biblioteca monocromática

Libros del mismo color.
Libros del mismo color / booksbythefoot.com

Cuando pensamos en bibliotecas organizadas por color, tal vez no nos guste mucho la idea de llamar tanto la atención con nuestros libros. Una manera de ‘arreglarlo’ es revestir los ejemplares de forma tal que todos queden del mismo color y que puedan combinar con el resto de la decoración.

Si te hemos convencido de ordenar tus libros por color, te recomendamos que te tomes el tiempo para retirarlos todos de la biblioteca o estante y vayas formando ‘montañas’ por tono de tapa. Así será más fácil organizarlos.

Ya que el negro y el blanco dominarán las estanterías, te aconsejamos que los libros de estos colores tengan un protagonismo central. Así, para nuevas adquisiciones te será más fácil encontrarles un lugar.

Después de haber visto diseños de bibliotecas organizadas por color, no tenemos dudas de que la tuya se verá muy similar.

Baró, M. (1993). Cómo organizar una biblioteca escolar. Cuadernos de Pedagogía.