Decoración con naranja y verde para el hogar

21 marzo, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Francisco Jiménez
A la hora de enriquecer cromáticamente los interiores del hogar, el naranja y el verde se convierte en tonos vibrantes que pueden activar todos tus sentidos.

¿Es posible combinar colores entre los cuales existe una considerable distancia estética? Aunque pueda haber ciertas diferencias, siempre se pueden encontrar algunos puntos en común. En esta ocasión, vamos a abordar la decoración con naranja y verde para el hogar.

Generalmente, nos resulta complicado establecer una unión entre los tonos cálidos y aquellos que tienden a ser más fríos. Sin embargo, debemos valorar cuáles son las posibles relaciones, cómo pueden aplicarse en el mobiliario y por qué se consideran colores vibrantes.

¿Cuáles son las posibles relaciones entre el naranja y el verde?, ¿qué nos aportan cuando están unidos?, ¿no generan una confrontación estética en los interiores? Es posible que nos surjan estas dudas, por lo que se hace necesario buscar soluciones.

Decoración con naranja y verde en el salón

Salón con toques de color
Imagen: pinterest.es

El salón es un espacio en el que encontramos diferentes recursos decorativos en los cuales es posible trabajar los cromatismos sin que se saturen los interiores. La dificultad se encuentra en el naranja y verde, ¿dónde podemos aplicarlos?

Una posibilidad muy interesante sería a través de los propios cojines del sofá. Son de tamaño reducido y no llegan a dominar en el conjunto. Lo que sí se genera es un aporte de color singular, sobre todo si se sitúan sobre un soporte de tonalidad neutra (gris, blanco, colores oscuros, etc.)

No se recomienda aplicar ambos colores en las paredes; es preferible que sea solo uno el que se posicione en ellas y que el otro tenga una presencia anecdótica a través de otros elementos decorativos: una mesa, una silla, los cojines, una alfombra, etc.

Es importante buscar un equilibrio entre ambos colores.

Decoración con naranja y verde en el dormitorio

Decoración con naranja y verde en el dormitorio
Imagen: pinterest.es

La combinación de ambos colores puede resultar un tanto complicada. En el fondo, pueden desentonar en cierta medida y producir un impacto visual demasiado intenso; por eso, es necesario graduarlos en su justa medida. Veamos algunas soluciones:

  1. Para proporcionar mayor alegría y entusiasmo en el dormitorio, pueden disponerse los dos colores en diferentes recursos. Es preciso que en la pared se establezca solo uno de ellos y que se combine con blanco.
  2. Si en los muros de la habitación encontramos un color en concreto, interesa que el resto del mobiliario equilibre los cromatismos. El verde es más apacible para la pared, mientras que el naranja puede disponerse en la colcha de la cama o en un armario.
  3. A la hora de escoger los colores, existe la posibilidad de que estos tengan una apariencia menos radiante. Esto es útil siempre y cuando queramos distribuirlos por grandes superficies del dormitorio.
  4. El verde nos transmite esperanza y encaja mejor en el conjunto; es decir que, si domina de forma mayoritaria. no tiene porqué tener una confrontación con algún elemento anaranjado. Hay que tener en cuenta que este último es un color vibrante.
  5. Para aquellos que gusten de los tonos intensos, la utilización del naranja y el verde puede verse perfectamente representados con el estilo Kitsch.

Activa cromáticamente la cocina

Cocina colorida
Imagen: pinterest.es

La cocina podemos activarla a través del uso de estos colores. Nos estamos refiriendo a la ruptura de los formatos decorativos tradicionales por un nuevo concepto: la combinación cromática en busca de un sentido vibrante.

El naranja y el verde los podemos encontrar con distintas apariencias, más vibrantes o más apagados. Hay que tener en cuenta que la cocina es un lugar para realizar tareas funcionales y donde vamos a estar activos; por eso, el uso de estos tonos puede ser útil.

De esta manera, pueden emplearse ambos de manera más directa, con contundencia y vehemencia. Los propios muebles e, incluso, los electrodomésticos son recursos en los que pueden estar dispuestos para transmitir una sensación primaveral y enérgica.

El baño y la decoración con naranja y verde

Baño moderno y llamativo
Imagen: pinterest.es

Al igual que la cocina, el baño puede enriquecerse cromáticamente a través de estos tonos. Su disposición queda armonizada entre las paredes y el mobiliario; incluso, los propios sanitarios en verde quedan muy bien.

De todos modos, hay que tener en cuenta que ambos tonos van a dialogar entre sí mejor si tenemos de por el medio el blanco, ya sea a través de los sanitarios, del suelo o de alguna parte de las paredes.

Imagen principal: pinterest.es

  • Atkins, Caroline:Colorea tu hogar, Londres, Ceac, 2003.