Guardar con estilo: baúles, maletas y cestos

12 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la interiorista Goretti Ayubes
¿Qué te parece si te proponemos guardar con estilo todo tipo de objetos? Toma nota porque vamos a cambiarte el chip.

Si quieres guardar con estilo, además de pensar qué tipo de almacenaje te viene mejor para almacenar el mayor número de objetos, piensa también cómo conseguir un efecto decorativo en tu casa.

Te proponemos utilizar baúles, maletas y cestos. Ya tú decidirás cuál de las tres propuestas te conviene más o te va mejor con el estilo decorativo de tu estancia. ¿Te gusta la idea?

Si has respondido afirmativamente a la pregunta anterior, no dudes en seguir leyendo porque vamos a darte algunas claves para que guardar objetos se convierta en una tarea agradable.

Guardar con estilo, los baúles

Baúl con ropa de invierno.

Policromados, tallados, de cuero, rústicos, con herrajes y tachuelas, los baúles adoptan una gran variedad de estilos, formas y tamaños. Seguro que te encantará ponerlos en algún rincón de tu casa.

Suelen fabricarse en madera, decorados con tachuelas y herrajes. Además, su tapa puede ser curva o plana. Algunos disponen de patas y los más trabajados aparecen adornados con pinturas, incrustaciones de marquetería o tallas.

Hace años eran imprescindibles para transportar la ropa en los viajes o para guardarla en casa pero, en la actualidad, su función es fundamentalmente decorativa, aunque también son muy útiles para almacenar libros, mantelerías, juguetes…

Los baúles encajan perfectamente en los ambientes rústicos y son, además, un contrapunto muy atractivo a los ambientes minimalistas o de estilo más contemporáneo. También están los baúles orientales que son ideales para introducir un aire étnico y exótico a tu hogar.

En cualquier caso, siempre hay que tener presente que se trata de un accesorio con gran presencia y volumen, por lo que es conveniente dejarle el espacio suficiente para que luzca sin saturar el ambiente.

Ideas para ubicarlos

Baúl mesa.
Baúl mesa / pinterest.es

Uno de los usos más habituales de los baúles es como mesa de centro en el salón. También se suelen situar en los pies de la cama. Otra forma original de aprovechar este mueble, es utilizarlo como mesita de noche.

Los baúles dan excelentes resultados en espacios de paso como recibidores y porches. Eso sí, ten en cuenta el espacio con el que cuentas para que queden holgados.

Otra idea para ganar capacidad de almacenaje consiste en sustituir la consola de la entrada de la casa, o de cualquier estancia, por un baúl grande sobre el que se puede colocar otro de un estilo similar pero más pequeño.

¿Sabías que los dormitorios son estancias donde los baúles resultan muy prácticos? Prueba a colocar uno y verás como podrás usarlo para guardar la ropa de cama y como asiento a la hora de vestirte.

Guardar con estilo, las maletas

Guardar con estilo: maletas
Imagen: pinterest.es

¿Tienes alguna maleta antigua en casa? ¡No las tires! Pueden funcionar decorativamente de una manera muy acertada. Así que quítales el polvo y verás que bien te quedarán en el rincón que elijas.

Estas viejas compañeras de viaje se utilizan, principalmente, para otorgar un aire bohemio a los ambientes, pero algunos modelos son auténticas piezas de coleccionista y se exponen en las casas como si de una obra de arte se tratara.

Además de por separado, a la hora de disponer las maletas se pueden crear conjuntos para aumentar su efecto estético. Las formas más habituales de exposición son una al lado de la otra, en orden creciente o apiladas, también en forma de pirámide escalonada.

Guardar con estilo, los cestos

Cestos de mimbre para el baño

No es necesario vivir en el campo para disfrutar de la calidez que ofrecen los cestos a la hora de guardar objetos. ¿Estás de acuerdo con nosotros?

Hasta el ambiente más contemporáneo se puede beneficiar de la presencia del toque natural que ofrecen los cestos de mimbre, ratán o cualquier otra fibra vegetal. Gracias a su color neutro, se pueden combinar perfectamente con muebles de todo tipo.

El poder estético de los cestos nos permitirá echar a volar nuestra creatividad y plasmar miles de ideas en la decoración de cualquier espacio; quedarán igual de bien en un salón, un dormitorio o en el baño.

Los cestos se pueden colocar con alguna función concreta, como revisteros o incluso, para poner la fruta y también las toallas del baño. Prueba también a colocarlos simplemente como objetos decorativos, verás que buen resultado dan.

¿Ya sabes cuál de las tres ideas decorativas que te hemos propuesto va mejor en tu hogar? Quizás, te apetezca usar las tres al mismo tiempo… Eso ya, depende de ti.

Imagen principal: pinterest.es