4 estilos en ropa de cama que te encantarán

29 septiembre, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por la técnico en Decoración de Interiores 3D Sonia Budner
La ropa de cama debemos elegirla por su material pero también en función de nuestros gustos y del estilo decorativo de nuestro dormitorio.

Mantas, sábanas, fundas nórdicas, edredones …. Nuestra ropa de cama es uno de los elementos de la decoración en el que ponemos más mimo a la hora de elegir. Y no es para menos. Pocas cosas se igualan a la sensación de descanso tan merecida al final del día y a un amanecer entre unas buenas sábanas.

Pero saber elegir la correcta ropa de cama no es siempre tan fácil. Dudamos entre los colores y las texturas, la funcionalidad y la limpieza. En un mercado con infinitas posibilidades no siempre es fácil acertar. El primer consejo es intentar elegir piezas de buena calidad. Son elementos que estarán con nosotros mucho tiempo y que debemos poder cuidar con facilidad. En cuanto a la estética, vamos a daros algunas pistas de la ropa de cama con la que acertar de pleno dentro de cuatro estilos decorativos diferentes y de rabiosa actualidad.

Ropa de cama Shabby Chic

Este es un estilo estético que se ha posicionado rápidamente en el mundo de la decoración de interiores a nivel mundial. Está inspirado en las grandes casas de campo de la campiña inglesa. Mezcla elementos antiguos o restaurados con otros contemporáneos. Sus colores son el blanco y los tonos pastel. Y sus complementos decorativos van desde espejos antiguos hasta candelabros, pasando por todo tipo de objetos decorativos antiguos, el vidrio y las velas. Se consigue así un espacio acogedor, suave, femenino y muy romántico. Es muy sofisticado, pero a la vez muy natural.

Estilo Shabyy Chic.

La ropa de cama del estilo Shabby Chic rememora ese toque de antigüedad. El algodón y el lino son la base de nuestra ropa de cama Shabby Chic. Los bordados, el tul, las puntillas, los volantes y los grandes lazos. Sus colores son también el blanco y toda la gama de tonos pastel en su versión empolvada. Rosas cuarzo, azules agua, malvas provenzales, etc. Los estampados en este tipo de ropa de cama son casi obligatorios, al menos en una de las piezas más destacas. Las pequeñas rosas y enramados en los estampados darán el toque exacto a este tipo de decoración.

El estilo Glam

El Glam es un estilo decorativo lujoso que mezcla elementos de Art Deco y clásico renovado. Es el estilo inspirado en la época dorada de Hollywood. El espacio se inunda de objetos decorativos y adquieren mucha importancia los detalles. Es elegante, extravagante y sofisticado. Los dorados (que nunca dejan de ser tendencia), los plateados, los espejos y el cristal. Paredes en tonos oscuros o incluso tapizadas y grandes elaboradas cortinas. Sus tonos predominantes pueden ser los neutros, el negro, el blanco y los colores tierra, con muchos elementos metálicos, sin límite. Muebles de espejos, grandes pantallas de lámparas y todo lo que ayude a crear un ambiente dramático y sofisticado.

Cama con colcha en negro.

Todos los textiles son muy importantes en este estilo decorativo. La ropa de cama estilo Glam es lujosa. Sus telas son las sedas, las pieles y el terciopelo. El elemento estético característico del estilo Glam es el capitoné. Lo podemos agregar en un gran cabecero de cama, en las butacas, pero también en almohadas y cobertores. Sábanas y edredones en seda son el toque perfecto.

Estilo Mediterráneo

Se dice de este estilo que lo sencillo y lo auténtico es el nuevo lujo. Y no podemos estar más de acuerdo. Pareces blanco cal y suelos en materiales naturales. Esta estética nos transporta a la costa mediterránea y nos trae reminiscencias del mar, la tierra y los cielos azules y despejados. Sus colores son el blanco, el azul mar, los terracotas y el verde agua.

Los materiales del estilo mediterráneo son el ratán, el mimbre, la madera, la cerámica y las plantas. Los tejidos son sin lugar a duda el algodón y el lino y las texturas leves, semitransparentes y vaporosas, que contrastaremos siempre con el color predominante. Si las paredes son blancas usaremos el color para la ropa de cama. Si las paredes son terracota, reservaremos los blancos para vestir la cama. El mismo criterio usaremos para las alfombras y los cojines. Es obligado un bonito y enorme dosel vestido con vaporosas telas. Solo habrá que añadir, unas velas, conchas de mar y ya tenemos la esencia marina.

Cama bohemia.

Ropa de cama Wabi Sabi

Más que un estilo, el Wabi Sabi es una filosofía decorativa que nos llega de Japón. Es el arte de la imperfección. Crea estancias de aspecto muy natural. Utiliza mobiliario antiguo. Sus materiales son la madera vieja y decapada, el bambú, la piedra y los suelos de barro.

Sus tejidos son naturales. El cachemir, la lana, el lino y el algodón. Los colores son el blanco nieve, los arenas, el gris piedra, el verde olivo y azul turquesa. Es una decoración que busca tranquilidad y espiritualidad por medio de la armonía. Las camas Wabi Sabi deben ser sencillas y sin demasiados complementos. La ropa de cama es de fibras naturales, preferiblemente en blanco y sin demasiadas almohadas o cojines.