4 pasos para decorar el cuarto de invitados

Sofía Sangrador · 6 septiembre, 2018
Haz del cuarto de invitados un espacio acogedor y, si es necesario, multifunción. Nosotros te damos algunas ideas.

A lo largo del siguiente artículo, queremos dejarte algunas ideas para que las tengas en cuenta a la hora de decorar el cuarto de invitados. Piensa que también puede ser un espacio multifuncional.

Todos queremos ser buenos anfitriones, al igual que nos gusta sentirnos bien recibidos cuando visitamos las casas de nuestros familiares o amigos. Por eso, es importante que ellos se encuentren cómodos en nuestra casa y sientan que tienen un pequeño espacio para ellos durante su estancia.

Hasta en una casa pequeña es posible conseguir un espacio donde poder alojar a nuestros invitados, aunque sea en una cama nido o en un sofá cama colocado en la sala de juegos o en un despacho.

A continuación, te dejamos algunas recomendaciones para ayudarte a decorar el espacio que escojas para recibir a tus invitados.

1. Piensa en el espacio que tienes disponible en casa

Es fundamental: no es lo mismo un apartamento de 35 metros cuadrados que una casa de 100 metros cuadrados, con muchas más habitaciones. No vamos a tener invitados todas las semanas, así que, en primer lugar, debemos tener como preferencia nuestras propias necesidades.

Si en tu vivienda no hay espacio suficiente para tener una habitación entera dedicada a tus visitantes, debes considerar una estancia que pueda tener más de una función. Por ejemplo: puedes colocar una cama nido o un sofá cama en la habitación que usemos como sala de juegos, despacho u oficina.

sofá cama en el cuarto de invitados

En realidad, dar más de un uso a una habitación es de lo más habitual. También podemos usar la habitación de invitados como habitación de la plancha, por ejemplo.

Sucede lo mismo con los dormitorios del siglo XXI: a la vez son salón, despacho, art zone… Simplemente hay que saber organizar bien el espacio para que sea multifuncional y homogéneo. Una decoración y distribución correctas son básicas para lograrlo.

Si tu casa tiene los techos muy altos, puedes construir un altillo donde ubicar el cuarto de invitados. Esto será más sencillo si vives en una vivienda tipo loft.

2. No olvides añadir espacio de almacenamiento

La falta de suficiente espacio de almacenamiento es un problema bastante habitual actualmente. Muchos vivimos en apartamentos o pisos pequeños y hay veces que ya no sabemos dónde guardar nuestras pertenencias.

Por ello, tenemos que aprovechar cada centímetro disponible para conseguir espacios de almacenamiento, incluso hasta en las zonas más complicadas, como las esquinas o la parte alta de las paredes.

En este tipo de habitaciones, que no van a ser usadas de manera continuada, podemos colocar un canapé, para guardar en el interior mantas, toallas… incluso la ropa que no le vale a tus hijos hasta que decidas qué hacer con ella.

Otra opción bastante habitual es adaptar una habitación para usarla como nuestro vestidor. En ese caso,te recomendamos que dejes una parte totalmente vacía para que los invitados puedan darle uso durante su estancia. Es decir, tienes que lograr que haya espacio para tus necesidades, pero también para que tus visitantes puedan deshacer sus maletas y recolocar sus pertenencias. Una cómoda también puede ser buena opción.

3. Decóralo de manera neutra y acogedora

Da igual que se trate de nuestra casa: no podemos decorar el cuarto de invitados como si se tratara de nuestro propio dormitorio. Obviamente, tampoco se trata de un hotel, pero es cierto que es preferible que no usemos para decorar objetos demasiado personales, como son las fotografías familiares.

Lo que sí debemos procurar es que haya continuidad entre el estilo decorativo del resto de la casa y esta habitación, para que no haya mucho contraste visual al entrar. Tu esencia debe estar en el aire.

Y para que el espacio resulte muy cómodo, te recomendamos que escojas sábanas de algodón, un nórdico acogedor, muchos cojines… Recuerda que la iluminación es muy importante a la hora de crear ambientes cálidos. 

cojines en el cuarto de invitados

4. Cuida todos los detalles en el cuarto de invitados

Por último, queremos decirte que, aunque no debes decorar de manera muy personal, la habitación no tiene por qué ser fría o impersonal. Para evitarlo, cuida todos los detalles: elementos textiles, objetos decorativos… Presta atención a la tela de las cortinas, alfombras y cojines, coloca un espejo, pon una mesilla con una bandeja con jarra y vasos…

También puedes colocar jarrones con flores secas o frescas, depende de tus gustos. Recuerda los beneficios de tener plantas en casa: entre otras cosas, purifican el ambiente e incluso lo aromatizan de manera muy agradable.

Estas 4 ideas serán de gran ayuda a la hora de acondicionar el espacio elegido para alojar a todos tus invitados.