Los canapés como alternativa para ganar espacio

19 marzo, 2018
Los canapés se presentan como una alternativa bastante eficaz a la hora de ganar espacio. Hoy, hablamos de este tipo de estructura, sus prestaciones y lo diferentes tipos que podemos encontrar.

Los canapés surgen por la necesidad de espacio de algunos hogares. Al tener un arcón es perfecto para guardar ropa de cama, de otra temporada u otros objetos que no solemos utilizar muy a menudo.

Se trata de una estructura práctica que, sin duda alguna, aporta soluciones a nuestra vida. 

Son muchos los que a día de hoy se decantan por una cama canapé, y es que no solo supone un punto de almacenamiento extra, sino que como consecuencia tendremos una habitación mucho más ordenada.

En el artículo de hoy hablaremos sobre esta magnífica alternativa, qué son exactamente, qué nos ofrecen así como los diferentes tipos. 

¿Qué son los canapés?

Los canapés son una estructura lisa que sirve para colocar el colchón en su superficie y en cuyo interior hay una especie de arcón o espacio extra de almacenamiento. 

Existen muchos modelos y diseños y generalmente el tamaño no es un problema ya que podemos encontrar desde camas infantiles hasta camas dobles.

Por lo general, no tienen patas sino que su estructura tiene faldones laterales que llegan hasta el suelo. Aunque, es verdad que algunas sí vienen con patas.

Los canapés, por otro lado, suelen ser bastante estables siendo incluso un poco pesados.

Además, este tipo de cama resulta ser un elemento decorativo en sí pues sus acabados pueden ser en madera, polipiel o tapizados. 

Canapés para la cama.

Tipos de canapés

En el mercado actual existen, principalmente, tres tipos de canapés, también conocidos como “camas elevadas”.

  • Canapé con cajones: este tipo de canapé consiste en que en su bastidor se encajan algunos cajones de almacenamiento. Es una buena opción para habitaciones infantiles porque los niños pueden guardar o sacar los objetos sin peligro alguno.
  • Canapé abatible: es el más común y el que se nos viene a la cabeza siempre que pensamos en camas con espacio extra de almacenamiento. Mediante un sistema de apertura, la base se levanta junto con el colchón dejando al descubierto el espacio de almacenaje.
  • Canapé nido abatible: este tipo de canapé mezcla la idea de la cama nido junto con el concepto de espacio de almacenamiento debajo de la cama. Son perfectas para habitaciones juveniles e infantiles o en aquellas casas donde el espacio falta.
Cama con canapé en forma de cajones.

Los canapés abatibles tienen diferentes sistemas de apertura, éstos son:

  • Bisagras o pistones: se une la tapa con la estructura del cajón y mediante bisagras o pistones nos ayuda a levantar la tapa y el colchón a la vez. El mejor sistema es el hidráulico con pistones de gas porque el esfuerzo que hacemos es menor.
  • Tiradores: consiste en estructuras que permiten el agarre para levantar la tapa. En camas grandes suelen encontrarse más de un tirador. Además, pueden ser de madera o metal.
  • Porterías: son unas pequeñas estructuras que se colocan en el lado opuesto de los tiradores. Su función es la de sujetar el colchón cuando abrimos el canapé.

Ventajas VS desventajas de los canapés

Evidentemente, la primera ventaja que se nos viene a la mente cuando hablamos de canapés es el espacio de almacenaje que ofrece. 

Por otro lado, son muy sencillos y fáciles de usar. Con solo levantar la tapa tenemos un armario horizontal.

Por último, las estructuras del tipo canapé al ser continuas ofrecen mucha firmeza y estabilidad a nuestro colchón. Además de contribuir a nuestro buen descanso, los canapés contribuyen también al buen mantenimiento y conservación del colchón. 

Respecto a las desventajas, podemos decir que muchos canapés no tienen una buena estructura y resultan ser demasiado pesados. Por lo tanto, a la hora de moverlos resultan bastante incómodos.

Ventajas y desventajas del canapé para tu cama.

Otra de las desventajas de los canapés es que el precio suele ser un poco más elevado que el de una cama normal. Sin embargo, es una inversión que vale mucho la pena. 

La limpieza también es un contra de los canapés y algo que debes tener en cuenta a la hora de adquirir uno. Al estar prácticamente a ras de suelo limpiarlo se hace un poco difícil. 

Por último, la compatibilidad con el colchón también puede hacernos dar un paso atrás a la hora de adquirir un canapé.

Generalmente todos los colchones son compatibles con este tipo de cama. Todos menos los de látex, que al necesitar mayor ventilación no encuentran la transpirabilidad que necesitan en la base firme del canapé.

¿Cómo adquirir el canapé adecuado?

Son muchas las dudas que pueden asaltarnos si estamos pensando comprar un canapé, por ello te decimos 4 aspectos que debes tener en cuenta:

  • Estructura y almacenaje: la estructura debe ser estable y bien estructurada, por otra parte, el espacio de almacenaje debe tener un fondo resistente para soportar el peso. Además, debe ser de fácil acceso.
  • Apertura: ésta puede ser lateral o frontal. Lo importante es que el sistema de apertura sea hidráulico con pistones de gas. Es mucho más cómodo y seguro.
  • Compatibilidad con el colchón.
  • Seguridad: asegúrate que el canapé pese lo suficiente como para no desplazarse por si solo. Otro aspecto es el tipo de tapizado (si tiene). Éste debe ser antideslizante para que el colchón no se mueva cuando dormimos.
Te puede gustar