Elegir el escritorio infantil: claves para hacerlo con éxito

Estefany Hurtado 18 marzo, 2018
Los escritorios infantiles son un elemento que a cierta edad comienza a ser común en las habitaciones infantiles- juveniles. Descubre algunas claves para elegirlo con éxito.

Elegir el escritorio infantil adecuado no siempre resulta una tarea fácil. Son muchos los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de hacerlo y dejar de lado el aspecto decorativo.

Los niños pasan por diferentes etapas evolutivas. Etapas con características generales que nos ayudan a identificar las necesidades cognitivas y físicas que necesitan.

Es importante entender que un niño de 1 o 2 años no necesitará un escritorio con almacenaje, lo que necesitará será otro tipo de soporte en el cual realizar actividades manuales que le permitan experimentar sensorialmente.

Por el contrario, un niño de 8- 9 años ya necesita de un espacio propio para escribir, realizar sus tareas, etc.

En el artículo de hoy te damos algunas claves para elegir el escritorio infantil adecuado y con éxito.

¿Para quién será el escritorio?

La primera clave de la cual queremos hablaros es la de tener claro quién utilizará el escritorio.

Esto nos lleva a analizar la etapa de desarrollo en la que se encuentra nuestro niño para entender qué necesidades tiene.

Los niños más pequeños, por ejemplo no necesitan de un escritorio con tanta superficie ya que todavía no tienen responsabilidades académicas. Su necesidades son otras que podemos suplir con otro tipo de superficie más didáctica en la que puedan experimentar diferentes sensaciones.

A medida que los niños van creciendo y van aprendiendo a leer y a escribir, van necesitando también de un espacio, una superficie que les permita llevar a cabo las tareas relacionadas con sus estudios.

Son muchos los que creen que los niños no deberían llevar los deberes a casa, sin embargo, tener un escritorio en la habitación infantil no debe ser sinónimo de trabajo desmedido de muchas horas.

Por ello, debemos elegir el escritorio infantil pensando en que sea un lugar en el que ellos también se lo pasen bien, un lugar de descubrimientos y no de sufrimientos.

Escritorio infantil.

Un escritorio adecuado a sus medidas

No hay nada más incómodo que un escritorio en el que nos sintamos apretados. O por el contrario, uno en el que nos quede demasiado alto.

Para evitar estos inconvenientes, vale la pena recordar que en el mobiliario infantil existen las tallas.

Éstas tienen en cuenta la edad y la altura media de los niños. De esta forma encontramos:

  1.  2 a 4 años: la mesa tiene una altura de 0,46 cm y la silla de 0,26.
  2.  5- 6 años: la mesa tiene una altura de 0,54 cm y la silla de 0,32.
  3. 7-8 años: altura de la mesa 0,60 cm y de la silla 0,36
  4.  9- 11 años: la mesa tiene una altura de 0,65 m y la silla de 0,39.
  5. 12-14 años: la altura de la mesa es de 0,70 cm y la de la silla de 0,43.
  6. Más de 14 años de edad: la mesa tiene una altura de 0,75 cm y la silla de 0,46.

¿Escritorio para cuántos?

A la hora de elegir el escritorio infantil, también es importante que nos preguntemos para cuántos será este escritorio, o quiénes lo utilizarán. 

Si la habitación es compartida por dos o más hermanos, es importante que cada uno tenga su propio espacio. 

En este sentido es importante que haya igualdad entre los hermanos. Es decir, si son más o menos de la misma edad que todos tengan el mismo espacio.

Evidentemente si son de edades muy distintas las cosas cambian, no obstante se puede solucionar colocando el escritorio adecuado para cada uno en diferentes zonas de la habitación.

Otro asunto a tener en cuenta es que los escritorios no deben interrumpir el paso, es decir, siempre debe haber una buena circulación. Para ello, es fundamental una buena distribución de la habitación.

Por ejemplo, para ahorrar espacio puedes optar por camas literas o camas nido. 

Algunas ideas

Para finalizar, nos gustaría darte algunas ideas de escritorios infantiles.

Mesas abatibles

Este tipo de escritorio es genial para ahorrar espacio. Además se puede adaptar a todas las edades, ya que la altura y el tamaño de la mesa lo eliges tú.

Son bastante personalizables e incluso puedes hacerlo tú mismo.

Cunas convertidas en mesas

Sin duda alguna esta es una idea genial si tu bebé ya no es tan bebe y quieres aprovechar la cuna para que tenga un lugar dónde experimentar, pintar, etc.

Solo basta con quitar los barrotes de uno de los laterales…¡y listo!

Los demás barrotes puedes utilizarlos para enganchar botes con ceras de colores, etc.

Esta idea, evidentemente, es perfecta para los más peques.

Escritorios con cajoneras

Elegir escritorios infantiles con cajoneras es todo un acierto para que los niños puedan tener un lugar de almacenamiento. 

Escritorio infantil con cajoneras.

Escritorios modulares

Esta opción es perfecta cuando son necesarios varios escritorios.

Permite montar los escritorios a partir de módulos que pueden ser colocados de la forma que más convenga. 

Así que puedes colocar varios modelos y formar cuantos escritorios necesites.

Escritorios con caballetes

Es una opción moderna, sencilla y fácil de conseguir. 

Lo único a tener en cuenta es que al ser para niños, preferiblemente a partir de 12 años, se debe fijar muy bien el tablero para evitar accidentes.

Escritorio infantil con caballetes.

Conclusión

Como ves, elegir el escritorio infantil incluye tener en cuenta algunos aspectos importantes.

No obstante, cabe destacar que éste debe ir en armonía con la decoración que ya tiene la habitación para que no se produzca un desequilibrio. 

Un aspecto importante es que, a la hora de elegir el escritorio, hagas partícipe al niño. Que él pueda opinar y proponer los que más le gustan.

Te puede gustar